Mosqueteros de Yehovah

Rut Capítulo 4

Versos del 1 al 2

El capítulo anterior nos dejó en un momento dramático. Rut y Booz obviamente se amaban y querían casarse, ejerciendo Booz su derecho de “goel”, “pariente-redentor”.

Sin embargo, había un pariente más cercano a Rut el cual tenía prioridad. ¿Acaso clamaría él, el derecho de “pariente-redentor” de Rut evitando que Booz y Rut estuvieran juntos?.

La puerta de la ciudad, era siempre el lugar donde se sentaban los hombres honorables de la ciudad.

Para una ciudad antigua en Israel era algo así como una combinación entre la alcaldía, la cámara de concejales y los tribunales.

Booz sorprendió a Rut en 3, 12 al decirle que existía un pariente más cercano que él. Ahora este hombre pasó por las puertas de la ciudad cuando Booz estaba ahí sentado.

Ya que Rut, siguiendo las instrucciones de Booz, había calladamente regresado a casa después de haber estado en la era (Rut 3,14), el que Booz se aproximara a este pariente más cercano fue sorpresivo para él. Claramente esta era una táctica que daba ventaja a Booz.

Literalmente, en el hebreo antiguo, cuando Booz saludó al pariente más cercano le llamó “fulano.”

No se identificó el nombre del pariente más cercano, declinó cumplir sus obligaciones con Rut como el pariente más cercano.

Sin duda, Booz conocía su nombre, pero en la Biblia no se identifica como una manera de desprecio, es un castigo merecido porque no preservaría el nombre de su hermano.

Versos del 3 al 4

La responsabilidad del “goel”, el “pariente-redentor”, era más que preservar el nombre, el cromosoma Y de su hermano en Israel. También era mantener la tierra asignada a miembros de la tribu dentro de la tribu.

Cuando Israel llegó a la Tierra Prometida en los tiempos de Josué, la tierra se dividió entre las tribus y después entre grupos de familia.

La intención de YEHOVAH DIOS era que la tierra permaneciera dentro de cada tribu y familia, por lo que la tierra nunca podía ser vendida permanentemente.

Cada cincuenta (50) años, debía ser regresada al grupo familiar original (Levítico 25, 8-17).

Pero cincuenta (50) años es mucho tiempo, por lo que YEHOVAH DIOS hizo provisión para la tierra que se vendía, podía ser redimida y entregada de regreso a la familia por el “pariente-redentor”.

Una vez más, el “pariente-redentor” tenía la responsabilidad de proteger a las personas, las propiedades y la posteridad de la familia mayor y todas estas responsabilidades iban juntas.

Cuando Booz discutió el asunto con el pariente más cercano, lo hizo mencionando la situación de la propiedad, algo que cualquier hombre estaría interesado en hacer.

Cualquiera estaría interesado en comprar tierra para regresarla y mantenerla en la familia siendo propiedad de uno mismo.

Cuando Booz habló sólo en términos de una transacción respecto a tierra, el pariente más cercano no lo dudó. Por supuesto que dijo, “Yo redimiré.”

Ciertamente Rut y Noemí estaban escuchando. Cómo se han de haber encogido sus corazones al escucharlo decir, “Yo redimiré.”

Ellas escucharon directo de sus labios que sí ejercitaría su derecho como “pariente-redentor” y esto significaba no sólo que obtendría la propiedad en cuestión, sino también que se casaría con Rut, en lugar de Booz.

Pero Booz sabía exactamente lo que estaba haciendo y tenía la situación bajo control.

Verso 5

Booz le dio la sorpresa al pariente más cercano. Le dijo que no sólo se trataba de Noemí y la propiedad de Elimelec, también se trataba de Rut.

Ya que Noemí, era de mayor edad y no tenía edad para tener más hijos, no se esperaba que el pariente más cercano se casara con ella para tener hijos y perseverar el nombre de la familia de Elimelec, su esposo fallecido.

Pero Rut era otra cosa, ella si estaba en edad de casarse y tener hijos.

Booz explicó lo que todo mundo sabía, que esto era todo un paquete. Si alguien iba a ejercer el derecho de “pariente-redentor” hacia el fallecido Elimelec, tendría que hacerlo de manera completa en cuanto a la propiedad y a la posteridad.

Debido a la sabia y perspicaz manera de Booz de presentar la situación, el pariente más cercano tenía que considerar cual era una gran pregunta, para contestar tan rápido.

Cuando sólo se trataba de un asunto de propiedad, era fácil decidir, pero si debía tomar a Rut por esposa, eso ya era otra cosa.

Verso 6

Era grandioso recibir la propiedad relacionada con Rut, pero, al traerla a su casa y criar a sus hijos dañaría su propia heredad.

Y el tener que dividir esas tierras entre los hijos que tendría con Rut, era algo por lo que no quería pasar.

También, el hombre estaba casado y sabía que sería incómodo, por decir lo menos, traer a Rut a casa como la esposa número dos (2).

Estas fueron palabras gloriosas en los oídos de Rut y Noemí, todo parecía perdido cuando escuchaban que el pariente más cercano decía, “Yo redimiré.”

Pero el plan de Booz en sabiduría funcionó.

Versos del 7 al 8

Deuteronomio 25, 5-10 describe la ceremonia que se realizaba cuando un pariente declinaba su responsabilidad.

El que declinaba se quitaba su sandalia y la mujer a quien él se negaba a honrar escupía en su cara. Pero en este caso, porque no había falta de honor, solo se realizó la parte de la sandalia.

El pariente más cercano dijo, “La tierra es tuya para que la redimas, porque tú también estás dispuesto a redimir la posteridad de Elimelec tomando a Rut como esposa, algo que yo no estoy dispuesto a hacer”.

Versos del 9 al 10

Booz proclamó con alegría, legalmente sellando la transacción, que él redimiría tanto la propiedad como la posteridad de Elimelec y lo mejor de todo tomaría a Rut, la mujer que amaba, como su esposa.

Para que el nombre del muerto no se borre de entre sus hermanos y de la puerta de su lugar, es una buena descripción de la idea de preservar la posteridad del fallecido.

En el capítulo 1, parecía como que Rut estaba perdiendo su oportunidad de matrimonio al dejar su tierra nativa Moab y entregando su corazón y su vida a YEHOVAH DIOS de Israel.

Pero al poner Rut a YEHOVAH DIOS primero, ÉL le entregó una relación mucho más grande de lo que ella se podía haber imaginado.

Hoy, YEHOVAH DIOS bendecirá a aquellos que desean casarse de la misma manera, si le ponen primero a ÉL.

Esto explica por qué es importante una ceremonia de matrimonio y por qué debe ser reconocida por las autoridades civiles.

Booz tenía un amor por Rut que era público, un amor que quería ser públicamente reconocido y registrado.

En ocasiones la gente se pregunta por qué es importante una ceremonia o un acta de matrimonio. “¿Qué no podemos solamente casarnos delante de YEHOVAH DIOS?”.

Hay algo que falta en un amor que no se quiere proclamar, que no quiere testigos y que no quiere que se reconozca la unión por las autoridades civiles.

Ese amor se queda corto del verdadero amor marital.

Versos del 11 al 12

¡Sin duda la muchedumbre lo ovacionó! Los hombres pensaban que Rut estaba hermosa y las mujeres pensaban que Booz estaba guapo. Todo mundo podía darse cuenta de cuán romántica y amorosa era esta ocasión.

Estas dos tuvieron trece hijos entre las dos y eran las “madres” de toda la nación de Israel. Esta era una gran bendición sobre Booz y Rut.

¿Qué había de especial en Fares? La historia de su nacimiento está en Génesis 38, 27-30.
Ese abridor de brechas, como lo llamó la partera, porque nació antes que su hermano llevó el derecho de primogenitura: y después fue feliz en una numerosa y honorable posteridad.

Sin duda, Fares fue el antecesor de los del pueblo de Belén en general (1 Crónicas 2, 5.18).

Aun más, Fares dio su nombre a la sección de la tribu de Judá que descendió de él (Números 26, 20).

Verso 13 al 16

El regalo de los hijos nunca se dio por hecho en Israel. El hecho que Booz y Rut hayan criado un hijo al fallecido Elimelec era evidencia de la bendición de YEHOVAH DIOS.

Vean a la bendecida Noemí. Ahora tenía un nieto. era celebrada en Israel y pudo ser la maestra, institutriz de crianza de su propio nieto.

Es adecuado que se de tanta atención a todas estas bendiciones en la vida de Noemí al final del libro. Noemí fue la que con su regreso al Señor inició toda esta grandiosa obra de YEHOVAH DIOS.

Esta es una maravillosa demostración, de lo que YEHOVAH DIOS puede hacer a través de una humilde mujer que vuelve a ÉL.

Versos del 17 al 22

El hijo de Rut y Booz se llamó Obed, tuvo un hijo llamado Isaí, un hijo llamado David y David tuvo un descendiente llamado Yeshúa Ha Mashiaj.

YEHOVAH DIOS, lleva a cabo su propósito generación tras generación. Tan limitados como estamos a una vida en la tierra, cada uno de nosotros vemos tan poquito de lo que sucede.

Una genealogía, es una manera impactante de traer delante de nosotros la continuidad del propósito de YEHOVAH DIOS a lo largo de las edades. El proceso de la historia no es al azar. Hay un propósito en todo ello.

El regreso de Noemí a Belén y las raíces de David en Belén, regresando a Rut y Booz, son la razón de por qué José y María tuvieron que ir a Belén a empadronarse en el censo de Augusto (Lucas 2, 1-5).

Rut y Booz son la razón por la que Yeshúa Ha Mashiaj nació en Belén.

Pero la consideración de Yeshúa en este libro de Rut no inicia con la mención del Rey David, Yeshúa ha estado a lo largo de todo el libro, representado por Booz y el oficio del “pariente-redentor”.

1. El “pariente-redentor” debía ser un miembro de la familia. Yeshúa añadió humanidad a Su deidad Eterna para poder ser nuestro pariente y salvarnos.

2. El “pariente-redentor” tenía la responsabilidad de redimir a miembros de la familia de la esclavitud. Yeshúa nos redimió de la esclavitud, del pecado y la muerte.

3. El “pariente-redentor” tenía la responsabilidad de redimir la tierra que había sido perdida. Yeshúa, redimirá la tierra que la humanidad “vendió” a Satanás.

4. Booz, el “pariente-redentor” de Rut no fue movido por interés, sino por amor a Rut. La motivación de Yeshúa para redimirnos es su gran amor por nosotros.

5. Booz, el “pariente-redentor” de Rut, debía tener un plan para redimir a Rut para él y algunos pudieron haber pensado que era un plan tonto.

Yeshúa tiene un plan para redimirnos y algunos pueden pensar que es un plan tonto, salvar a los hombres muriendo por ellos en una cruel cruz. Sin embargo el Plan Funciona y es Glorioso.

6. Booz, el “pariente-redentor” de Rut, la tomó como su novia; la gente que ha sido redimida por Yeshúa es colectivamente llamada su novia (Efesios 5, 31-32; Apocalipsis 21, 9).

7. Booz, el “pariente-redentor” de Rut, le proveyó con un destino glorioso. Yeshúa, como nuestro redentor, nos provee con un destino glorioso. Isaías 54,4-8 describe el hermoso ministerio del Yeshúa como nuestro “goel”, nuestro “pariente-redentor”.

“4. No temas, pues no vas a ser defraudada, no tengas vergüenza, pues no tendrás de qué ponerte colorada. Te olvidarás de las vergüenzas de tu juventud y de los desprecios que te hicieron cuando viuda.

5.Pues ahora te desposa tu creador, YEHOVAH DIOS de los Ejércitos es su nombre. El que te rescata es el Santo de Israel, quien se llama YEHOVAH DIOS de toda la tierra.

6.Sí, YEHOVAH DIOS te llama como a la esposa abandonada, que se encuentra afligida. ¿Se puede rechazar la esposa que uno toma siendo joven? dice tu YEHOVAH DIOS.

7.Te había abandonado un momento, pero con inmensa piedad yo te vengo a reunir.

8.En unos momentos de ira te oculté mi rostro, pero con amor que no tiene fin me apiado de ti, dice YEHOVAH DIOS, que te viene a rescatar”.

1 comentario en «Rut Capítulo 4»

  1. Gloria a YEHOVAH que en YESHUA HA MASHIAJ como principio y fin, alfa y omega ha contenido la totalidad de su Salvación a la humanidad proveyendo la REDENCIÓN para aquellos que deciden ser ekklesia novia santa, por eso el Padre anhela que en humillación caminemos por su senda formando parte de su propósito, muchas veces vemos sólo una parte del camino mientras que YEHOVAH DIOS ya tiene el panorama completo y espera que seamos Doulos en obediencia sacando
    todo razonamiento carnal para recibir la plenitud de su bendición en nosotros y nuestra descendencia, Yeshua es nuestro gran ejemplo y también personajes bíblicos como Noemí Booz y Rut del cumplimiento de los propósitos del Padre una vez que rindieron su voluntad para servir al Dios de la Biblia ajustando toda decisión y acción a la PALABRA DE YEHOVAH.

    Responder

Deja un comentario