Mosqueteros de Yehovah

Rut Capítulo 3

Versos del 1 al 2a

El tiempo de la cosecha había terminado y con seguridad Rut y Booz habían estado cerca el uno del otro durante el tiempo de cosecha de la cebada y el trigo (Rut 2, 23).

Tuvieron gran oportunidad de conocerse.

Sin embargo, de acuerdo a las costumbres de aquel entonces, no podríamos decir que Rut y Booz estaban “saliendo” de la manera en que lo pensamos en nuestra cultura moderna.

No se les veía como pareja pasando tiempo juntos solo ellos dos; más bien, pasaban su tiempo juntos en el contexto de grupo, los hombres y mujeres que trabajaban para Booz en la cosecha.

Desde la perspectiva de YEHOVAH DIOS, hay mucho en el “juego de las citas”, que es perjudicial para formar largas y saludables relaciones.

Para mucha gente, salir con alguien en una cita, significa un continuo hacer y romper relaciones románticas casuales, patrones que nos enseñan más a terminar relaciones que a hacerlas durar.

Además, “tener citas” generalmente es una manera relativamente superficial de conocer a alguien. Cada persona en una relaciónm así tiende a ponerse una máscara para el otro.

Por ejemplo, muchas mujeres han sido engañadas pensando que un hombre es bueno y agradable, porque es bueno y agradable con ellas en la cita.

¡Pues claro que lo es! Un mejor calibre para medir al hombre o la mujer, es ver cómo actúan con otros en un grupo, porque tarde o temprano, así es como te van a tratar.

Una cita a solas es una estupidez, lo que se busca es vender una imagen falsa de sí mismo, lejos de quienes les conocen realmente.

Entonces, durante el período de la cosecha, Rut y Booz llegaron a conocerse muy bien, viendo cómo cada uno de ellos era en medio de un grupo, no saliendo de la manera que se hace tradicionalmente en nuestros días.

Noemí sabía que Rut sería mejor cuidada si se casaba, por lo que sugirió que solicitara matrimonio a Booz.

La palabra griega para “hogar” en el Vs 1 es la misma palabra que “descanso” en Rut 1, 9, donde Noemí esperaba que sus nueras encontraran descanso y seguridad en el hogar de un nuevo esposo.

Esta palabra griega “manowach”, habla de lo que debería ser un hogar, un lugar de descanso y seguridad.

Se podría pensar que era inapropiado que Noemí sugiriera esto a Rut o que Noemí tramó con Rut para convertirla en una atrapadora de hombres, salir y cazar a un renuente Booz para que se casara.

Para nada, la sugerencia de Noemí a Rut estaba basada en una costumbre peculiar en Israel, el significado tras la palabra hebrea “goel”.

Ese era el punto en la pregunta de Noemí sobre Booz; ¿No es Booz nuestro pariente? Ella recordó a Rut que Booz era el “goel” de la familia.

El “goel”, algunas veces traducido “pariente-redentor”, tenía un papel específicamente definido en la vida familiar de Israel.

El pariente-redentor era el responsable de “comprar la libertad de un conciudadano israelita” (Levítico 25, 48).

Era quien “vengaba la sangre” y asegurarse que el asesino de algún miembro de la familia respondiera por su crimen. (Números 35, 19).

También, era responsable de pagar para recuperar la tierra de la familia que había sido perdida (Levítico 25, 25).

Además, era responsable de continuar el nombre de la familia casándose con una viuda sin hijos (Deuteronomio 25, 5-10).

Vemos que el “goel” el “pariente-redentor”, era el responsable de salvaguardar las personas, la propiedad y la posteridad de la familia.

“Las palabras cuya raíz es “g´l” son usadas para una variedad de significados en el Antiguo Testamento, pero la idea fundamental es la de cumplir con las obligaciones como pariente.

Ya que Booz era reconocido como el “goel” de la familia de Elimelec, el fallecido esposo de Noemí y suegro de Rut. Rut podía apelar a él para salvaguardar la posteridad de la familia de Elimelec y casándose con ella.

A nosotros nos puede parecer atrevido, pero en aquellos tiempos era considerado lo propio.

Si Booz no cumplía su deber hacia Elimelec, aunque ya estuviera muerto, entonces la familia directa y el nombre de Elimelec hubiera perecido.

Perpetuar el nombre de familia de Elimelec y de cada hombre en Israel, se consideraba un deber importante.

Estas protecciones mostraban cuán importante era para YEHOVAH DIOS, preservar la institución de la familia en Israel y eso sigue siendo importante para ÉL hoy en día.

Versos del 2b al 5

Noemí, al aconsejar a Rut, mostró un agudo conocimiento del comportamiento masculino.

Instruyó a Rut a que se embelleciera y oliera bien “te ungirás y vistiéndote tus vestidos”, que dejara solo a Booz mientras comía “no te darás a conocer al varón hasta que él haya acabado de comer”.

En el momento adecuado, Noemí instruye a Rut “irás y descubrirás sus pies y te acostarás”.

Algunos pueden pensar que esto es provocativo, como si a Rut se le hubiera dicho que provocativamente se le ofreciera sexualmente a Booz.

No es así como se interpretaba esto en aquellos tiempos. En la cultura de aquellos días, esto se interpretaba como un Acto de Total Sumisión.

En aquellos tiempos, esto se interpretaba como el rol de un siervo, acostarse a los pies de su amo y estar listo para recibir órdenes.

Así que cuando Noemí dijo a Rut que se acostara a los pies de Booz, le estaba diciendo que se acercara a él de una manera totalmente humilde y sumisa.

No perdamos de vista el panorama completo, Rut vino a reclamar un derecho. Booz era su “goel”, su “pariente-redentor” y ella tenía el derecho que él se casara con ella y crear una familia para perpetuar el nombre de Elimelec.

Pero Noemí sabiamente aconsejó a Rut, que se acercara no como una víctima que demanda sus derechos, sino como una humilde sierva, que confiaba en la bondad de su “pariente-redentor”.

Ella dijo a Booz “Te respeto, confío en ti y pongo mi destino en tus manos”.

Por supuesto, esta era una situación que tenía potencial para el desastre, si Booz maltrataba a Rut de alguna manera.

Pero Noemí y Rut habían tenido la oportunidad de conocer a Booz y sabían qué tipo de hombre era, un hombre bueno, un hombre de YEHOVAH DIOS, uno al que Rut con confianza podría someterse.

En una relación de matrimonio, muchos esposos desearían tener una esposa que se sometiera a ellos de la manera que se le indica a Rut que lo haga.

¿Pero acaso ellos ofrecen el tipo de liderazgo, cuidado y preocupación, de acuerdo al corazón de YEHOVAH DIOS que Booz mostró hacia Rut y hacia otros?.

En una relación de matrimonio, muchas esposas desearían tener un esposo que las amara, cuidara y tratara de la manera que Booz lo hizo con Rut.

¿Pero acaso ellas muestran el mismo tipo de sumisión humilde y respeto que Rut mostró hacia Booz?.

“¿Haré todo lo que tú me mandes?”, Rut con sabiduría y humildad recibió el consejo de su suegra Noemí.

En general, debemos decir que, si Booz no hubiese sido una persona de extraordinaria piedad, prudencia y continencia, este experimento podría haber sido fatal para Rut.

No podemos abogar por esta transacción, probablemente Noemí sabía más de lo que reveló a su nuera. El experimento, sin embargo, era peligroso y no debe, en ningún sentido, ser imitado.

Versos del 6 al 7

Había una buena razón para que Booz se durmiera en la era.

Estos eran los días de los Jueces, cuando había mucha inestabilidad tanto política como social en Israel.

No era inusual que pandillas de ladrones vinieran y robaran el grano que con mucho esfuerzo el granjero había recolectado.

Booz durmió en la era para cuidar su cosecha en contra de los ataques descritos en 1 Samuel 23, 1.

Rut hizo exactamente como su suegra la había recomendado. Ella escuchó su consejo, dijo que lo haría y lo hizo.

Versos del 8 al 9

Esta fue una escena increíble. Podemos realmente imaginarnos que Booz se estremeció, al despertar en la noche, darse vuelta dormido, sabiendo que alguien estaba ahí, pero sin poder ver claramente debido a la obscuridad y a sus ojos somnolientos.

Ya que Booz estaba ahí para protección contra los ladrones, debe haber sido muy impactante despertar y darse cuenta que alguien estaba ahí.

Pero el impacto se convirtió en incógnita, al darse cuenta que la visita era una mujer.

Rut se identificó e hizo su sencilla petición. Al iniciar con “extiende el borde de tu capa sobre tu sierva”, Rut una vez más mostró gran humildad y sumisión. Se presentó a Booz como su sierva.

Aquí ella con atrevimiento le pide a Booz que la tome en matrimonio. La frase puede también traducirse como “bajo tu ala”.

Esta era una manera culturalmente relevante de decir “Soy una viuda, tómame como tu esposa”.

El extender el borde de una capa sobre una viuda llamándola como su esposa, era usual entre los árabes de la antigüedad y aún existe esta tradición entre algunos árabes de hoy en día.

En el presente, cuando un judío se casa con una mujer, extiende el borde de su “talith” sobre ella, para simbolizar que la ha tomado bajo su protección.

En Ezequiel 16, 8 YEHOVAH DIOS usa la misma terminología en relación a Israel, “Extendí mi manto sobre ti y cubrí tu desnudez, te di juramento y entré en Pacto contigo, dice YEHOVAH DIOS el Señor, y fuiste mía”.

Esto muestra que lo que Rut estaba haciendo con Booz, no era algo inapropiado. Era atrevido, pero no inapropiado.

Rut entendía esto, al identificar a Booz como su pariente cercano, literalmente, eres un “goel”, un “pariente-redentor”.

Aunque fallecido, Elimelec tenía el derecho de perpetuar su nombre y como un “goel”, Booz tenía la responsabilidad de hacer esto por Elimelec.

Sólo se podía llevar a cabo a través del matrimonio con Rut, teniendo descendencia que llevará el nombre de Elimelec.

Rut, con valentía, sin embargo, propiamente y con humildad, luchó por sus derechos.

Versos del 10 al 11

Esto muestra la considerable diferencia de edades entre Rut y Booz. Parece ser que, por esta causa, Booz se consideraba poco atractivo para Rut y había desechado la idea de un romance entre ellos.

Esto muestra otra cosa maravillosa respecto a Booz. Él tenía el derecho de obligar a Rut a ser su “goel”, pero no lo hizo.

No iba a decir, hay una mujer que quiero y la tengo por derecho. Él era suficientemente bueno, como para no actuar como el “goel” de Rut, a menos que ella lo deseara.

También muestra otra cosa maravillosa respecto a Rut. Ella basaba su atracción por Booz más en el respeto, que en la imagen o apariencia.

Trágicamente, mucha gente se enamora de una imagen o apariencia, más que de la persona a la que pueden realmente respetar.

Booz dejó que Noemí se luciera en su consejo a Rut. El plan funcionó a la perfección.

Además él también se sentía atraído por Rut debido a su carácter, no sabemos cómo se veía Rut, pero sí sabemos que era una mujer con un carácter que agradaba a YEHOVAH DIOS.

Literalmente, Booz llamó a Rut una mujer “hah-yil”. El significado básico de esta palabra hebrea es “fuerza, fuerza moral, buena calidad, integridad, virtud”.

Este mismo término se utiliza para los héroes en la Biblia. Un hombre poderoso de valor.

Sólo el valor y la fuerza hacen de un hombre un héroe, el valor y fuerza de Rut muestran virtud en ella, la convierten en heroína, algo como la definición de una Mujer Virtuosa de Proverbios 31.

Versos del 12 al 13

Aunque Booz era un “goel” reconocido para Rut, había otro “goel” más cercano en relación a su suegro fallecido Elimelec.

Por lo tanto, Booz no podía ejercer su derecho de “pariente-redentor” a menos que quien lo era más cercano, renunciara sus derechos hacia Rut.

Asombrosamente, Booz no estaba dispuesto a tomar atajos. Él haría la voluntad de YEHOVAH DIOS, sabía que si realmente esto era de YEHOVAH DIOS, entonces se podría hacer con orden y propiedad.

Versos del 14 al 15

Booz y Rut no estaban tratando de esconder algún escándalo, solo era que Booz no quería que este pariente más cercano, se enterara que Rut estaba demandando su derecho de casarse con un “goel” antes de que Booz se lo dijera personalmente.

Como todo un caballero, Booz no envió a Rut con las manos vacías. Ya que no tenía chocolates, le dio seis (6) medidas llenas de grano.

La palabra medidas es casi con seguridad incorrecta; eso sería más de treinta y tres galones (120 kilos) de grano, más de lo que Rut podría haber cargado en su manto.

Las tradiciones judías dicen que las seis (6) medidas de cebada entregadas a Rut como regalo, simbolizaban los seis hombres piadosos que descenderían de ella, dotados con seis dones espirituales: David, Daniel, Ananías, Misael, Asarías y el Mesías.

Versos del 16 al 18

Este era un tiempo considerablemente ansioso para Rut. Ella había reclamado su derecho a casarse,y se casaría.

La pregunta era ¿con quién se casaría? ¿Sería con Booz o con el goel más cercano? El asunto se resolvería ese mismo día.

1 comentario en «Rut Capítulo 3»

  1. Gloria a Yehovah viviente que su voluntad es perfecta!!! Este capítulo nos revela que como Ekklesia sumisa debemos buscar en todo momento que la voluntad directa de YEHOVAH se cumpla porque tenemos un dueño, La bendición de YEHOVAH es la que enriquece y nuestros esfuerzos nada le añaden.

    Responder

Deja un comentario