Mosqueteros de Yehovah

Rut Capítulo 2

El tema general es el campo de Booz. En este capítulo vemos que Rut recogía espigas en el campo de Booz y él  se fijó en ella y la favoreció.

El capítulo 2, en la división geográfica que hemos hecho de este libro de Rut, nos trae al campo de Booz. En este capítulo nos enteraremos de la pobreza de estas mujeres, Noemí y Rut.

Verso 1

Ahora, Booz era un pariente, un goel, palabra hebrea que significa el pariente cercano y redentor. Según la Ley Hebrea, era un “pariente-redentor” y veremos que Booz conocía la ley mosaica.

Booz, significa “fuerza”. Era un hombre poderoso en riquezas y puede traducirse que era un “hombre fuerte en la guerra”, también puede traducirse como «un hombre fuerte en la Ley».

Estas tres características describían bien a Booz. Éste era una figura de Yeshúa Ha Mashiaj.

Se puede decir que tenemos un pariente redentor, que como dice la carta a los Hebreos 7, 26 “era santo, sin maldad y sin mancha, apartado de los pecadores”.

Booz estaba ausente cuando Noemí y Rut regresaron a Belén. Probablemente estaba en una de aquellas numerosas guerras, que se libraron durante el tiempo de los Jueces.

Versos del 2 al 3

Levítico 19, 9-10 mandaba a los granjeros de Israel que no recogieran toda la cosecha en sus campos. Se les mandaba que dejaran algo al cosechar.

También, si se les caía un manojo de grano, se les ordenaba que lo dejaran en el suelo, sin recogerlo.

Este era uno de los programas de asistencia social de Israel. Los granjeros no debían cosechar sus campos completamente, para que los pobres y necesitados pudieran venir y espigar lo que sobraba para ellos.

Fantástica manera de ayudar a los pobres. Mandaba a los granjeros a tener un corazón generoso y mandaba a los pobres a estar activos y trabajar para obtener su comida, era una manera para que proveyeran para sus familias de una manera digna.

Entonces Rut, por iniciativa propia, salió a espigar en los campos para sostener a su suegra y a ella misma, mostrando un gran espíritu de trabajo en Rut y también espiritual, no hubiera sido más espiritual si se hubiera quedado en casa sentada a orar por comida.

Dice que aconteció que Rut llegó a ese lugar y ciertamente así lo veía ella. Pero no fue como realmente sucedió.

Rut llegó a ese campo porque YEHOVAH DIOS la estaba guiando.

Nos muestra algunas de las maravillosas maneras, que trabaja la mano invisible de YEHOVAH DIOS.

Mientras Rut honraba a Noemí como su madre, proveyéndole comida, la mano invisible de YEHOVAH DIOS además de comida le bendijo con un esposo.

Versos del 4 al 7

Estos versos nos habla del corazón y carácter de Booz.

Se muestra que sus trabajadores le amaban y tenían una buena relación con él, determinando un carácter de un hombre en autoridad, de la manera cómo se relaciona con sus empleados.

Cuando el supervisor reportó a Booz, le dijo de la actitud sumisa de Rut. Existe un sentido en el que espigar era para ella un derecho (Levítico 19, 9-10).

Sin embargo, fue con respeto y propiedad que ella solicitó el derecho de recoger en ese campo.

El supervisor estaba viendo qué tipo de trabajo hacía, quedando impresionado del buen trabajo que realizó.

Nosotros somos supervisados por otros, para ver de que manera caminamos con YEHOVAH DIOS.

Versos del 8 al 9

Estas eran las trabajadoras de Booz, quienes amarraban los tallos de grano cortados. Booz le dijo a Rut que se quedara cerca de ellas para que la cuidaran bien.

YEHOVAH DIOS ya estaba bendiciendo a Rut y todo porque la dirigió hacia los campos de Booz.

Booz sabía que si Rut se quedaba en sus campos, ella sería bendecida y encontraría:

1. En el campo de Booz, Rut encontraría compañía “entre las trabajadoras”.

2. En el campo de Booz, Rut encontraría protección “Yo he mandado a los criados que no te molesten”.

3. En el campo de Booz, Ruth encontraría refrigerio “cuando tengas sed”.

La amabilidad de Booz era maravillosa.

Hasta este momento, la Palabra no muestra evidencia de una atracción romántica entre Booz y Rut, ni la apariencia de Rut, si era bonita, seguramente se veía desarreglada tras una larga jornada de trabajo duro, sin embargo, Booz fue amabilidad.

Se nos hace muy fácil ser amables con otros, cuando vemos que hay un potencial de recibir pago por nuestra amabilidad.

Sin embargo, la amabilidad se muestra cuando nos damos a otros, aunque no podamos ver que tienen para ofrecernos.

Versos del 10 al 13

La actitud de Rut era maravillosa. Algunos de nosotros hubiéramos dicho “Bueno, ya era hora que alguien se diera cuenta que he estado trabajando duro todo el día. Ahora YEHOVAH DIOS me dará la bendición que merezco”.

Nunca vemos a Rut preguntando por qué le pasan tantas cosas malas.

En lugar de eso, pregunta por qué le han llegado cosas buenas. Son dos actitudes muy diferentes.

Rut sabía que no pertenecía al pueblo israelita, esto hacía que apreciara más la amabilidad de Booz.

La Biblia dice que debemos ser amables con los extranjeros entre nosotros, esto también se aplica en otro nivel, porque nuestra sociedad su círculo de asociación más importante es el de sus amigos.

Los sociólogos llaman a esto “tribulización”, nos hacemos parte de una pequeña “tribu”, un pequeño círculo de amigos.

El mandamiento de amar a los extranjeros significa, que no sólo debemos asociarnos con los de nuestra propia tribu y debemos recibir a aquellos que están fuera de nuestra tribu.

Esta es una dinámica de la vida de los pequeños pueblos, todo se conocen.

Pero también muestra que la devoción de Rut hacia Noemí es importante, era notoria.

Adecuadamente, Booz anima a Rut como si fuera una nueva convertida a YEHOVAH DIOS de Israel.

En muchas maneras, Rut es ejemplo de un nuevo convertido.

1. Ella pone su confianza en YEHOVAH DIOS de Israel.

2. Ella ha dejado a sus antiguos compañeros.

3. Ella ha venido a estar entre extranjeros.

4. Ella no se exaltaba a sí misma.

5. Ella encontró protección bajo las alas de YEHOVAH DIOS.

Significativamente, aunque estas palabras fueron dichas a Rut, también fueron una oración a YEHOVAH DIOS por Rut.

Los que viven la Cultura del Reino, deben orar unos por otros, especialmente los que tienen más tiempo deben orar por los nuevos convertidos.

Booz específicamente sabía del compromiso de Rut con YEHOVAH DIOS de Israel. Esta era su manera de mostrar amabilidad y ánimo a un joven creyente en el Altísimo.

Esta era una manera muy cortés de decir “gracias” a Booz. Rut estaba casi abrumada por su gentileza y fue tan educada como para agradecer.

Versos del 14 al 16

Tal vez, ahora vemos la primera señal de romance.

Booz mostró gran gentileza y favor a Rut durante la comida. Hubiera sido suficiente solo invitarla, pero la invitó también a participar completamente de la comida, aún el privilegio de mojar.

Puede ser que aquí Rut también estaba despertando algún sentimiento por Booz, le sobró.

Ella no quiso comer todo lo que se le ofreció, no quería parecer golosa frente a Booz y quería mostrar que era suficientemente sensible como para llevar algo de comida a Noemí.

Esto era más generoso que el mandamiento en Levítico 19, 9-10. Booz permitiría a Rut tomar algo de lo que ya había sido recogido y atado.

Booz quería bendecir a Rut, pero no quería deshonrar su dignidad convirtiéndola en un caso de caridad.

Entonces, permitió que algo del grano cayera, supuestamente por accidente, para que ella lo recogiera.

Versos del 17 al 18

Sí, YEHOVAH DIOS bendijo a Rut. Sí, la gente fue generosa con ella. Al mismo tiempo, ella trabajó duro. Fue un día laboral desde que se levantó el sol hasta que se puso y Rut trabajó duro todo el día.

Debemos usar el ejemplo de Rut, para cosechar todo lo que podamos de la Palabra de YEHOVAH DIOS:

1. Rut trabajó duro.

2. Rut tuvo que agacharse para recoger cada grano.

3. Rut solo podía recoger granos de uno por uno.

4. Rut tenía que sostener cada grano y no dejarlo caer inmediatamente.

5. Rut llevó el grano a casa y lo desgranó.

6. Rut tomó cada grano desgranado y lo soplaba.

7. Rut fue sustentada (nutrida) por el grano.

Esto era como 5 ½ galones (22 kilos) de cebada, un maravilloso resultado del trabajo de un día para alguien que no tenía nada.

Además, de todo el grano de cebada, Rut trajo a Noemí lo que le sobró de la comida con Booz.

Esto fue obviamente una bendición para Noemí.

Versos del 19 al 23

¿Es esta la misma mujer que llegó al pueblo diciendo, llámenme Mara, porque en grande amargura me ha puesto el Todopoderoso? (Rut 1, 20).

¿Es esta la misma mujer que dijo, el Todopoderoso me ha afligido? (Rut 1, 21) .

¡Claro que sí! Ahora ella puede ver más claramente el plan de YEHOVAH DIOS y cómo las cosas ayudan a bien a aquellos que aman a YEHOVAH DIOS.

¡Por supuesto!, Noemí dijo a Rut, “Quédate con este hombre Booz!” No solo era generoso, él era también uno de nuestros parientes cercanos, la importancia de esto se desarrollará en los siguientes capítulos.

Deja un comentario