Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 91

Este Salmo no tiene título y por lo tanto el autor permanece desconocido, ya que comparte algunos de los temas del Salmo 90, algunos piensan que Moisés fue el autor.

Por otra parte, ya que comparte algunos de los temas y frases de los Salmos 27 y 31, otros piensan que el autor fue David.

Su lenguaje, “fortalezas y escudos”, nos recuerdan de David, que la Biblia LXX (Septuaginta) le adscribe o atribuye.

Otras frases hacen eco con el Canto de Moisés de Deuteronomio 32, así como con el Salmo 90, es uno anónimo, sin tiempo establecido y más accesible debido a ello.

Este salmo es una de las mayores posesiones de los santos, en toda la colección no hay un Salmo más alentador, su tono es elevado y sostenido, la Fe está en su más alto apogeo y habla noblemente.

Es una de las más excelentes obras de este tipo que ha aparecido, es imposible el imaginar algo más sólido, hermoso, profundo o más ornamental.

Versos del 1 al 2

La protección, consuelo y cuidado de YEHOVAH.

YEHOVAH DIOS tiene un lugar secreto para los Suyos (Salmo 27, 5; 31, 20-21       ) y es un lugar donde se puede habitar, aquellos que habitan allí morarán bajo la sombra del Omnipotente, conociendo Su protección, consuelo y Cuidado.

Hay muchos seguidores de Yeshúa Ha Mashiaj que parecen conocer muy poco del abrigo del Altísimo o de lo que es el morar bajo Su Sombra, muchos parecen tomar esto solo como algo místico o sobrenatural.

Pero David, quien conocía esto, era un guerrero y un hombre bien relacionado con las realidades de la vida.

Es cierto que la vida del espíritu parece llegar más fácilmente para algunos que para otros, pero hay un aspecto del “abrigo del Altísimo que es para todos los que ponen su confianza en ÉL“”.

Aquel que vive en la intimidad en YEHOVAH DIOS conoce la grandeza de Su protección, el Todopoderoso mismo se convierte en una poderosa esperanza y castillo para el creyente.

Esta cercana relación con el Justo Juez y todos los beneficios que vienen de ello, son para aquellos que conocen a YEHOVAH como DIOS y que confían en ÉL.

Al mismo tiempo, al haber recibido de Su protección, consuelo y cuidado, el creyente le cree a DIOS aún más y de manera creciente le conoce a ÉL como su DIOS.

Versos del 3 al 4

¿Cómo YEHOVAH trae Su protección, consuelo y cuidado?.

Siguiendo la declaración general de los primeros dos versos, ahora el Salmista describe las maneras específicas en que el Justo Juez protege y cuida a Su pueblo, comenzando con el rescate de aquellos que atraparían al pueblo de DIOS, así como el cazador pone lazo sobre las aves.

El diablo y sus agentes a menudo obran como el cazador obra.

· Trabaja en lo secreto.

· Cambia su trampa y métodos.

· A menudo seduce con placer o ganancia.

· Utiliza un mal ejemplo, una carnada.

YEHOVAH DIOS también protege a Su pueblo en los tiempos de plaga y enfermedad.

El Salmo por medio del Espíritu Santo el cual lo inspiró, no tiene la intensión que cada creyente será librado de cada lazo o peste, pero el Salmista podía señalar las múltiples veces en que DIOS hizo justamente eso para Su pueblo que confía en ÉL.

En una metáfora, DIOS es representado como un ave, cubriendo a sus polluelos debajo de sus alas, así como lo describió David anteriormente en el Salmo 61, 5.

La ilustración de la protección de YEHOVAH DIOS continúa con Su verdad representada por el escudo, a menudo un escudo redondo, más grande y rectangular, es una “adarga” “escudo de cuero con forma ovalada o de corazón que sirve para defenderse”.

Una doble armadura tiene aquel que confía en el Señor, lleva un escudo y lleva puesta una malla de hierro, tal como la fuerza de la palabra “adarga”.

Versos del 5 al 6

El resultado de la protección y cuidado de DIOS.

El tener a YEHOVAH DIOS como esperanza y refugio, demanda fuerza y coraje de parte del pueblo de DIOS.

Cuando el pueblo de DIOS está atrapado en el temor, es una indicación que están faltos de la confianza apropiada en el Justo Juez, como su protector y consolador.

El Salmista representó todos los tipos de destrucción que podían venir en todo tipo de circunstancias, ya sea de noche o de día, en la oscuridad o en mediodía.

Podría llegar como un terror, saeta, pestilencia o mortandad, de la manera o forma que llegue, YEHOVAH DIOS es capaz de defender a Su pueblo.

Versos del 7 al 8

Seguridad para el creyente.

El Salmista describió cómo la protección de YEHOVAH DIOS podía conquistar cualquier probabilidad o posibilidad.

La protección y cuidado del Altísimo puede estar enfocada específicamente, que puede preservar a uno entre diez mil.

En contraste a la protección de Sus escogidos, YEHOVAH DIOS también ha señalado una recompensa para los impíos.

El pueblo de DIOS es animado a mirar a esta verdad y considerarla cuidadosamente.

Versos del 9 al 13

Repitiendo la promesa de liberación y seguridad de la victoria.

Los siguientes principios y promesas son aptas para aquellos que confían en el Señor, al hacerle a ÉL su habitación, su fuente de vida y satisfacción.

Las promesas anteriores en los versos del 5 al 8, de seguridad y protección aun en el tiempo de la plaga son repetidas.

De nuevo, esto no es tenido como una absoluta promesa para cada creyente en cualquier circunstancia, porque gente amada de DIOS han caído hacia el mal o muerto en la plaga.

Es una feliz observación del Salmista y una expresión general de la protección, consuelo y cuidado de YEHOVAH DIOS para con Su pueblo.

Esto describe otra manera en la que YEHOVAH DIOS puede enviar Su protección y cuidado para con Su pueblo, por medio de Su ángeles.

El Justo Juez puede cuidarlo por medio de Sus siervos, los cuales conocemos como ángeles, ordenándoles que cuiden y asistan a Su pueblo.

La promesa de los versos 11 al 12 fue citada y tergiversada por Satanás en su tentación de Yeshúa en el desierto (Mateo 4, 5-7; Lucas 4, 9-12).

Satanás tentó a Yeshúa Ha Mashiaj para crear una crisis artificial, al echarse a Sí mismo desde lo alto del templo y Satanás citó los versos del 11 al 12, como una promesa de protección si Yeshúa hubiera hecho esto.

En Mateo 4 está registrado la cita de Satanás de estos versos 11 al 12, como un patrón de cómo él tuerce la Palabra de DIOS.

Estos versos del 11 al 12 fueron citados de una manera falsa, ya que el diablo dejó fuera las Palabras, “que te guarden en todos tus caminos”.

El probar a DIOS en ese camino no era el camino de Yeshúa, no era parte del camino del Salvador o Mesías.

DIOS jamás ha prometido, ni ha dado cualquier protección de ángeles en los caminos pecaminosos o prohibidos.

Este texto es aplicado de una manera errónea, porque no fue utilizado para enseñar o animar, sino que se tuvo la intención de engañar.

Haciendo de esta Palabra una Promesa que sería cumplida sobre el descuido de Cristo de su deber, extendiendo la promesa de la providencia especial hacia los peligros en los cuales los hombres voluntariamente se arrojan a sí mismos.

De una extraña manera estamos agradecidos por el intento de Satanás en Mateo 4, ya que nos ayuda a entender de una mejor manera el Salmo 91.

Vemos que no da una absoluta promesa para cada creyente en cualquier circunstancia, sino hermosas promesas de la protección, consuelo y cuidado de DIOS, que son específicamente recibidas y aplicadas en el creyente por medio del Espíritu Santo.

Los ángeles estuvieron allí para ayudar a Yeshúa en Su tentación, solamente que no en la manera que el diablo sugirió (Mateo 4, 11).

La protección de YEHOVAH DIOS hacia Su Pueblo se extiende más allá de la liberación genérica del dolor, también habla de una permisibilidad genérica de victoria hacia Su pueblo, aun en contra de oponentes tan fuertes como el cachorro del león y al dragón.

Versos del 14 al 16

La promesa de YEHOVAH DIOS de bendición sobre aquel que le ama.

Estos últimos tres versos son puestos en la primera persona, siendo YEHOVAH DIOS quien habla de la Promesa y Bendición sobre SU Pueblo.

Habla específicamente de aquellos que han puesto su amor en ÉL, se ha hecho notar de una manera maravillosa que la última palabra de este Salmo no es hablada por el Pueblo de DIOS, sino al Pueblo de DIOS.

El poner el amor en YEHOVAH DIOS significa hacerlo por elección, no esperar a que el sentimiento de amor llegue o no, sino que simplemente elegir en pensar y actuar hacia DIOS en maneras para expresar y construir amor.

Esto podría incluir:

· Pasar tiempo con DIOS.

· Escuchar a DIOS.

· Leer lo que DIOS ha escrito hacia el Amado.

· Hablar con DIOS.

· Pensar en DIOS en tiempos no afanados.

· Adorar a DIOS.

· Hablar de DIOS hacia otros.

· Dar a DIOS y hacer sacrificios agradables ante ÉL.

Nuestra cultura actual a menudo piensa del amor como algo que le sucede a las personas, no como algo que se elige, el amor es una elección y esto describe en parte el amor que debemos de dar hacia DIOS “a mi se acogió”.

Las promesas y principios declaradas previamente en este Salmo son repetidas de nuevo, pero este tiempo como estando en la boca de YEHOVAH DIOS mismo.

ÉL protegerá a Sus amados y les pondrá en alto, lo hará por cuanto ha “conoció mi Nombre”, aplica para quienes tienen una verdadera relación con el Altísimo.

YEHOVAH DIOS habló de bendiciones personales y maravillosas, promete contestar la oración de aquel que le ama y genuinamente le conoce:

· Su presencia: “en la angustia estaré junto a él”.

· Su protección: “lo salvaré”.

· Su promoción: “le rendiré honores”.

· Su prosperidad: “alargaré sus días como lo desea”.

· Su preservación: “haré que pueda ver mi salvación”

Así que ningún hombre debe añadir soledad a la tristeza, sino que tendrá a DIOS sentado a su lado, como los amigos de Job, esperando consolarle con verdadero consuelo.

Deja un comentario