Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 92

Este Salmo tiene por título, “Salmo. Cántico para el día de reposo”.

Es el único Salmo con ese título y quizás fue un canto para ser cantado y meditado durante el Día de Reposo.

El día de reposo del Antiguo Testamento no solamente era un día para descansar, sino de adoración corporal “una convocación santa” (Levítico 23, 3) y con la intención de ser un deleite en lugar de una carga.

Los Judíos han utilizado este Salmo en la adoración en la sinagoga durante el día de Reposo, no tanto en apariencia o de alusión a un descanso, sino porque en ese día, por encima de todos los demás, nuestros pensamientos deben ser elevados de las cosas terrenales hacia YEHOVAH DIOS mismo.

Versos del 2 al 4

La manera de dar Gracias.

Este salmo del día de reposo comienza con una sencilla y a la vez profunda declaración, “es bueno dar gracias al Señor”, el DIOS de Pacto de Israel y hacedor del cielo y la tierra.

Es Bueno porque la alabanza hacia nuestro Creador es apropiada, la alabanza hacia nuestro Redentor de Pacto es adecuada, la alabanza a Aquel que nos bendice y libera es correcta.

YEHOVAH aquel que siempre es del todo bueno es siempre bueno, porque la alabanza a DIOS nos beneficia, pone un ejemplo a que los otros hagan lo mismo y porque una simple actitud de gratitud no es suficiente.

La poesía Hebrea a menudo utiliza paralelismos, repitiendo la idea con palabras similares, aquí vemos un ejemplo de esto, con la segunda frase repitiendo la idea esencial de lo primero.

Por lo tanto, para el Salmista el cantar salmos al Nombre de YEHOVAH DIOS es mucho como el dar alabanza a YEHOVAH, “el cantar es una expresión válida y maravillosa de gratitud hacia DIOS”.

El día y la noche proclamando la misericordia de DIOS “hesed”, la gran Palabra para el Pacto leal y de Amor de DIOS y fidelidad, es otra manera de dar Gracias al Señor, esta declaración no debe ser hecha solamente en los buenos días o noches, sino cada noche.

La adoración y honor hacia YEHOVAH DIOS, también puede ser expresada en la música y con una variedad de instrumentos.

Sin embargo, debe ser hecho con un tono suave, lo cual significa que aquellos que dedican su música para el servicio de DIOS y de Su Pueblo, se debieran de esforzar para tener un tono suave y excelente en la presentación de su música.

Estos primeros tres versos del Salmo muestran que el adorar y honrar a YEHOVAH DIOS tiene muchos aspectos y expresiones diferentes.

El sentido es en que debemos de adorar a DIOS en cualquier manera disponible y honrosa.

· Pueden ser acciones de gracias, cantos o declaración.

· Simplemente debido a lo que ÉL es “YEHOVAH, Altísimo” o por lo que ÉL ha hecho, expresado en actos de misericordia y fidelidad.

· Puede ser hecho en el día o la noche.

· Puede ser hecho con cantos y con música instrumental.

Verso 5

La razón por la cual se da Gracias.

El énfasis está en la obra personal de YEHOVAH DIOS, es lo que ÉL mismo ha hecho.

En ocasiones los siervos de YEHOVAH DIOS se quejan de Sus obras y caminos, la orientación del Salmista es mucho mejor, el ser alegrado a través de las obras del Altísimo.

El enfoque está completamente hacia YEHOVAH y no hacia uno mismo.

El gozo no se halla en lo que hacemos por DIOS, sino en lo que el Altísimo ha hecho con sus propias manos.

Versos del 6 al 7

Los grandes pensamientos de YEHOVAH DIOS.

Al haber sacado la idea de las obras de YEHOVAH DIOS en las líneas anteriores, el Salmista luego declara cuan grandes fueron esas obras.

Primero, entre las obras del Señor el Salmista habló de la gran inteligencia de YEHOVAH DIOS.

El conocimiento del Justo Juez no solamente es amplio, tocando absolutamente todo, también es muy profundo, conociendo todo de todo.

El hombre necio y el insensato no entiende esto acerca de YEHOVAH DIOS, ellos no saben que ÉL es infinitamente más inteligente y grande de lo que ellos son.

Es muy difícil para algunas personas el aceptar que DIOS conoce más de lo que ellos saben y puede ser aún más difícil el tratar de vivir como si esto fuera cierto.

El hombre necio no entiende la Grandeza del Señor de la manera que está descrita en el verso 7, ni tampoco entiende el juicio venidero a pesar de la prosperidad actual, descrita en el verso 8.

El hombre “insensato, necio” “Ish baar”, el cerdo humano, el oso estúpido, el patán, hombre que es todo carne, en el cual el espíritu o intelecto parece que no funciona o que no existe, es “el hombre bruto que jamás intenta ver a DIOS en sus obras”.

Alguien embrutecido por la sensualidad, que tiene sal en lugar de un alma, para evitar que su cuerpo se pudra, como se dice de los cerdos.

No tiene conocimiento de las grandes obras de DIOS, sino que gruñe y se va por su camino, contentándose a sí mismo con el uso natural de las criaturas, así como lo hacen las bestias.

La palabra “insensato, necio” es expresado como un comportamiento similar al de los animales, ya que un animal no muestra una percepción o habilidad para analizar, así el insensato no tiene sentido común (Isaías 1, 2).

Versos del 8 al 10

YEHOVAH DIOS juzga a Sus enemigos.

El Salmista vio en muchas ocasiones cuando los impíos parecían prosperar, éstos crecían rápidamente, como la hierba y de esta manera florecían, pero él también sabía que su prosperidad era únicamente el preludio de su destrucción eterna.

En contraste con los impíos, los cuales tienen solamente una prosperidad temporal, YEHOVAH DIOS para siempre es Altísimo, Sus enemigos perecerán y los que hacen maldad serán esparcidos.

La frase es repetida para enfatizar, que los enemigos del Señor serán destruidos y el Pueblo de YEHOVAH DIOS es llamado para ver esto como otra de las grandes obras del Altísimo.

Versos del 11 al 12

La experiencia de bendición y liberación del Salmista.

“La cornamenta” era el símbolo de fuerza y poder, el impío es destruido (verso 8), pero la fuerza del justo es aumentada.

El ser ungido con aceite fresco traía refrigerio y honor, también está la idea de la bendición, poder y habilitación en que YEHOVAH DIOS es derramado sobre el ungido.

El Salmista tenía la bendición adicional de mirar su triunfo sobre sus enemigos, la victoria está asegurada para el Pueblo de YEHOVAH DIOS (Romanos 8, 37), pero en ocasiones solamente puede entenderse por medio de la Fe y no puede ser vista con el ojo natural.

Versos del 13 al 15

YEHOVAH DIOS hace florecer a los justos.

Los impíos tienen su temporada de florecimiento verso 8, pero el justo florecerá como la palmera que siempre es verde.

El impío debiera de entender que este mundo provee lo mejor que ellos experimentarán y el justo debiera de saber que este mundo provee lo peor que ellos experimentarán.

Los “cedros del Líbano” eran conocidos por su tamaño, durabilidad, belleza, y utilidad, las bendiciones que vendrán sobre los justos traen las mismas cosas.

La “Casa de YEHOVAH DIOS”, el lugar de Su Presencia, es el lugar donde el creyente está plantado y en donde continuamente vive y florece.

Pudiera decir que esto es la presencia del Señor de inicio a fin y que aun en la vejez fructificarán, así como lo hizo Moisés (Deuteronomio 34, 7).

Este es el por qué el Pueblo de YEHOVAH DIOS vive de una manera bendecida la cual da honor y atención al Altísimo, fructificarán.

No es para obtener la atención hacia ellos mismos como personas maravillosas, sino para anunciar que YEHOVAH, es recto.

Esta era la experiencia segura y probada del Salmista, sabía, tanto del entendimiento y de la experiencia de la vida que YEHOVAH DIOS podía ser confiado y que hizo todas las cosas en bondad.

Deja un comentario