Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 87

Este Salmo tiene simplemente por título, “a los hijos de Coré. Salmo. Cántico”.

Este Salmo o canto, fue compuesto por los hijos de Coré o dedicado a ellos, eran porteros de la Casa del Señor, pudieron utilizar esta hermosa composición como un Salmo dentro de las puertas y como un canto fuera de ellas.

Versos del 1 al 2

Sión es amada por YEHOVAH DIOS.

YEHOVAH DIOS no es una deidad local, toda la tierra le pertenece al Señor (Éxodo 9, 29; Salmo 24,1), pero aun ÉL tiene en una estima especial por la ciudad de Jerusalén, la cual es descrita por estar en el monte santo.

El cimiento de YEHOVAH DIOS está también en Jerusalén en el sentido de Su obra de redención.

Ya que la obra del Justo Juez sucede en el tiempo y espacio, esto debió de suceder en algún lado y el Altísimo eligió a Jerusalén como el lugar en donde sucedió la mayoría.

Allí Melquisedec, rey y sacerdote de DIOS Altísimo, habitaba y servía, también Abraham estuvo dispuesto a ofrecer a Isaac y el monte del Señor en el cual Su perfecto sacrificio sería provisto.

El rey terrenal más grande de Israel la poseyó y la hizo capital del reino, allí el Tabernáculo de DIOS halló su cumplimiento y permanencia en el gran templo que David diseñó y que Salomón construyó.

Allí las instituciones de sacrificio, adoración y servicio sacerdotal, fueron establecidas durante siglos, donde Jesús reconoció, honró a la ciudad, observó las fiestas y rituales del Templo.

Es el lugar donde Jesús murió por nuestros pecados, fue enterrado y se levantó de entre los muertos, donde la iglesia nació en el día del Pentecostés, los apóstoles sirvieron y de allí fue de donde salió el Evangelio.

Fue allí donde DIOS ha prometido que será el centro físico de Su Reino definitivo sobre la tierra.

Por todas estas razones y más YEHOVAH DIOS tiene un amor especial por Jerusalén, teniéndola en cuenta aún más que al resto de la Tierra Santa (Zacarías 2, 12), Israel más que todas las moradas de Jacob.

Verso 3

Sión es alabada, el Salmista alabó a Jerusalén al notar lo que otros decían acerca de la ciudad, muchos hablaron cosas gloriosas de ella.

Una fe gloriosa ejercitada en Jerusalén, cosas sucedieron, fueron enseñadas, adoración ofrecida, expiación hecha, unción derramada, presencia de DIOS evidente y un futuro le espera a Jerusalén.

La estima especial de DIOS por Jerusalén, no quita el hecho de que ÉL es Señor y DIOS sobre toda la tierra.

Pero aun así hay una manera en especial en la cual Sión puede ser llamada ciudad de DIOS, porque de tantos lugares en la tierra, DIOS eligió ese lugar para que sea el centro de Su obra redentora para todo el mundo.

Verso 4

Jactándose sobre los ciudadanos de Sión, después de enfocarse en la misma Jerusalén, YEHOVAH DIOS habló de las naciones Gentiles a ambos lados de Israel, sus rivales y a menudo enemigos.

El Justo Juez prometió que aun entre ellos estarían aquellos que le conocen, aquellos que tienen una verdadera relación con ÉL.

Esto es tanto una promesa como una invitación hacia el mundo de los Gentiles, ellos podían ser contados por YEHOVAH DIOS como el privilegiado que nació allá en Sión.

Podían ser tenidos como ciudadanos de Jerusalén y estar registrados entre el pueblo del Creador.

Esto nos recuerda que, aunque YEHOVAH DIOS hizo Su Antiguo Pacto con Abraham, Isaac, Jacob y sus descendientes, una relación con ÉL no estaba basada en la genética.

Cualquiera del mundo de los Gentiles era bienvenidos si honraban al DIOS de Israel, se rendían a Su Señorío y con ello serían contados entre el pueblo de YEHOVAH DIOS, fue cierto para Melquisedec, Rahab, Rut y Naamán.

También es una ilustración profética de lo que YEHOVAH DIOS hará en y a través del Evangelio, llevando a los Gentiles hacia una verdadera y real relación con ÉL y realizándolo por medio de un nuevo nacimiento.

En un sentido espiritual, se puede decir de aquel que ha nacido de nuevo, “este nació allá”.

Las palabras confiables de “este nació allá” son aún más poderosas porque el ciudadano no lo dice de sí mismo, DIOS se lo dice a él o ella.

Versos del 5 al 6

YEHOVAH DIOS lleva el registro de Su Pueblo.

El Salmista repitió el pensamiento del verso anterior y lo expandió, la identificación con Sión, la ciudad de DIOS, sería tan maravillosa y preciosa que sería valioso el decir, “Este nació allí”.

Si la ciudad es estimada como grande e importante, a las personas les gusta identificarse con dicha ciudad.

Cuando apreciamos la alta estima que YEHOVAH DIOS tiene por Sión, la ciudad de Jerusalén, vemos el valor en ser tenidos como sus ciudadanos, la ciudad establecida por el mismo Altísimo.

La ciudadanía y natalidad es declarada y contada por YEHOVAH DIOS, es ÉL quien inscribirá a los pueblos.

La Biblia habla de la estima especial de YEHOVAH DIOS hacia la tierra de Israel y hacia Jerusalén específicamente.

Pero la idea de ser un ciudadano de Sión y de estar inscrito como un ciudadano de nacimiento de Su Ciudad es también un concepto espiritual.

El Nuevo Testamento habla de una Sión celestial y que allí estamos inscritos: “22 Ustedes, en cambio, se han acercado a la montaña de Sión, a la Ciudad del Dios viviente, a la Jerusalén celestial, a una multitud de ángeles, a una fiesta solemne, 23 a la asamblea de los primogénitos cuyos nombres están escritos en el cielo. Se han acercado a Dios, que es el Juez del universo, y a los espíritus de los justos que ya han llegado a la perfección” (Hebreos 12, 22-23).

Pablo también escribió que la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre (Gálatas 4, 26).

En Yeshúa Ha Mashiaj cada creyente tiene el privilegio de estar inscrito en Sión, de ser un ciudadano de la Ciudad celestial del Altísimo.

Esto no elimina la estima especial que el Todopoderoso ha tenido, que tiene actualmente y que tendrá por la tierra literal de Israel y Jerusalén, pero esto lo sobrepasa.

Verso 7

La bendición de los ciudadanos de Sión, este punto venidero era tan importante que tanto cantores como músicos de Israel lo enfatizaron.

Se refieren a fuentes espontáneas de agua que fluyen hacia la vida, refrigerio y bondad, la cual es llevada hacia la tierra seca.

Estas fuentes están en ti y hay un debate en cuanto a que si el artículo se refiere a Sión o a YEHOVAH DIOS mismo, es mejor el verlo como una referencia hacia el Creador.

La bondad de YEHOVAH DIOS a menudo viene a nosotros como agua de una fuente, parece que burbujea de una fuente escondida, secreta.

Deja un comentario