Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 86

El título de este Salmo es simplemente, “Oración de David”.

No se puede colocar en un tiempo específico de la vida de David, porque hay muchos puntos posibles en donde esto se conecta con sus circunstancias en general.

Este Salmo es también notable porque David llama a DIOS Adonai “Maestro” siete veces.

Hay otros cuatro salmos, los cuales son llamados por el nombre de “Tefilá”, plegaria Judia u “oración”, pero este se merece ser distinguido del resto para ser conocido como “la oración de David”, así como el Salmo diecinueve es conocido como la “oración de Moisés”.

Tiene un sabor de David, el hombre de sinceridad, de pasión, de pruebas, de faltas, y de un gran corazón, ruegos, llantos, y confianza a través de todos los versículos de este salmo.

Verso 1

“Ayúdame debido a mi gran necesidad”, David utilizó un lenguaje expresivo para hablar de su necesidad.

YEHOVAH DIOS en los cielos inclina Su cabeza hacia la tierra para escuchar el ruego por ayuda de David, el clamor de David de, “escúchame”.

David da la primera de varias razones del porqué YEHOVAH DIOS debería de contestar, aquí apelaba hacia la simpatía del Altísimo, hacia Su compasión.

Un DIOS duro de corazón no tendría cuidado por el hombre afligido y menesteroso, o peor, pudiera despreciarlo.

Pero David sabía que YEHOVAH DIOS estaba lleno de amor y compasión y sería movido por el hecho de que David estaba y sabía que así era, que estaba afligido y menesteroso.

Es significante que David comenzó su ruego con esto, su entendimiento del amor y compasión de YEHOVAH DIOS era fundamental.

Verso 2

“Ayúdame porque estoy conectado contigo”, el problema de David era desesperante, sentía que sin la ayuda de YEHOVAH DIOS él moriría.

Al considerar a todas las personas en su contra (verso 14), tenía razones de estar así de preocupado.

Esto no se dijo en cuanto a que tenía una santidad absoluta, David sabía que él era un pecador, que había pecado y que pecaría.

Pero él también sabía que como un hombre entre otros hombres y especialmente al lado de aquellos que estaban contra él, que era un hombre piadoso.

David basó su ruego en tres ideas similares, todas arraigadas en el hecho de que él estaba conectado con YEHOVAH DIOS.

· “Soy piadoso, estoy conectado contigo de manera moral YEHOVAH DIOS”, Abrazó tu santidad en mi propia vida.

· “YEHOVAH DIOS mío, estoy conectado contigo con Adoración y Honor”.

· “Salva a tu siervo que en ti confía, estoy conectado contigo en Confianza y Fe”.

En todo esto podemos ver la inteligencia y todo el esfuerzo que invirtió David en su oración.

Cuando él llegó al trono de YEHOVAH DIOS, llegó con ideas bien estudiadas.

Versos del 3 al 4

“Ayúdame porque yo clamó hacia Ti”, David pidió misericordia porque él estaba completamente dependiente sobre YEHOVAH DIOS.

Él clamó hacia el Altísimo todo el día porque no podía ni quería confiar en nadie más por ayuda.

Al tomar esta misma figura, muchos de nosotros clamaríamos ante YEHOVAH DIOS por un periodo de tiempo y después buscaríamos otra manera de solucionar nuestra necesidad.

Pero no así con David, él confió en DIOS y solamente en DIOS.

La razón es mucho de lo mismo que en el verso anterior, una expresión de confianza y dependencia en DIOS.

Pero la petición es declarada de una manera hermosa, “regocija el alma de tu siervo”.

David sintió que sólo podía hallar gozo en su alma mientras DIOS satisfacía su necesidad.

Verso 5

“Ayúdame porque Tu eres un DIOS bueno e indulgente”, David basó esta petición en la gracia de DIOS, sabiendo que Él es bueno y perdonador.

Demasiadas personas que debieran de conocer mejor, dudan tanto de la bondad de YEHOVAH DIOS y de Su prontitud para perdonar.

Muchos esperan para arrepentirse y pedir perdón porque piensan que el tiempo hará que DIOS sea más perdonador, eso no es posible, está listo para perdonar ahora.

Mientras David clamaba a YEHOVAH DIOS por ayuda, él esperaba misericordia en abundancia de parte del Justo Juez, esta expectativa de fe sería contestada.

Versos del 6 al 7

La confianza en el ruego por ayuda, de nuevo, David simplemente le pidió a YEHOVAH DIOS que le escuchara, estaba confiado en que si el DIOS de amor y misericordia escuchara su oración, entonces Él contestaría de manera favorable.

Esta era la maravillosa confianza de David en YEHOVAH DIOS, sabía que el Todopoderoso no era un amigo solamente en los buenos tiempos, que también se podía contar con el Señor aún en “el día de mi angustia”.

Versos del 8 al 10

La grandeza de DIOS, el entendimiento de David de quien es DIOS en este Salmo, quien escucha, santo, digno de confianza, misericordioso, bueno, listo para perdonar, permanece en contraste con el entendimiento contemporáneo de muchos de los dioses paganos, tales como Baal, Astarot o Dagón.

Muchos de estos dioses eran entendidos de una manera amarga, vengativa, astuta, y sexualmente depravados.

David sabía que el Señor YEHOVAH DIOS era diferente.

David sabía que cuando YEHOVAH DIOS hacía algo, era extraordinario, tenía la impresión de Su glorioso carácter sobre ello y no podía ser comparado con las obras del hombre.

David reconoció que DIOS era el creador y amo de todas las naciones, no solamente de Israel.

En el día en que la mayoría de los dioses eran considerados en ser solamente deidades nacionales o regionales, David sabía que su DIOS, el DIOS viviente, el verdadero DIOS, era diferente.

David entendió que el Señor no era un DIOS entre muchos dioses o aún el mejor DIOS entre muchos dioses, solamente ÉL es YEHOVAH DIOS y ningún otro.

Versos del 11 al 12

Dependencia de toda la vida en un gran DIOS.

Debido a que David sabía quién era YEHOVAH DIOS y por supuesto que no de manera perfecta, pero con un entendimiento en general, su reacción natural era el someterse a sí mismo hacia este gran DIOS de gracia y el pedirle a ÉL que le enseñara.

De nuevo, esto muestra que David entendía que este sorprendente DIOS cuidaba de él.

Este mismo DIOS majestuoso, el cual todas las naciones adorarían y glorificarían, escucharía el ruego del hombre necesitado y menesteroso (verso 1).

También muestra un cambio sutil en el Salmo, en la primera sección (versos del 1 al 7), David desesperadamente clamaba por ayuda.

David sabía que únicamente podría caminar en la verdad de YEHOVAH DIOS con un corazón afirmado, un corazón dividido, dividido entre diferentes lealtades y diferentes deidades, jamás podrá caminar en la verdad de YEHOVAH DIOS.

Versos del 13 al 15

Dependiendo en la gracia de YEHOVAH DIOS, David pensó en la pasada liberación de su vida por parte de YEHOVAH DIOS, el DIOS de misericordia el cual le rescató antes le rescataría de nuevo.

“Porque tu misericordia es grande”, “Misericordia” aquí es “hesed”, la gran palabra para “Amor de Pacto”, amor que es prometido en una relación de pacto.

David vivió una larga temporada de su vida en peligro y aventura la cual nosotros no podemos de una manera precisa colocar en algún evento de su vida.

Pudo haber llegado en distintos puntos, sin embargo, el peligro era claro y real.

Para David estaba claro, los soberbios, las turbas de violentos no están rendidos ante DIOS.

Si estos hombres soberbios y violentos hubieran puesto a YEHOVAH DIOS delante de ellos, éstos hubieran compartido algo de Su gran misericordia, gracia, clemencia y verdad.

David sabía que la maldad del hombre negó la bondad de YEHOVAH DIOS, quien está lleno de misericordia y clemencia, lento para la ira y grande en misericordia y verdad, a pesar de la soberbia y la violencia de los hombres.

Pareciera que en dos ocasiones en este Salmo David citó las palabras e ideas del encuentro de Moisés con DIOS registrado en Éxodo 34, 6-7.

Vemos esto en el verso 5 y también es visto aquí en el verso 15 “Mas tú, Señor, YEHOVAH DIOS misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad”.

Compare esto con la frase de Éxodo 34, 6-7 la gran revelación de YEHOVAH DIOS hacia Moisés.

Podríamos decir que David lee en su Biblia y aprende sobre quién es DIOS, luego toma ese conocimiento hacia la oración y le pide a YEHOVAH DIOS que conteste su oración debido a que ÉL se ha revelado a Sí mismo en la Biblia.

Versos del 16 al 17

Un ruego de esperanza por ayuda, a través de todo, David jamás se acercó a DIOS en la base de lo que él merecía, todo lo que él recibió de parte de DIOS, lo recibió en base a la misericordia.

Este ruego de David es contestado por una exhortación posterior por Pablo: “Fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza” (Efesios 6, 10), YEHOVAH DIOS si da Su poder a Su siervo.

No se nos dice mucho en 1 o 2 Samuel sobre la madre de David, pero esta breve mención sugiere que ella era una mujer piadosa la cual servía a DIOS, la cual podía ser llamada “tu sierva”.

En pocos lugares (Génesis 14,14; Jeremías 2,14) la Biblia da la idea de un siervo nacido en casa, alguien el cual es un siervo debido a que su madre es una sierva y nacían para ser siervos.

Eso quizás era la idea de David aquí, para expresar que tan enteramente él le pertenecía a YEHOVAH DIOS, ya que él ruega como “el hijo de tu sierva”.

David pareciera decir, “Señor, no espero obtener ahora todas las respuestas. Pero, haz conmigo señal para bien, dame algún indicio de Tu ayuda y poder, para que lo vean los que me aborrecen, y sean avergonzados”.

Aquí David es asombroso por su humildad, al no demandar todas las respuestas de parte de DIOS en ese momento, también es maravilloso por su humanidad pidiendo una señal para bien en el momento.

De nueva cuenta, David basa su actual expectación en la ayuda anterior de YEHOVAH DIOS.

Cada experiencia pasada de la bondad del Justo Juez hacia nosotros es una promesa de Su bendición continua.

Deja un comentario