Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 85

Este Salmo tiene por título, “Al músico principal. Salmo para los hijos de Coré”.

Como varios Salmos, este de alguna manera parece ser del periodo del retorno de Israel del exilio, pero en otras maneras no parece que habla de eso.

El libro de Nehemías provee precisamente el trasfondo de este salmo, llegan a una ciudad arruinada, un Templo caído y una tierra de lamento, donde estaban rodeados por enemigos celosos y poderosos.

Aun si pertenecía a un periodo temprano, tal como al final del reinado de Saúl, el pueblo de YEHOVAH DIOS se halló a sí mismo en este lugar de tiempo en tiempo y este hermoso Salmo es apropiado.

Versos del 2 al 3

Traídos de vuelta del cautiverio y pecado, el Salmista halla descanso en el cuidado de YEHOVAH DIOS para con Su tierra, notablemente el territorio de “Israel es llamado tu tierra”.

La Biblia entiende que toda la tierra le pertenece al Señor (Salmo 24, 1), pero hay una manera innegable en la cual Israel es Su posesión especial, teniendo DIOS un cuidado especial por Su tierra.

Muchos piensan que esta frase significa que este salmo fue escrito después del cautiverio de Babilonia, es posible y algunos salmos claramente datan de este periodo, tal como el Salmo 79.

Pero la idea de que Israel esté en algún tipo de cautividad también es apto para otros periodos, tales como el periodo del dominio de los Filisteos en los últimos años del reinado de Saúl (1 Samuel 28-31).

El Salmista no estaba interesado en el aspecto de la tierra, sino más importante, el aspecto de la relación con DIOS, la iniquidad que en una ocasión estorbó y la relación no fue quitada.

La idea era tan importante y preciosa para el Salmista que la repite en diferentes palabras de acuerdo con el estilo de la poesía Hebrea.

Verso 4

Rescatado de la ira justa de DIOS, los Hijos de Coré hallaron satisfacción en el enojo de YEHOVAH DIOS.

En una ocasión ellos eran sujetos puestos a bajo el juicio del Todopoderoso y ahora Israel habían sido librado de ello.

Hay una belleza especial en las palabras de todo Su enojo, hablando de una obra completa.

Como en el verso anterior, mira hacia la obra completa de Yeshúa Ha Mashiaj en la cruz, donde satisfizo el requerimiento de toda la justicia de YEHOVAH DIOS con un sacrificio de una sola vez (Hebreos 7, 27; 9, 12; 10, 10).

Hay una gran gratitud en saber que la ira de YEHOVAH DIOS ha pasado, “volviste del ardor de tu cólera”.

Versos del 5 al 6

Una oración por la restauración, el Salmo comenzó dando gracias a YEHOVAH DIOS por el regreso y la restauración.

A la luz de la bondad pasada, el Salmista ahora oraba por esta restauración presente para que así siguiera constante.

El Verso 4 le da gracias a YEHOVAH DIOS por hacer volver el ardor de Su cólera, obra en el pasado es la base de esta oración.

Versos del 7 al 8

Una oración por avivamiento, esta es una oración sencilla y maravillosa, reconoce que el avivamiento no es hecho por el hombre, sino que es dado por YEHOVAH DIOS.

Pero también reconoce que uno puede y debiera de orar por avivamiento y orar con una expectativa piadosa de fe.

El contexto nos dice cuándo orar por avivamiento.

· Cuando recordamos las grandes cosas que YEHOVAH DIOS ha hecho en el pasado, versos del 2 al 4.

· Cuando sentimos que estamos bajo una nube de desagrado divino o en una evidente falta de bendición como en los versos del 5 al 6.

Al orar por avivamiento ora por los padres espirituales, pídele a YEHOVAH DIOS que personalmente les avive, que les fortaleza en contra de la tentación y desánimo, y para que sean llenos de Fe.

Pídele a YEHOVAH DIOS que bendiga la obra del ministerio para formar discípulos de Yeshúa Ha Mashiaj con un gran poder espiritual.

El orar por avivamiento significa orar para que la obra de YEHOVAH DIOS entre Su pueblo pueda ocasionarles que hallen su regocijo en nada más que en ÉL. Así que oramos:

· Ora por una plena confianza, sabiendo que YEHOVAH, puede avivar.

· Ora con gran denuedo, rogándole a YEHOVAH por avivamiento.

· Ora con gran humildad, deseando la Gloria y alabanza de YEHOVAH DIOS.

Esto reconoce que el avivamiento es la obra de la misericordia de YEHOVAH DIOS, no es ganada ni es merecida, por Su gracia nos da verdadero avivamiento.

El verdadero avivamiento demuestra que la salvación es la obra de YEHOVAH DIOS.

Jonás vio una gran obra de avivamiento en Nínive, fluyendo de su abrazo del gran principio, la salvación es del Señor (Jonás 3).

Versos del 9 al 10

Escuchando la palabra de paz de DIOS, en la última sección del Salmo, los hijos de Coré expresan su rendición y sumisión hacia YEHOVAH DIOS.

La actitud apropiada del creyente que ora por avivamiento es el rendirse a la autoridad de la Palabra de DIOS.

El Salmista estaba confiado en la bondad de YEHOVAH DIOS, en que el Todopoderoso hablaría paz hacia Su humilde y rendido pueblo y a sus santos.

La humildad y sumisión apropiada para el pueblo de YEHOVAH DIOS también significa que ellos se debían de volver hacia ÉL en un verdadero arrepentimiento y que no volvieran a la locura.

El pueblo humilde y sujeto hacia YEHOVAH DIOS disfruta de la cercanía de Su salvación.

Mientras DIOS se mueve entre Su pueblo de esta manera, entonces habitará la Gloria en nuestra tierra.

Versos del 11 al 14

La buena justicia de DIOS, en términos hermosos el Salmista describe la salvación que YEHOVAH DIOS lleva a SU pueblo.

Pareciera ser que la misericordia y la verdad están puestas una contra la otra con la misericordia mirando para conceder perdón y la verdad determinada a condenar.

En la gran obra de salvación del Justo Juez, la misericordia y la verdad se encontraron.

Así es como la misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se encuentran de una manera afectuosa.

Pareciera ser que la justicia me condenaría y prevendría de encontrarnos con el shalom (paz) de YEHOVAH DIOS.

En la gran obra del DIOS de salvación, Su justicia y la paz son los mejores amigos.

YEHOVAH DIOS derrama Su verdad y justicia, parecen brotar de la misma creación.

De manera profética podríamos decir que esto no se refiere únicamente a la reconciliación que inició en la cruz, sino también en vista de su compleción hacia el final del siglo, cuando también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de DIOS (Romanos 8, 21).

La justicia señala a YEHOVAH DIOS en cuanto a que va delante de Él, como la cola de un cometa que va detrás del cometa.

La justicia de DIOS es tan rica que sus pasos nos pondrán por camino, el camino de Su pueblo.

Deja un comentario