Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 70

Este Salmo tiene como título, “Al músico principal. Salmo de David, para conmemorar”.

Este Salmo en verdad que tiene el sentido para conmemorar, en que casi es el mismo que el Salmo 40, 13-17.

Verso 2

“Apresúrate, Señor, en socorrerme”. David le pidió a YEHOVAH DIOS que trajera ayuda con apremio, sabiendo que si la liberación hubiera sido retardada por mucho no sería ya ayuda.

Por lo tanto, pidió con un sentido de urgencia, muchas de nuestras oraciones prevalecerían más con YEHOVAH DIOS si fueran ofrecidas con más urgencia.

David repitió la petición para enfatizar, pero ligeramente cambió su súplica hacia la Deidad.

En la repetición utilizó el Nombre de YEHOVAH DIOS, el Nombre de Pacto de DIOS, por el Nombre adicional esperaba asegurar una rapidez adicional en la respuesta.

Versos del 3 al 4

David ora en contra de sus enemigos, esta era la ayuda que David buscaba, oró para que YEHOVAH DIOS les diera la espalda a sus enemigos y les causara que fueran confundidos.

Esta era una petición audaz, porque en muchas ocasiones nuestros enemigos parecen que no tienen ningún sentido de vergüenza mientras nos atacan y se oponen a nosotros.

Verso 5

Llamando al pueblo de DIOS a que alaben, David llamó al pueblo de DIOS, a aquellos que le buscan y que aman su salvación, a que se alegren en ÉL.

Hubiese sido imposible para David el hacer esto a menos que él también hallara una medida de alegría y gusto en YEHOVAH DIOS, a pesar de su urgente problema.

David pensó que para alabar a YEHOVAH DIOS era necesario el engrandecerle, esto es, el hacerle más grande en la percepción personal.

El engrandecer no significa hacer más grande un objeto y no podemos hacer más grande a YEHOVAH DIOS.

Aun así, el engrandecer algo o a alguien es el percibirlo como más grande y debemos de hacer eso en cuanto a DIOS.

Verso 6

El ruego es repetido: “Oh DIOS ven a salvarme”, David pudo combinar su sentido de gran alegría en YEHOVAH DIOS con una evaluación de su necesidad presente.

Seguro en la verdad que YEHOVAH DIOS cuidaba y pensaba en él, de nuevo apeló para que DIOS fuera su ayuda y libertador, necesitaba que DIOS hiciera esto sin detenerse.

David no tenía ningún otro ayudador o libertador, no buscaría dentro de sí mismo o a los dioses de las naciones, YEHOVAH DIOS le contestaría esta completa dependencia sobre ÉL.

Deja un comentario