Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 30

Este Salmo tiene un título singular: “Salmo cantado en la dedicación de la Casa, Salmo de David”.

Aunque el título del Salmo (como está en la traducción en inglés) indica que fue escrito para la dedicación del palacio de David.

No dice nada sobre la casa, sin embargo, el enfoque está en YEHOVAH DIOS y la grandeza de Su liberación.

En la dedicación de la casa de David, quería que YEHOVAH DIOS fuera alabado, no él mismo.

Esta palabra Hebrea, “schir” no debe de ser tomada simplemente como un canto, sino como un canto de gozo, como lo es en Génesis 31, 27; Éxodo 15, 1; Salmo 33, 3.

Verso 2

En la dedicación de su propia casa, David no se exaltó a sí mismo, más bien al Señor, dando gracias por la victoria sobre los enemigos. Lo que pudo haber sido entendido como el logro de un hombre, fue la ocasión para alabar a YEHOVAH DIOS.

2 Samuel 5, 11-12 y 1 Crónicas 14, 1-2 describe la terminación del palacio del Rey David:

“También Hiram rey de Tiro envió embajadores a David, madera de cedro, carpinteros y canteros para los muros, los cuales edificaron la casa de David”.

“Y entendió David que YEHOVAH le había confirmado por rey sobre Israel y que había engrandecido su reino por amor de su pueblo Israel”.

Con esto vemos que el Rey David sabía tres cosas que hicieron su reino grande. Cada líder piadoso debería de conocer estas tres cosas bien.

· David sabía que el Señor le había establecido como rey sobre Israel: David sabía que DIOS le había llamado y establecido sobre Israel.

· ÉL exaltó Su reino: David sabía que el reino le pertenecía a DIOS, era Su reino.

· Por el bien de Su pueblo Israel: David sabía que DIOS quería usarlo como un canal de bendición para Su pueblo.

No era por el bien de David que él fue levantado, sino por el bien de Su pueblo de Israel.

Esto explica la principal razón de la alabanza por parte de David, sabía que su seguridad y estatus eran la obra de YEHOVAH DIOS.

No es como si DIOS hiciera todo mientras que David esperaba pasivamente, era un hombre con energía y acción. Sin embargo, fue más la obra del Altísimo que la de él.

La frase verbal “me has exaltado” se usa de manera metafórica del verbo que significa “sacar fuera del agua” (Éxodo 2, 16. 19).

Como una cubeta que fue bajada en el pozo y luego levantada para sacar agua, así el Señor sacó al salmista fuera de las manos del Seol.

Para David esta era una parte significativa de la victoria de YEHOVAH DIOS, David era constantemente confrontado por los enemigos y DIOS le protegía y le hacía vencedor en lo que se refiere a ellos.

Verso 3

Gracias por la sanidad.

David vivía con una dependencia de oración hacia YEHOVAH DIOS, quien lo ayudaba, pero David clamaba y oraba ante ÉL.

Sin duda, que hubo muchas ocasiones donde David recibió sanidad de parte de YEHOVAH DIOS, tanto de enfermedad como de heridas.

Pero la idea de sanidad también es lo suficientemente amplia para incluir el sentido de la ayuda y rescate de parte de YEHOVAH DIOS en la gran necesidad.

Verso 4

Gracias por preservar la vida.

No sabemos si aquí David describió lo que pudiéramos llamar una experiencia cerca de la muerte o si sería más como un escape de una muerte inminente.

De cualquier forma, en su vida como soldado y líder, él tuvo más de una ocasión cuando la muerte estuvo cerca y YEHOVAH DIOS rescató su alma de la muerte.

No era inmortal, en el sentido de que un día su cuerpo moriría y pasaría de esta vida a la siguiente.

Sin embargo, hubo muchas ocasiones cuando YEHOVAH DIOS retardó su muerte eventual, no permitiendo que descendiese a la sepultura.

Verso 5

La exhortación para alabar.

Al recordar la gran obra de YEHOVAH DIOS, no solamente hizo que David alabara, sino que causó el animar a otros a alabarle.

Esto era apto, porque ellos también eran sus santos, Su pueblo especial.

El celebrar es otra manera de alabar a YEHOVAH DIOS por Su bondad y también son buenos modales.

Verso 6

La razón para alabar.

Después de llamar al pueblo de YEHOVAH DIOS a alabar, el Rey David luego les dio más razones para hacerlo.

Aquí él se regocijó en que la ira de YEHOVAH DIOS puede ser real, pero momentánea, mientras que Su favor, aceptación y placer son duraderos, duran toda la vida.

Este es un contraste entre la momentánea naturaleza de la ira de YEHOVAH DIOS con Su pueblo y el favor duradero en el cual ÉL los tiene.

En el vocabulario del Nuevo Testamento, podríamos decir que la corrección o disciplina de YEHOVAH DIOS es por un momento, pero Su gracia permanece para siempre.

Casi con certeza, David dijo esto como un testimonio de su propia vida, hubo muchas noches de llanto, seguidas por mañanas de gozo, con el reconocimiento de que las misericordias de YEHOVAH DIOS para con Su pueblo son nuevas cada mañana (Lamentaciones 3, 22-23).

Versos del 7 al 8

El testimonio de tribulación de David.

Uno podría preguntarse si David dijo o cantó esto a una asamblea en la dedicación de su palacio y sonrió en esta línea, parece comunicar una segura sobre confianza nacida de una temporada de prosperidad.

EL Rey David confesó que la fortaleza de su vida y reino no eran debido a su prosperidad, sino por el Favor de DIOS.

El palacio del Rey David en Jerusalén, descubierto por arqueólogos está situado en los grandes montes de Jerusalén.

Casi podemos ver al Rey David haciendo un gesto hacia esos montes y diciéndoles a todos, que era el favor de DIOS que lo afirmó como monte fuerte.

Sin el constante sustento de la obra de YEHOVAH DIOS, David estaba profundamente turbado.

Esto no era para implicar que DIOS jugó a las escondidas con David, escondiéndose constantemente y luego revelándose a Sí mismo a ÉL.

La idea es que David estaba completamente dependiente sobre la presencia de YEHOVAH DIOS, el compañerismo con ÉL y Su favor.

La palabra Hebrea “bahal” significa el estar grandemente tribulado, el estar amargamente aterrado, como puedes ver en 1 Samuel 28, 21 “Entonces la mujer vino a Saúl, y viéndolo turbado en gran manera”, aquí es la misma palabra Hebrea bahal.

Versos del 9 al 11

La oración de un tiempo de tribulación en el Verso 2, el Rey David primero dijo que él clamó a YEHOVAH DIOS, quizás es el contenido de su oración en una de esas ocasiones.

Esta era la oración de David en una situación de vida o muerte, hizo argumentos racionales a YEHOVAH DIOS, sabiendo que en verdad alabaría a DIOS si escapaba de la muerte, pero no tenía la certeza si podría alabar a DIOS desde la sepultura o el polvo de su tumba.

“Oye, oh YEHOVAH DIOS, y ten misericordia de mí”, aún cuando David oró con una razón lógica, en un sentido aún mayor, él simplemente descansó en la misericordia de YEHOVAH DIOS.

Es como si dijera, “Señor, aquí están mis buenas razones para que Tú contestes mi oración. Pero aún más allá de estas, simplemente pido por Tu misericordia, y pido que Tú seas mi ayudador”.

Verso 12

La gozosa respuesta a la oración en la dedicación del palacio de David fue un evento alegre, sin mencionar específicamente la dedicación de la casa, David la utilizó como una razón para recordar todos los momentos en que DIOS le llevó de la tristeza a la alegría, del lamento al baile.

Utilizando la herramienta literaria Hebrea de la repetición por el bien del énfasis, David repite la idea de transición de la tristeza a la alegría.

Era un día feliz, pero YEHOVAH DIOS también había sido fiel a David en tiempo de mayor dificultad.

Verso 13

YEHOVAH DIOS es glorificado y se le da las gracias por la oración contestada.

El Rey David reveló la razón primordial por la obra de transformación de YEHOVAH DIOS en su vida.

No era primordialmente para darle palacios, era para que David pudiera alabar al Señor y para no estar callado.

El Rey David cerró este cántico para la dedicación de su casa, con una determinación de agradecer a YEHOVAH DIOS para siempre.

Los palacios parecen ser cosas permanentes, pero eventualmente se desmoronan, sin embargo, YEHOVAH DIOS será correctamente alabado y se le dará gracias para siempre.

Concluyó como comenzó, haciendo participe a su corazón con una acción de gracias eterna y de allí en adelante se convierte en un patrón digno para toda la posteridad.

Deja un comentario