Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 135

El Salmo 135 es notorio por su uso de otros pasajes de las escrituras hebreas, casi cada versículo cita las palabras o las ideas de otros pasajes del antiguo testamento.

De forma bastante fácil se pueden ver referencias a cuatro diferentes Salmos, dos pasajes de Deuteronomio, dos de Jeremías, y dos de Éxodo.

Cada verso de este Salmo hace eco, cita o es citado por alguna otra parte de la Escritura.

El lector será impactado por las muchas alusiones, al igual que las muchas citas a otros pasajes de las Escrituras.

El resultado final del arte del salmista es que la creación inspirada tiene un lugar propio, a pesar de que depende de otras escrituras por su poesía, liturgia, y expresiones idiomáticas.

Versos del 1 al 2

El DIOS bueno, Creador y Redentor, un llamado a alabar a YEHOVAH DIOS.

El Salmo empieza y termina con esta frase, es un llamado a una alabanza emocionante y apasionada a YEHOVAH DIOS, pero no una que corre solo impulsada por el combustible de las emociones.

El Salmo 135 da muchas razones lógicas de porque debemos Alabar el nombre de YEHOVAH DIOS.

Alabar Su Nombre es darle el honor en todo Su carácter y atributos, el nombre representaba el carácter de la persona.

Como en el Salmo anterior (Salmo 134, 1), esto tenía referencias a los sacerdotes y a los levitas quienes estarían en la casa de YEHOVAH DIOS por sus obligaciones del Templo y sacerdotales.

Esto puede hablar del pueblo de Israel en general, quienes como adoradores no tenían acceso a la Casa de nuestro DIOS, pero podían estar en los atrios de la Casa de nuestro DIOS, era un llamado a todo el pueblo de DIOS a alabarlo.

Versos del 3 al 4

Razones para alabar al Señor, al enumerar las razones por las que YEHOVAH DIOS debería ser adorado, el salmista empieza con la simple declaración “porque ÉL es bueno”.

Esta idea es presentada muchas veces en la biblia (Salmo 73, 1; 143, 10; Marcos 10,18).

Una de las maneras en que se espera que alabemos es cantando, el pueblo de DIOS debe de ser un pueblo que canta.

Esta es la segunda razón dada para alabar a YEHOVAH DIOS, porque beneficia al que lo hace.

Esta nunca debe de ser la razón primaria, porque cuando sucede la alabanza tiene un enfoque en la autogratificación.

Sin embargo, la alabanza nos hace un bien y no hay nada malo con disfrutar el hecho de que ÉL es benigno.

El salmista menciona una tercera razón para alabar a YEHOVAH DIOS, su elección de Israel como posesión suya, no los escogió porque fueran grandes, sino porque Él es grande en Amor.

Esto cumple la declaración de YEHOVAH DIOS en Deuteronomio 7, 6 “Porque tú eres pueblo santo para YEHOVAH tu DIOS; YEHOVAH tu DIOS te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra”.

Versos del 5 al 7

Alabando al DIOS que creó todas las cosas, al declarar la grandeza de YEHOVAH DIOS, el salmista usa dos grandes títulos o nombres para DIOS.

YEHOVAH, el DIOS del Pacto de Israel “Señor es grande” y Adonai, el amo de todo “Señor” supera a todos los dioses.

DIOS es exaltado por encima de todas las pretendidas deidades de los paganos.

El salmista exalta a YEHOVAH DIOS como el que tiene el máximo poder, con la habilidad de hacer todo lo que desee.

Su poder se extiende a todas partes, en los cielos y en la tierra, también en los mares y a los extremos de la tierra.

Esto exalta a YEHOVAH DIOS por encima del ídolo cananita Baal, quien se pensaba que era el DIOS del clima.

Baal era representado en ocasiones como un rayo y se creía que era él quien enviaba la lluvia.

El cantante reprendía esta idea, y cantaba de YEHOVAH DIOS como el Señor sobre los relámpagos, la lluvia y el viento.

Versos del 8 al 12

Adorando al DIOS que redime a su pueblo, YEHOVAH DIOS también se ha exaltado a sí mismo por encima de los supuestos dioses de los egipcios.

El Salmo recuerda las muchas plagas que ÉL infligió sobre ellos “Envió señales y prodigios en medio de ti”, con el más grande de ellos siendo el juicio de la muerte de los primogénitos de Egipto.

Una vez que Israel fue liberado de Egipto, YEHOVAH DIOS también mostró su grandeza sobre todos los supuestos dioses de la tierra al derrotar a las naciones y a los reyes poderosos que atacaron a su pueblo.

YEHOVAH DIOS demostró su grandeza sobre todos los dioses de los canaanitas al derrotar a sus reyes y al darle su tierra a Israel, como heredad, algo que pasa de generación en generación.

Versos del 13 al 14

Exaltando a YEHOVAH DIOS en toda su grandeza, la grandeza de la fama de YEHOVAH DIOS a la luz de la incomparable grandeza de YEHOVAH DIOS (recientemente declarada en los versos anteriores), el cantante alaba Su incambiable Sombre y Su fama que no tiene fin.

El Grande y Bueno YEHOVAH DIOS traerá juicio, justicia, y compasión a su pueblo, Su bondad y su grandeza son para ellos, no contra ellos.

Versos del 15 al 18

La grandeza de YEHOVAH DIOS en contraste con la vacía locura de los ídolos.

La Bondad y la Grandeza de YEHOVAH DIOS hacen que los patéticos ídolos, la obra de manos de hombres, se vean aún más vacíos y tontos.

Como en muchos otros pasajes en las escrituras hebreas, la Biblia se burla de aquellos que fabrican o adoran a los ídolos.

El que fabrica los ídolos tiene una boca, ojos y oídos que superan a los de su ídolo.

Aunque el hombre es superior a los ídolos que fabrica, la creación y la honra a los ídolos hacen que el hombre o la mujer sean inferiores.

La idolatría nunca exalta al hombre, sino que siempre lo humilla.

Versos del 19 al 21

El pueblo de YEHOVAH DIOS llamado a bendecirlo y alabarlo, una serie de tres afirmaciones, el Salmo cierra con un llamado a los descendientes de Israel, de Aarón y de Leví a honrar a YEHOVAH DIOS y a darle el reconocimiento que merece.

Este podría ser un llamado a los gentiles que honran a YEHOVAH DIOS a que también se unan a Israel, los sacerdotes, a los levitas en la alabanza y honra a YEHOVAH DIOS.

Jerusalén era y aún es un lugar especial para YEHOVAH DIOS, pero Su alabanza, bondad, grandeza se extiende desde Sión, no es una deidad local, Su poder y grandeza no están limitados a Sión.

Es apropiado para un Salmo tan elevado el terminar de la misma forma que comienza, declarando la alabanza de YEHOVAH DIOS y llamando a otros a que hagan lo mismo.

1 comentario en «Salmos Capítulo 135»

  1. El amor del padre están grande que nos revela que no debemos idolatrar imágenes hechas por el hombre que nos desenfoquen del propósito qué tiene para que seamos salvos libres de toda maldición causada por la rebeldía de actuar sin pensar en las consecuencias de no obedecer.
    ALABEMOS A DIÓS PADRE, EL DIOS QUE VIVE EN JERUSALÉN
    ALABEMOSLO 135, 21

    Responder

Deja un comentario