Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 129

Este es otro salmo de la serie de quince titulados, una canción para los peregrinos.

Mientras los peregrinos se acercaban a Jerusalén a recordar las muchas liberaciones que YEHOVAH DIOS había hecho en el pasado, como en la Fiesta de la Pascua o en los Tabernáculos, ellos hacían en la continua protección del Altísimo y la derrota de sus muchos enemigos.

En áreas donde muchas naciones normalmente miran atrás para ver lo que han logrado, Israel reflexiona aquí en aquello de lo que ha sobrevivido.

Puede ser un ejercicio descorazonador, porque Sión aún tiene muchos que desean su mal. Sin embargo, el cantante toma confianza del pasado, viendo a YEHOVAH DIOS con gratitud y a sus enemigos con desafío.

Versos del 1 al 3

La bondad de DIOS para un afligido Israel pero no destruido.

El salmista presenta esto como un testimonio de Israel, puede decir ahora Israel, los descendientes del pacto de Abraham, Isaac y Jacob han tenido que soportar únicas y malvadas aflicciones durante toda su existencia.

Este es el feliz testimonio de Israel, el odio a los judíos los ha atacado en muchas ocasiones, sin embargo, los enemigos de YEHOVAH DIOS y de su pueblo los judíos, nunca han tenido éxito ni prevalecieron en contra de ellos.

El salmista describe las muchas aflicciones que hay sobre Israel, como si sus enemigos pasaran el arado sobre sus cuerpos extendidos en el piso.

Esta es una vívida imagen del sufrimiento y la subyugación, siendo completamente derribada enfrente de los enemigos.

Verso 4

YEHOVAH DIOS prometió librar al pueblo del pacto Israel y su fidelidad en librarlos es una demostración de su justicia.

El hecho de que el Omnipotente es justo Juez significa que mantendrá su promesa a Israel.

Los enemigos de Israel eran fuertes e inteligentes, pero no mayores que YEHOVAH DIOS que podía librarlos, el camino de los impíos que restringía y esclavizaba al pueblo de DIOS sería cortado.

Versos del 5 al 7

Pidiéndole a DIOS que le dé la espalda a los que odian a Jerusalén, son una vergüenza los que odian a Sión.

El salmista oraba para que no solo Israel fuera liberado de sus enemigos, sino para que YEHOVAH DIOS también propiciara su justicia a los enemigos de Israel, serían avergonzados y vueltos atrás.

La hierba que crece en las temporadas de lluvia “de los techos” rápidamente se seca cuando el clima se vuelve cálido y seco, oró para que la presente temporada verde de los enemigos de Israel fuera corta.

La hierba de los versículos anteriores era inútil para el segador o para aquellos que juntan el grano “amarras las gavillas”, el salmista quería que la inutilidad de los perversos enemigos de Israel fuera expuesta y evidente para todos.

Verso 8

Negación de las bendiciones para los enemigos de Sión, el salmista oraba para que estos enemigos de Israel no disfrutaran de la bendición de YEHOVAH DIOS sobre ellos.

Oraba para que la placentera imagen del trabajo de cosecha encontrado en Rut 2, 4 nunca sucediera para los enemigos de Israel.

La bendición de YEHOVAH DIOS y lo más grande que cualquier vida humana puede disfrutar, dándole bien a todas las áreas de la vida.

El salmista oraba para que ninguna de estas bendiciones fuera dada a aquellos que odiaban a Jerusalén y a Israel.

Deja un comentario