Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 120

Este es el primero en una serie de 15 Salmos cada uno con el título, “una canción de peregrinaje”.

La razón para esta colección y organización no es declarada de forma precisa, muchas explicaciones diferentes han sido dadas para estos “grados”, “pasos” o “ascensos”:

· Las canciones de las gradas del Templo.

· La canción de los pasos.

· Las canciones graduales.

· Las canciones de progresión.

· La canción de la procesión desde Babilonia.

· La canción del festival de los peregrinos.

El Talmud dice que las quince canciones corresponden a las quince gradas en el patio exterior según el Middoth II 5 y Succa 51b, algunos incluso han supuesto que fueron cantadas por los levitas desde estas gradas, aunque esto es pura especulación.

Probablemente la mejor explicación es la última mencionada, eran canciones para el Pueblo de DIOS mientras hacían su viaje de peregrinaje hacia Jerusalén y el Templo en los tres festivales (La Pascua, Pentecostés y los Tabernáculos).

1 Crónicas 13, 6 usa esta frase para describir el momento en que se trae el Arca del Pacto a Jerusalén, Arca del Pacto del Señor.

La palabra que se traduce como “ascenso” comparte la misma raíz con “traer de allá” de 1 Crónicas 13, 6. La misma palabra raíz es usada en el mismo contexto en 1 Crónicas 15, 15.

Estas canciones de deseo, esperanza y de acercamiento son apropiadas para el uso de los peregrinos mientras subían para adorar.

En este sentido, sabemos que Yeshúa Ha Mashiaj entonó estas canciones en sus viajes a Jerusalén desde Galilea para celebrar las Fiestas de YEHOVAH DIOS.

Quien escribió o recopiló estos Salmos es desconocido, el autor de estos quince Salmos no es conocido y muy probablemente no fueron el trabajo de una sola persona.

Estos han sido atribuidos a David, Salomón, Esdras, Ageo, Zacarías y Malaquías, sin ninguna evidencia positiva.

Estos son, de cualquier manera, excelentes en su tipo y escritos con mucha elegancia, conteniendo fuertes y nerviosos sentimientos de la más exaltada piedad, expresada con gran felicidad de lenguaje en pocas palabras

Versos del 1 al 2

Angustia y liberación de los labios mentirosos, el Pueblo de DIOS constantemente se encontraba en angustia.

Ellos tenían un refugio en su angustia, podían hacer lo que el salmista hizo cuando clamó al Señor, podían compartir el testimonio del cantante y “ÉL me respondió”.

El salmista describe la naturaleza de su angustia, palabras malvadas habladas en su contra desde “labios mentirosos y lenguas fraudulentas”.

Había algo de confort en este clamor, sabiendo que el mal que fue dicho en contra del cantante no era verdad, fue dicho con labios mentirosos y con una lengua fraudulenta.

Las mentiras de las que nuestra alma necesita ser liberada, no solo son las mentiras que se dijeron sobre nosotros, sino también las que no se nos dijeron.

Acerca de YEHOVAH DIOS, acerca del hombre, acerca de nosotros mismo, acerca de la vida, la identidad, el propósito y la felicidad, de estas mentiras, libra mi alma oh YEHOVAH DIOS.

Versos del 3 al 4

El destino de la lengua fraudulenta, el salmista cambia su oración a YEHOVAH DIOS para hablarle a la lengua calumniadora de aquellos que causan su angustia.

Él le advierte a los labios mentirosos de su destino, de lo que se le dará.

“La lengua calumniadoras” de los enemigos del cantante pronto conocerá las agudas saetas, ellos han lanzado mentiras como agudos proyectiles y ahora las agudas saetas del juicio vendrán en contra de ellos.

Versos del 5 al 6

El cansancio de vivir con aquellos que odian la Paz de YEHOVAH DIOS, Mesec era un lugar lejano, a una larga distancia de la tierra de Israel (Ezequiel 27, 13; 32, 26; 39, 1).

Quedar era un lugar asociado con las tribus nómadas en las tierras que rodeaban a Israel (1 Crónicas 1, 29; Isaías 21, 16-17; Jeremías 49, 28).

Al salmista le dolía el saber que vivía en medio de los paganos, alejado de Israel y de Su Pueblo, él anhelaba el Shalom de YEHOVAH DIOS “Paz”, sus enemigos de labios mentirosos odiaban la Paz de YEHOVAH DIOS.

Esto hace al Salmo 120 un inicio apropiado para las canciones de los peregrinos, mientras el viaje del peregrino a Jerusalén empieza, él tiene en mente las dificultades que se tienen al vivir separado del apoyo de una comunidad que ama a YEHOVAH DIOS.

El salmista necesitaba este viaje a Jerusalén en el tiempo de las Fiestas y la gran comunidad del Pueblo de DIOS.

Verso 7

El contraste entre el cantante y la comunidad en la que vive, amaba y anhelaba la Paz de YEHOVAH DIOS, “su Shalom”.

El salmista buscó decir las palabras de Paz y Bondad, para representar y promover aquellos valores dentro de la comunidad.

Sin embargo, cada vez que lo hizo, la respuesta fue hostil, característica de aquellos que hacen la guerra.

Al menos por un tiempo, él necesitaba mejor compañía y la encontró en medio de los peregrinos que se dirigían a Jerusalén y quienes compartían esta canción de los peregrinos.

El salmo termina con un suspiro prolongado, invierte el orden usual de salmos similares, en el que la descripción de la necesidad acostumbra preceder a la oración de liberación.

Deja un comentario