Mosqueteros de Yehovah

La Inmadurez Espiritual

La Inmadurez Espiritual

Yehovah anhela que el carácter de la iglesia sea desarrollado, antes de que llegue la prosperidad y destruya al necio (muchos de los ganadores de la lotería quedan peor en la quiebra que antes de ganarla),

Yehovah anhela que nuestro carácter se desarrolle para recibir sus bendiciones y no perderlas por el ego.

Las personas abandonan porque no quieren aceptar el reto de seguir adelante sobre lo que se les está indicando y prefieren ir para atrás, estamos retados a madurar en nuestro carácter para seguir adelante en lo que nos dice el Señor.

Sin el carácter correcto la prosperidad se DESTRUYE,
solo el carácter correcto permite mantener la Bendición

Inconsistencia del carácter del ser inmaduro, se da cuando el hombre viejo está activo en el “yo carnal”.

Porque la inmadurez se centra en la búsqueda incesante de la auto gratificación, la inseguridad, el doble ánimo, el ofenderse cuando se es corregido, el egocentrismo, la autosuficiencia o la auto justificación todo estas son características del ser inmaduro, todo pecado está basado en el yo.

Los inmaduros son fácilmente engañables y son inestables, a una persona inmadura le encanta medirse (compararse) con los demás y competir, busca agradar al hombre y no a Yehovah.

Es impaciente, arrastrado por sus emociones, tiene doble mentalidad, posee miedo a ser rechazado, tiene metas cortas, una vez que el estímulo cambia termina sus procesos de búsqueda.

Características Elementales de la Inmadurez

1.Se ofende fácilmente.

2.Es inestable o inconsistente

Es carnal (uno que encumbra el estímulo del sentir y no por lo recto).

3.Se resiste a perdonar, en Hebreo cáncer es dejar el rencor, enfermedad es por no perdonar, si estoy enfermo ¿a quién no he perdonado?

4.Es irresponsable, es incapaz de sostener Pactos, de responder por alguien que está bajo tu cuidado, nada posee bajo su nombre.

Ser responsable es la marca de uno que es dueño Hechos 19, 13, un inmaduro quiere aprovecharse de las sombras de un árbol que no plantó, es vagabundo, no se sujeta a nada, pero quiere el beneficio de todo.

No es dueño de nada, todo es alquilado, prestado, arrimado, cada uno debe tomar responsabilidad de su propia persona es comenzar a actuar la madurez.

1 Corintios 13, 12 por ello, tenemos la necesidad de meternos en la Palabra, como un espejo ésta me muestra las imperfecciones para mejorar, el que es responsable conoce sus límites y los respeta.

Los dones no son demostración del carácter, ya que el don es dado, pero el carácter debe ser desarrollado, ejemplo son Elías tenía miedo a Jezabel, Jonás a la orden de Dios huyó, tenían dones pero eran inmaduros.

Gálatas 4, 1-4 Debemos ser como niños para entrar, luego niño dentro del Reino comienza tu crecimiento

El niño no puede hacer uso de nada hasta que sea el momento de su madurez.

Muchos de los asistentes a las formaciones no pueden hacer cosas mayores porque son niños.

Mientras que el heredero es niño no se diferencia del esclavo, aun siendo dueño si no crezco no cobro mi herencia y no puedo tomar posesión de lo que Jesús ganó por mí en el calvario, todas esas barreras las coloca la inmadurez.

Tres Cosas repetitivas en Cristianos Inmaduros

1. Falta de Perdón 2 Corintios 5, 17 -18

Yo soy nuevo y no puedo estar cobrándome de cosas del hombre viejo, el que es nueva criatura no tiene memoria no opera con la memoria antigua, está aprendiendo a vivir de nuevo.

2. No saben cómo lidiar con la Ofensas

No saben lidiar con lo que deben corregir o mejorar, te llaman madre o padre espiritual hasta la primera corrección y ya no te quieren ver.

Debemos aprender de Esteban y Jesús que a pesar de ser acusados, perseguidos, difamados, quitándoles la vida dicen “perdónalos que no saben lo que hacen”.

3.Poseen el hábito de la decepción

En vez de arreglar aquello por lo cual ellos son responsables, prefieren estar continuamente juzgando aquellos que les dan la provisión.

Con cada acontecimiento viene la amenaza, piensan mas en la venganza que en la reconciliación, no lidian con la restauración.

Una de las frustraciones del maestro es la inmadurez del pueblo, ya que no puede dar alimento sólido cuando todavía a pesar del tiempo, lo único que toleran es la leche

Mateo 11, 1-6 los personajes bíblicos lo que vemos de su caída es la falta de carácter, su inmadurez.

Juan sabia la profecía según Isaías, pero su “yo carnal fue quien mando a preguntar”, cayó en la decepción.

Una persona que tiene madurez sabe manejar cuando le ofenden, cuando es decepcionado, cuando es traicionado, sabe lidiar con esos momentos.

Ese es mi Padre Espiritual y es el mejor del mundo hasta que le dio un regaño y no lo acepta.

Ofensa en Griego es “mente envenenada”, una persona ofendida está en una pelea mental pensando vengarse del otro, no tiene paz, hace alusión de colocar obstáculos a un ciego para que tropiece, caiga y luego hacer burla de él.

Felíz es el que “no se ofende cuando es corregido”, porque obedece la instrucción, la promesa, cuando sucede algo que no podemos explicar ni entender.

La tendencia es a reaccionar sintiendo haber sido ofendido hasta con Dios.

Has escuchado la frase ¿Dios mío porque a mí? Los designios de Dios son por medio de su voluntad, las expectaciones no cumplidas generan ofensas.

Proverbios 13, 12

“La esperanza diferida ofende le corazón”, el amor es lo que entrego, debo cumplir lo que el rol dice.

El corazón vive enfermo cuando se ofende, muchos de los que están casados están ofendidos, porque en vez de servir lo que tienen son demandas para su cónyuge.

Lo que pasa con los casados es que están enamorados de las expectativas irreales que enferman el corazón, creen que están reclamando justicia y lo que están llenos es de vanidad y orgullo.

El novio tiene la expectativa que la mujer es Proverbio 31 caminando y la novia tiene la expectativa que el novio es Cristo mismo.

Debes ser consciente que muchas veces se “enamoran de un cuerpo y se casan con un carácter”, tienen a un amigo y buscan al novio por los rincones, se casan con el primero que se les aparece, pero cuando tienen un problema buscan al amigo para contarles su problema y ¿Por qué no se casaron con el amigo?.

Hebreos 5, 12-14

No hay virtud en ser niño pequeño en el mundo espiritual, así entras pero tienes que crecer.

Dar alimento es apacentar, en su inmadurez en vez de escuchar la corrección prefieren sus propios pensamientos.

Dios nos ordena a dejar de ser niños y caminar hacia la madurez y esto sólo se logra sujetos a la autoridad legal, la autoridad ve todo desde lo alto.

Edificación es preparar a un ser humano para que sea habitación de Yehovah, somos el templo de Dios.

El Atrio es la carne que debe estar en la parrilla, el Lugar Santo es el alma que debe estar llena del logos y el rema, el Lugar Santísimo es el espíritu que se une en comunión con Dios, el que está en la carne no permite que Dios coloque su asiento dentro de él.

Características de la Inmadurez

Es un hombre de doble ánimo, Santiago 1, 6-8; La inmadurez como tal no es maldad, la maldad es planificada, la inmadurez viene por descuidos.

El maestro debe buscar la manera de enseñar la Palabra sin llegar a la ira con paciencia, el que enseña debe ser paciente, todos tenemos áreas de inmadurez.

Una persona de doble ánimo es inestable tanto espiritual como emocionalmente, manifestando cambios de humor repentinamente, yendo de un extremo a otro en su mente, siendo erráticos en sus decisiones.

Son gente en la que no se puede confiar, muestran inseguridad en todo lo que piensan y deciden, por lo tanto, son inconsistentes en llevar una vida de oración, ayuno y diezmo,.

Inconstante en el matrimonio, la primera semana están felices luego se quieren divorciar, a este tipo de personas hay que decirles constantemente escrito está, para que sepan asentar su pensamiento a la palabra de Dios.

2 Corintios 5, 6-7

“Vivimos por fe no por vista”, la gente inconstante vive por lo que siente.

Pero la fe consiste en obedecer los mandatos de Dios, por lo que, el vivir en el nivel de los sentimientos se corresponde a ser un niño espiritual.

Los sentimientos son inferiores el vivir por FE, la madurez requiere vivir en el amor, que a su vez, consiste en ejercer el sacrificio al que estoy sujeto legalmente.

Imagina a un padre que provea para los de su casa cuando lo sienta.

Imagina una ama de casa haciendo los quehaceres cuando lo sienta.

Nosotros no pastoreamos porque lo sintamos, sino que es una obligación dada por Dios en Mateo 28, 18.

Todo cristiano que ha llegado a la madurez tiene discípulos, no se siente el cumplir con los mandamientos simplemente, cada quien se sujeta a si mismo por ellos.

Juzgar por vista es errar, el espiritual juzga frutos, debemos esperar hasta que se manifiesten los frutos.

Eclesiastés 5, 2-4

Las Promesas o Pactos que hicimos ante Dios deben ser cumplidos, incluyen los sacramentos.

Sacramento es un juramento sagrado, ¿Eres hijo de Dios? SI

¿Entonces porque no te comportas como Jesús?, porque te quieres divorciar, compórtate conforme al juramento que hiciste.

La inconstancia en la responsabilidad de los pactos hace que se pierda la confianza al espos@ y los hijos.

Las esposas se amargan por esposos que no cumplen promesas provocando los conflictos en el matrimonio, se pierde la confianza por la inconsistencia, por eso los matrimonios hoy en día son desechables

¿Por qué sabemos que Dios tiene Madurez Absoluta?

Porque su Palabra dice que en ÉL no hay sombra de variación.

Yehovah no responde muchas oraciones, por ser inconstantes en el pedir, las enfermedades (supuestamente incurables) se curan por la “insistencia delante de Dios”.

Ejemplo la Sirofenicia, viuda con el juez injusto, muchas veces los padres no conceden las peticiones a sus hijos, porque son caprichos, piden un juguete caro y a la semana es un estorbo o una basura rodante por la casa, porque ya hay una colección nueva, persistieron más pidiéndolo que jugando con él, ¿Qué hacemos para vencer la inconsistencia?

Efesios 4, 14-15

No seremos inconstante si nos mantenemos en la solidez de la palabra, dejando a un lado lo que sentimos, siendo responsable con los que nos toca.

Debemos tener el carácter de Yeshúa, “nunca hizo lo que sentía, el hizo lo que Dios Padre esperaba de él”.

No nos dejamos llevar por cualquier viento de doctrina, el carácter fundamentado en la fuente legal, sujeto en obediencia.

No nos podemos dejar envenenar por filosofías del mundo, la carne y el demonio.

“No es lo que yo quiero pero que se haga tu voluntad y no la mía” solo debemos parecernos al carácter de Cristo, el cristiano que ha llegado a la madurez anhela enfrentar todas las cosas con el carácter de Yeshúa.

Etapas de Crecimiento en Dios

1.Crecer hacia Dentro

Es aprender los rudimentos de la fe, cuando nos introducimos en el Reino tenemos que conocer la cultura del Reino, rudimentos, salvación por gracia, guiados por el Espíritu Santo, funciones de mi rol, manual de vida ¿Qué tengo que hacer? profundidad, viene de una muerte diaria, de negarse a si mismo.

2. Crecer hacia Arriba

Es crecer en carácter siendo imitación del carácter de Jesucristo, obediencia de lo aprendido,

Efesios 4, 13 no permitir que nada me influya más que la Palabra del Padre, si algún pasto me va a alimentar es el Pasto de mi Padre.

Los creyentes deben llegar al modelo del varón perfecto y varona, lo que consiste en hablar, pensar y caminar como Jesús, tanto en poder como en carácter, debemos hacer cosas aún mayores que él, tener los dones no implica tener madurez, la madurez del carácter depende de cómo actuamos cuando estamos solos.

3.Crecer hacia Fuera

Tiene que ver con la expansión, nadie puede tener estatura espiritual sin tener carácter.

Estatura es el carácter ético del individuo, forma de conducirse, es altura, capacidad del alma, tiene que ver con dar fruto.

El carácter es el asiento moral de una persona, lo que viene a ser la integridad, no hay tal cosa como tener estatura sin carácter, no tienen moral, ni autoridad para que nadie se sujete a lo que dicen, si yo no vivo lo que predico, no tengo autoridad moral para enseñarlo.

La estatura del hombre le vienen dados por su “compañerismo con Dios y de la muerte del yo”.

El que muere a si mismo diariamente hace que su Palabra tenga mucho Peso-Doxa, la integridad hace que la palabra impacte a nivel del espíritu.

Una persona inmadura se define como aquella que está llena de sí mismo, no le sirve a nadie más que a sus propias pasiones, no puede adorar, ni orar, porque en vez de decir “Gloria a Dios” dice “Gloria a yo”.

Se idolatra a sí mismo, siempre está hablando de sí mismo, no contempla a Jesucristo, no adora porque lo que hace es sacar una lista de sus peticiones, la ofensa viene por estar lleno de sí mismo, ¿Y dónde está el compromiso con Jesús? Porque no es con el hombre.

Hay deferencia entre el carácter y la reputación, la reputación consiste en hacerse una “imagen favorable de sí mismo”.

Es el mercadeo, la apariencia, el carácter es quien somos realmente, 1 Corintios 13, 10 “tiempo de pasar de niño a hombre”, Niña a hembra.

El primer signo cuando un hombre y una mujer maduran es hacerse responsable de su propia familia.

Lo segundo es poner en orden las prioridades entendiendo que “Dios es primero”, has llegado a la madurez cuando otros pueden depender de tu palabra.

Características Finales y Definitivas de la Inmadurez

1. Lleno de sí mismo
2. Ambicioso
3. Independiente
4.Confiado en sí mismo
5.Autosuficiente
6Engañado fácilmente
7.No sabe ejercer el dominio propio
8.Se ofende fácilmente
9.Es impaciente
10.No cumple compromiso
11.No planifica para no comprometerse

Los que escogen quedarse inmaduros traen la rebelión, el celo carnal que engendra la “iniquidad”, pasando ser de inmaduros a “malvados”, porque por inmadurez fallamos, pero por malvados “planificamos el pecado” lo que es perversión y terminan siendo oprimidos por demonios.

Consecuencias Graves

1.Los inmaduros repiten constantemente situaciones desagradables y culpan a los demás de lo que hicieron.

2.El deseo continuo por satisfacer sus necesidades le hace continuamente inconstante, abandonando todo proyecto.
Al no vivir por propósitos se ven cercados por necesidad.

3.El creyente inmaduro nunca va a entrar en su herencia, porque heredero es uno que está hecho “igual al Padre” y esto es en “Carácter”.

Conclusión

Somos hijos de Dios por adopción, lo que Jesús es por naturaleza, por tanto, Yeshúa es el modelo de carácter a imitar para realmente ser coherederos, Romanos 8, 16 “El Espíritu asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios” convicción de perfección del carácter y este es espiritual.

Difunde la Palabra de Yehovah No Contaminada

Deja un comentario