Mosqueteros de Yehovah

Jueces Capítulo 4

Versos del 1 al 3

Al ver la desviación continua hacia la desobediencia, hace que ellos cada vez estén menos confiado en el hombre y más impresionado con la misericordia y gracia de YEHOVAH DIOS.

A pesar de que Israel continuaba olvidándose de ÉL, YEHOVAH DIOS continuó trabajando con ellos.

YEHOVAH DIOS amaba a Israel demasiado, como para que se fueran por su propio camino.

Puede haber ocasiones, cuando deseamos que YEHOVAH DIOS nos deje solos, pero al final, estamos agradecidos por Su trato continuo para con nosotros, aún cuando no es cómodo.

A Israel le tomó veinte (20) años de servidumbre, antes que clamara a YEHOVAH DIOS.

YEHOVAH DIOS utilizó a un opresor totalmente diferente esta vez.

YEHOVAH DIOS puede y hará uso de cualquier cosa, para tomar nuestra atención, para mantenernos a raya con Su voluntad.

Versos del 4 al 5

Algunos consideran inesperado que YEHOVAH DIOS levantara a una mujer como profetiza.

Pero el Nuevo Testamento, pone en claro que YEHOVAH DIOS también da a las mujeres el don de la profecía y ellas lo deben de practicar de una forma apropiada (1 Corintios 11, 5).

Lapidot su esposo, parece que no tenía nada que ver en el gobierno. Pero en el original también se puede traducir como la esposa de Lapidot, mujer de Lapidot.

La Biblia nos habla de otras profetisas María (Éxodo 15, 20), Hulda (2 Reyes 22, 14), Ana (Lucas 2, 36) y las cuatro hijas de Felipe (Hechos 21, 8-9).

En 1 Corintios 11, 5 vemos que el elemento esencial para el ministerio de una mujer, como profetiza en la iglesia primitiva, era su clara sumisión al liderazgo del hombre como autoridad, evidenciado al utilizar ella el velo.

En las primeras comunidades cristianas, se puede observar como lo narra el Nuevo Testamento, que una mujer debía de utilizar sus dones en el contexto del orden establecido por las autoridades espirituales.

Esto siempre es posible, porque el don de la profecía nunca “abruma” a aquel que lo recibe, los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas (1 Corintios 14, 32).

Lo inesperado que YEHOVAH DIOS levantara a una mujer para ser juez, una “shaphat”, un “líder heroico” para Israel.

Hizo de Débora, una mujer grandemente utilizada por YEHOVAH DIOS.

Era una mujer que respetaba a las autoridades impuestas por YEHOVAH DIOS, así como Barac.

El asunto, desde la perspectiva del Nuevo Testamento, no es si las mujeres pueden ser utilizadas de una gran manera por YEHOVAH DIOS. Por supuesto que se puede.

El asunto es de liderazgo, responsabilidad final y autoridad. YEHOVAH DIOS le ha dado estas responsabilidades al varón, tanto en el hogar, como en las instituciones o ministerios para Extender su Reino.

Las mujeres pueden ser usadas grandemente por YEHOVAH DIOS, pero debe estar bajo el liderazgo de la autoridad de un varón en una institución o ministerio que edifica la Ekklesía.

Las razones no tienen nada que ver con alguna noción de superioridad del varón, tienen que ver con el orden dado por YEHOVAH DIOS (1 Corintios 11, 3).

Es a la luz del orden de la creación de YEHOVAH DIOS (1 Corintios 11, 8-9), a la luz de la presencia de los ángeles que observan (1 Corintios 11, 10) y a la luz de la naturaleza de la caída (1 Timoteo 2, 14).

A menudo se asume, que se le permitía a Débora tener el liderazgo, porque los hombres fracasaban en tomar la posición.

Versos del 6 al 7

Débora nunca creyó que YEHOVAH DIOS la llamó a ella sola para liberara a Israel, se dio cuenta que YEHOVAH DIOS haría la mayor parte, de la obra por medio de Barac.

¿No te ha mandado YEHOVAH DIOS de Israel? El uso de esta frase sugiere, que Débora simplemente confirmó algo, que YEHOVAH DIOS ya le había hablado a Barac.

YEHOVAH DIOS a menudo trae confirmación cuando nos habla a nosotros, especialmente cuando creemos que lo que ÉL quiere que hagamos, afectará a otras personas.

Versos del 8 al 10

No pareció poco sabio de Barac, el pedir a Débora que fuera con él.

Pero el hecho de que él lo demandara, muestra que confiaba más en la relación de Débora con YEHOVAH DIOS, que en su propia relación con YEHOVAH DIOS.

Barac es mencionado en Hebreos 11 como uno de los héroes de la Fe, pero Fe puesta en la influencia de YEHOVAH DIOS en Débora y no en la suya, por ello, perdió la corona aquel gran día.

En Hebreos 11, 32-33 se muestra famoso por su Fe, sin embargo, mostró incredulidad.

Por ello, Barac personalmente no derrotaría a Sísera, comandante del ejército de Jabín, sino una mujer sería la que lo derrotaría.

Sin embargo, Barac y todos los que mostraron un verdadero valor y confianza en YEHOVAH DIOS, para subir en contra de Sísera y su ejército, no tenían armas como para pelear con un ejército tecnológicamente avanzado (al tener 900 carros herrados).

YEHOVAH DIOS les condujo a pelear en una llanura, la cual ofrecía gran ventaja a las fuerzas con carruajes.

Versos del 11 al 13

Eran descendientes distantes de Israel, por medio de Jetró, sacerdote de Medían, suegro de Moisés, que se regresa hasta Abraham y a su segunda esposa, Cetura (Génesis 25, 1-4).

Esta era una tecnología militar sofisticada e impresionante. Los ejércitos de Israel, bajo la dirección de Barac y Débora, estaban con gran desventaja.

Versos del 14 al 16

Maravilloso acto de Fe por parte de Barac, quien se movió a un campo de batalla en donde su ejército, estaba en gran desventaja frente a los carros del enemigo.

No utilizó la ventaja de la colina, donde estuviera fuera del alcance de los carros herrados (Josué 17, 16), sino que marchó valientemente hacia el valle, para darle a Sísera la oportunidad de utilizar todos sus caballos y carros, para que la Victoria fuera gloriosa y maravillosa.

Debido a la gran confianza de Barac hacia YEHOVAH DIOS, le concedió una gran Victoria en contra de todas las probabilidades.

YEHOVAH DIOS quebrantó a Sísera y a todos sus carros, en Jueces 5, 4-5. 21, porque YEHOVAH DIOS ayudó a que Israel tuviera la Victoria al traer una inundación repentina.

Las condiciones lodosas, ocasionaron que los carros herrados fueran obstaculizados, lo cual no ayudaba en la batalla.

¿No ha salido YEHOVAH DIOS delante de ti? Esta es una frase que habla de un rey o un general que dirige a sus tropas (1 Samuel 8, 20). Por lo tanto, Débora tuvo un gran rol en esta Victoria.

Ella era una alentadora, edificando la Fe de Barac y sus hombres. Su ánimo era que YEHOVAH DIOS como rey, iría delante de Su pueblo hacia la batalla.

Versos del 17 al 22

Aquí el relato da un giro inesperado. YEHOVAH DIOS prometió que una mujer derrotaría a Sísera Vs 9.

Muchos asumirían lógicamente que sería Débora, pero YEHOVAH DIOS utilizó a la esposa de Jeber un quenita, Yael para conseguir el fin de Sísera.

Las mujeres tenían sus tiendas apartadas de sus maridos, Génesis 24, 67; 31, 33, él pensó estar más seguro del acecho, que en la tienda de los varones.

Cualquier perseguidor, difícilmente pensaría en buscar a un hombre en la tienda de una mujer, era un fugitivo cansado y esto sería una violación de la forma de vida.

Pero Yael mató a un hombre, el cual su propio marido había hecho paz con él. Pero YEHOVAH DIOS utilizó la traición de ella, para cumplir Su propósito.

Sísemerecía morir, luchó en contra del pueblo de YEHOVAH DIOS, fue un líder que había oprimido con crueldad a los hijos de Israel Vs 3.

Lección importante para nosotros, YEHOVAH DIOS puede utilizar la maldad del hombre para servir a Su propósito, la ira del hombre te alabará (Salmos 76, 10).

Versos del 23 al 24

La Batalla en contra de Sísera fue importante, pero no terminó con la lucha.

La guerra no terminó sino hasta que Jabín fue destruido. Israel no podía pensar que la guerra terminó, cuando una gran batalla fue ganada.

Deja un comentario