Mosqueteros de Yehovah

Jueces Capítulo 2

Versos del 1 al 3

Es muy probable que  fuera YEHOVAH DIOS, apareciendo en forma humana.

Hay apariciones frecuentes en el Antiguo Testamento del ángel de YEHOVAH DIOS, lo cual indica que es YEHOVAH DIOS mismo.

Asumiendo que fuera una aparición divina, como el autor refiere que así fue, conjeturamos que era Yeshúa Ha Mashiaj que se apareció al pueblo de Israel, antes de su aparición encarnada en Belén.

Sabemos que este es Yeshúa Ha Mashiaj por dos razones.

Primero, porque el ángel de YEHOVAH DIOS aquí reclamó divinidad, al decir que Él fue el que sacó a Israel fuera de Egipto, quien hizo un Pacto con Israel Vs 1 y quien personalmente llamó a Israel a la obediencia Vs 2.

Segundo, porque esta persona, apareciendo en forma humana delante de Israel, no puede ser YEHOVAH DIOS el Padre, porque el Padre es descrito como invisible (1 Timoteo 1, 17) y quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver (1 Timoteo 6, 16).

La idea de que Yeshúa Ha Mashiaj, la Segunda Persona de la Trinidad, aparezca como hombre antes de Belén es provocativo, pero lógico.

Sabemos que Él existía antes de Belén (Miqueas 5, 2) ¿por qué Él no, en ocasiones aisladas pero importantes, debería de aparecer en forma corporal?.

Vemos otros lugares donde esto sucedió, como en Génesis 18, 16-33, Génesis 32, 24-30 y Jueces 13, 1-23.

La primera cosa que Yeshúa, como el ángel de YEHOVAH DIOS hizo, fue recordarle a Israel de Su gran amor y fidelidad hacia ellos.

Él los libró de la servidumbre de Egipto, les dio una abundante tierra de la promesa, les dio un Pacto el cual nunca quebrantaría.

Es el patrón general de YEHOVAH DIOS el recordarnos, de Su gran Amor y Fidelidad, antes de llamarnos a la Obediencia y a confrontar nuestro pecado.

Le amamos porque ÉL nos amó primero (1 Juan 4, 19) y solamente le podemos obedecer en verdad mientras andamos en su amor y permanecemos en Su pacto con nosotros.

Las palabras “No romperé nunca mi alianza con ustedes”, nos recuerdan que aunque Israel nunca vivió plenamente la parte que les tocaba del pacto, YEHOVAH DIOS prometió que Él nunca olvidaría Su parte del Pacto.

¿Qué es lo que han hecho? El ángel de YEHOVAH DIOS confrontó a Israel en Amor.

La pregunta estaba escociendo (quemando) en su simplicidad, jamás hay una buena razón para nuestra desobediencia.

El verdadero problema de Israel no era de poder militar o tecnológico, era espiritual, su condición espiritual deplorable, no su falta de carros, estaba detrás de su fracaso para deshacerse de los Cananeos.

El ángel de YEHOVAH DIOS anunció, que Él permitiríaque la obra de poseer la tierra estuviera sin terminar, siendo esta la forma de corregir a un Israel desobediente.

En los primeros años de la campaña en Canaán, YEHOVAH DIOS peleó por Israel de una manera sobrenatural.

Pero ÉL nunca tuvo la intención, que toda la campaña para conquistar a los Cananeos fuera de esta manera.

El anuncio que los Cananeos quedarían como problemas para la nación, fue prometido de antemano a Israel, si ellos no pudieran sacar en fidelidad a los Cananeos.

“Pero si no expulsan delante de ustedes a los habitantes del país, los que queden serán para ustedes como espinas en los ojos y aguijones en los costados. A ustedes los hostigarán en el país en que van a vivir, y yo los trataré a ustedes en la forma en que pensaba tratarlos a ellos” (Números 33, 55).

Versos del 4 al 6

Con todo el llanto y el lamento, había una razón para creer que la Palabra de YEHOVAH DIOS, tuvo un profundo impacto sobre ellos y que estaban de camino hacia un reavivamiento genuino, de la obra de YEHOVAH DIOS entre ellos.

Pero este no fue el caso, el registro subsecuente del Libro de Jueces, muestra que esta reacción inicial de tristeza y arrepentimiento, no maduró en un arrepentimiento real y duradero.

El arrepentimiento verdadero se muestra a sí mismo en la acción, no necesariamente en el llanto.

Podemos lamentarnos sobre las consecuencias de nuestro pecado, sin lamentarnos sobre el pecado en sí.

Uno puede llorar y mostrar un arrepentimiento externo, sin nunca arrepentirse interiormente.

Esto se da porque el Altísimo retó a Israel en Joel 2, 13 “Rasguen su corazón, y no sus vestidos, y conviértanse a YEHOVAH DIOS; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia”.

Las personas verdaderamente lloran sobre su pecado y jamás deben ser desalentado. Sin embargo, la lágrima es la gota natural de la humedad y pronto se evapora.

Lo mejor es el torrente interno de dolor, dentro del alma, la cual deja adentro su marca indeleble. Un grano de Fe y una gota de Arrepentimiento, valen más que un torrente de lágrimas.

Con esto, ellos hicieron lo correcto. Cualquier conciencia de pecado, nos debe conducir al sacrificio señalado por YEHOVAH DIOS.

En aquellos días eso significaba ofrendas de toros y carneros por el pecado, en nuestros días significa el recordar el sacrificio de YEHOVAH DIOS por nosotros, en la Cruz de Yeshúa Ha Mashiaj.

Ellos hicieron esto, por el testimonio de su Fe, en los méritos de Yeshúa Ha Mashiaj, no se lamentaron desesperadamente y su gratitud que YEHOVAH DIOS les enviará un predicador y no a un verdugo, al considerar sus deserciones.

Esto muestra que Jueces 2 comienza como una retrospectiva, viendo hacia los días aún antes de la muerte de Josué, la cual fue descrita en Jueces 1, 1.

Esta poderosa respuesta, hacia el ángel de YEHOVAH DIOS, comenzó cuando Josué aún vivía.

Versos del 7 al 10

El legado de Josué, fue visto en la piedad de Israel durante su liderazgo.

Él en verdad, fue uno de los grandes hombres de YEHOVAH DIOS en la historia. Servidor de YEHOVAH DIOS, es un título profundamente significativo para Josué.

Es únicamente aplicado para los grandes hombres de YEHOVAH DIOS como Moisés (Deuteronomio 34, 5), David (Salmos 18, 1, título) y los profetas valientes (2 Reyes 9, 7).

Israel también fue fiel con YEHOVAH DIOS, en los días de los sucesores inmediatos de Josué.

Pero después de eso, una generación se levantó, la cual no conocía a YEHOVAH DIOS, ni la obra que ÉL había hecho por Israel.

La nueva generación no tenía una relación espiritual con YEHOVAH DIOS y no tenía una conciencia experiencial de Su Poder.

YEHOVAH DIOS, era alguien con el cual estaban relacionados sus padres y quien hizo grandes cosas en la generación de sus padres.

Versos del 11 al 13

Aún en los tiempos de Josué, Israel no poseyó completamente, pero en ese tiempo permanecieron fieles a YEHOHAV DIOS y no adoraron a los ídolos de los Cananeos.

Después de la muerte de Josué, cayeron en la adoración de estos grotescos ídolos.

Es extraño que cualquiera pueda cambiar a YEHOVAH DIOS TODOPODEROSO, real y vivo, por un dios falso, el cual es el producto de la imaginación del hombre.

Pero hay algo dentro del hombre, el cual tiene un temor de YEHOVAH DIOS, preferiríamos servir a un dios de nuestra propia creación que a YEHOVAH DIOS real y vivo, el cual no podemos controlar.

Los dioses que creamos, son los dioses que quieren nuestros deseos pecaminosos.

El ídolo Cananeo Baal “Nimrod”, era un rival atractivo en contra de YEHOVAH DIOS, porque se pensaba que era el ídolo que controlaba el clima y la naturaleza. Para los Cananeos, éste era esencialmente el dios del éxito para la agricultura.

En una sociedad agrícola, las personas servían a Baal porque querían un buen clima para tener cultivos y rebaños abundantes.

Se pudiera decir que Baal era el punto final, efectivamente el “dios de la riqueza personal”.

También habían “Baales” asociados con lugares particulares, como Baal-Peor (Números 25, 3) o Baal-Berit (Jueces 9, 4) y éste pudiera ser para la forma en plural.

La palabra Baal también significaba “marido” o “dueño”. Por lo tanto, cuando Israel adoraba al dios Cananeo “Baal”, ellos entretenían a otro “marido” o “dueño”.

El ídolo Cananeo Astarot “Semiramis”, era un rival atractivo de YEHOVAH DIOS porque se pensaba que ella era la diosa del amor, el sexo y la fertilidad.

Ésta era usualmente honrada, por medio de la práctica de rituales de sexo con sacerdotisas prostitutas, su punto final con Astarot era el “sexo y el amor satánico”, que es la iniquidad de “esclavitud por los sentidos carnales”.

Aquí es un buen punto, para indicar, que todo el que practica el “adulterio”, la “fornicación” y la “masturbación”, está adorando a esta diosa sin saberlo, así como el que usa “anticonceptivos y contraceptivos”, adora al dios “Moloc”.

La religión de estas diosas de la fertilidad, estaba acompañada de todo tipo de prácticas lascivas, especialmente en Canaán, la cual fue fundada en una forma degradada, la cual aún incorporaba el sacrificio de niños.

YEHOVAH DIOS lo puso en claro, que la búsqueda de Israel hacia esos dioses era nada menos, que el olvidarse del DIOS de sus padres.

Pero lo más probable, era que Israel no veía su idolatría como dejar a Dios, ellos probablemente pensaban que estaban añadiendo unos pocos dioses, junto con el DIOS de sus padres.

Sin embargo, YEHOVAH DIOS de Israel es un DIOS celoso, quien demanda una adoración exclusiva.

Una ilustración Bíblica de nuestra relación con YEHOVAH DIOS, es describirla como una relación de matrimonio entre marido y mujer.

Estaría mal que una esposa o marido, añadiera amantes en su matrimonio, diciendo que podía amarlos a todos.

Un marido o mujer, tiene un reclamo justo sobre el afecto exclusivo del cónyuge, YEHOVAH DIOS tiene un reclamo justo sobre nuestra exclusiva adoración.

Esto implica que el pecado era aún más ofensivo para YEHOVAH DIOS, porque era hecho delante de sus ojos.

Un ejemplo extremo muy malo para alguien que está casado, es cometer adulterio, pero el cometer adulterio delante de los ojos del cónyuge sería especialmente ofensivo.

Esto muestra otra causa raíz, para la idolatría trágica de Israel. La influencia de los Cananeos, que permanecieron en medio de ellos, los llevaron a la idolatría.

El resultado de no sacar completamente a los Cananeos, fue mucho peor de lo que Israel se imaginó.

Adoramos otros dioses, los dioses de las naciones a nuestro alrededor de los ídolos de los mercados, el estudio, el trabajo, el campo y el bar, sin dejar por fuera los ídolos modernos de las redes sociales, modas, juegos de video y distracciones en general.

Cuando en nuestro día no hay espacio para adorar a YEHOVAH DIOS, podemos tener la seguridad que tenemos mayor idolatría, que estos Israelitas en tiempo de los Jueces.

Versos del 14 al 15

Esta respuesta por parte de YEHOVAH DIOS, hacia la infidelidad de Israel, no fue una sorpresa.

ÉL específicamente, había prometido que haría esto en el Pacto que hizo con Israel, la cual estaba caracterizada por las Bendiciones de Obediencia y las maldiciones de la desobediencia (Levíticos 26 y Deuteronomio 28).

El propósito de esto, fue para que cuando Israel tuviera gran aflicción, ellos volverían sus corazones hacia YEHOVAH DIOS. La meta de YEHOVAH DIOS no era el castigo, sino el arrepentimiento.

Por lo tanto, deberíamos ver esto como una manifestación del amor de YEHOVAH DIOS hacia Israel en lugar de su odio.

El peor juicio que YEHOVAH DIOS puede hacer sobre una persona, es dejarlo solo, para traerlo al arrepentimiento.

Vemos el mismo principio entre la relación entre padres e hijos. Aunque los hijos a menudo desean que sus padres les dejen solos, en realidad es su peor temor, el que nadie le ame lo suficiente para corregirlos.

Versos del 16 al 19

Debido a Su gran amor por Su pueblo, YEHOVAH DIOS levantó jueces, líderes heroicos, para rescatar a Israel de sus calamidades.

YEHOVAH DIOS lo hizo, no porque Israel mereciera a tal libertador de su parte, lo hizo debido al fracaso repetitivo del pueblo. Eso se debe de entender con claridad.

A pesar que YEHOVAH DIOS les dio a Israel a estos líderes heroicos, ellos no oyeron a sus jueces en los asuntos del liderazgo espiritual.

Ellos querían a los jueces como líderes políticos y militares, pero no como líderes espirituales.

Llevados por un espíritu de fornicación, una fuerte inclinación y un ímpetu vehemente a la prostitución, no les importaba cómo malgastaban todo: tan idólatras.

Esto explica la fuente del poder con los Jueces, que YEHOVAH DIOS levantaba.

Ellos eran capaces de dirigir a Israel en hechos dramáticos de liberación, porque YEHOVAH DIOS estaba con el juez, no debido a que el juez era necesariamente grande o poderoso en sí mismo.

Durante el tiempo de los jueces, Israel solamente clamaba a YEHOVAH DIOS y dependía verdaderamente de ÉL en los tiempos de emergencia.

Cuando ellos clamaban a YEHOVAH DIOS con gemidos, ÉL contestaba con misericordia y fidelidad.

Esta conexión del pecado, castigo y liberación en realidad forma la nota musical del movimiento histórico registrado en todo este Libro.

Este principio explica, por qué algunas personas están en un constante estado de crisis, YEHOVAH DIOS sabe que esta es la única manera, en la cual ellos pueden permanecer confiando en ÉL.

Pero el deseo de YEHOVAH DIOS, es que nosotros estemos en una relación constante de dependencia bajo ÉL.

Es exactamente como Yeshúa Ha Mashiaj vivió, Juan 5, 19.

“En verdad les digo: El Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino sólo lo que ve hacer al Padre. Todo lo que haga éste, lo hace también el Hijo”.

El patrón de servidumbre, liberación y bendición, seguido por pecado y servidumbre, es un hecho desalentador en muchas vidas de los que deben crecer espiritualmente en su Fe, hoy en día.

Los días de los Jueces, fueron aquellos en la cual no había rey sobre Israel.

La irregularidad de nuestra experiencia es a menudo atribuida, al fracaso de reconocer el reinado de Yeshúa Ha Mashiaj sobre nuestras vidas.

Su pecado, eran sus propias obras, no podían culpar a nadie más, los pecados eran suyos, ellos no lo aprendieron por parte de YEHOVAH DIOS, sino que provenía de su propia naturaleza corrupta.

La antigua palabra Hebrea traducida a “obstinado”, también traducido como de “dura cerviz”, era una palabra que también se aplicaba a Israel, en muchas ocasiones durante el Éxodo (Éxodo 32, 9; 33, 3. 5).

Lo cual muestra, un cambio de lugar al entrar a la Tierra Prometida, no necesariamente significó un cambio de corazón para Israel.

Nunca debemos de contar con la Santificación de acuerdo al lugar a donde vayas, tú te llevas a ti mismo contigo. Un nuevo lugar, no siempre significa una nueva actitud.

La antigua palabra Hebrea para obstinado “kawsheh”, es ser duro o severo, ser obstinado en contra de YEHOVAH DIOS, es tener un corazón “duro e inflexible” y el resultado es una vida difícil.

Versos del 20 al 23

YEHOVAH DIOS no está hecho todo de misericordia, como algunos desean, se puede airar y “¿quién conocerá el poder de su ira?” (Salmos 90, 11). Es tal, que los hombres no la pueden evitar o permanecer.

Cuando YEHOVAH DIOS dijo “este pueblo”, en lugar de “mi pueblo”, mostró que Israel no estaba permaneciendo en una relación con YEHOVAH DIOS.

Israel quería que estas naciones Cananeas estuvieran a su alrededor, así que YEHOVAH DIOS les dio el peor castigo que pudieron pensar: ÉL se los permitiría.

Después de fijar sus corazones en cosas pecaminosas, Israel halló que YEHOVAH DIOS les dio lo que sus corazones pecaminosos deseaban.

Esto ilustra el gran peligro de fijar nuestros corazones en las cosas pecaminosas, podemos llegar al punto donde YEHOVAH DIOS pueda permitirnos tenerlas, trayendo así pecado, servidumbre y dolor a nuestras vidas.

Deja un comentario