Mosqueteros de Yehovah

Josué Capítulo 8

Versos del 1 al 2

A menudo la tierra más difícil de recuperar es la tierra perdida tal como Aí.

Cuando hemos fallado en algún punto de nuestras vidas espirituales, necesitamos saber cómo regresar al camino.

Esta fue la principal clave para recuperar la Victoria. Ellos tenían que recibir ánimo de YEHOVAH DIOS.

Aunque Israel tropezó a través del pecado de Acán como se muestra en Josué 7, ellos trataron con la falla y ahora debían continuar.

Lo que pasó, pasó. Debemos tratar con ellos delante de YEHOVAH DIOS en arrepentimiento, morir al egoísmo y después mirar hacia adelante a lo que YEHOVAH DIOS tiene para nosotros ahora mismo.

YEHOVAH DIOS no estaba desanimado o deprimido, ÉL no quería que Josué o la nación de Israel lo estuvieran tampoco.

Ahora era tiempo de ocuparse y prepararse para ser victoriosos para YEHOVAH DIOS, porque Él no los ha abandonado.

YEHOVAH DIOS les permite que se queden con los despojos de la ciudad de Aí. ¡Qué tonto se ve Acán ahora!

Él pudo haber tenido lo que su corazón deseaba, si tan solo hubiera esperado en el Altísimo por ello.

YEHOVAH DIOS le da a Josué un Plan para conquistar la ciudad de Aí y ahora él debe seguirlo.

Cuando nosotros necesitamos recuperar la Victoria, debemos seguir el plan de YEHOVAH DIOS.

Versos del 3 al 8

Esta vez Josué no envía tres mil (3.000) hombres como antes (Josué 7, 4). Ahora envía treinta mil (30.000) hombres fuertes.

Necesitamos recuperar la Victoria, deben usar cada recurso y los mejores recursos para la Victoria.

A pesar de que YEHOVAH DIOS le dio el Plan general a Josué en Josué 8, 2, ÉL lo dejó en manos de la experiencia de Josué y su santificado sentido común para diseñar el Plan de batalla específico.

Versos del 9 al 10

Josué estaba especialmente cerca de su gente durante este tiempo crucial, para intentar recuperar la Victoria.

El pueblo necesitaba saber que él estaba cerca y ellos necesitaban seguir su liderazgo.

Si vamos a recuperar la Victoria, debemos vivir con y seguir a Yeshúa Ha Mashiaj, quien es nuestro Josué.

Él siempre está cerca de nosotros en estos tiempos cruciales de nuestra vida en el crecimiento espiritual y siempre va delante de nosotros para guiarnos en la batalla.

Versos del 11 al 13

Si Israel recuperara la Victoria, ellos deben tomar la ofensiva, no esperan que Aí traiga la batalla hacia ellos, llevan la batalla hacia Aí.

A menudo vemos la batalla contra el pecado fundamentalmente en términos negativos, acerca de que no hacer.

Pero debemos tomar la ofensiva en contra de las potestades de la oscuridad y la tentación y ocuparnos de hacer lo que YEHOVAH DIOS quiere que hagamos.

Verso del 14 al 17

Los hombres de Aí intentaron exactamente la misma estrategia en contra de Israel como antes.

Generalmente, Satanás se quedará con una estrategia contra nosotros hasta que ya no funcione más.

YEHOVAH DIOS dirigió a Josué a usar otra estrategia completamente diferente contra Aí.

Cuando vemos la diversidad de los métodos de YEHOVAH DIOS, recordamos que ÉL es un DIOS personal.

Versos del 18 al 29

Y los hirieron hasta que no quedó ninguno de ellos que escapase, la Victoria y Juicio de YEHOVAH DIOS están completos.

Por la fidelidad de YEHOVAH DIOS a Israel y la fidelidad de Israel a YEHOVAH DIOS, esto no es una Victoria a medias.

Porque Josué no retiró su mano que había extendido con la lanza, hasta que destruyó por completo a todos los moradores de Aí, si Israel recuperará la Victoria, ellos no deben mostrar compasión hacia sus enemigos, sino aplastarlo por completo en cada oportunidad.

Podemos resumir las claves para la victoria de este capítulo:

1. Ser animados.

2. Seguir el Plan de YEHOVAH DIOS.

3. Usar cada recurso, y los mejores recursos.

4. Vivir con Yeshúa Ha Mashiaj y mirar a Él.

5. Ir a la Ofensiva.

6. No mostrar compasión hacia tu enemigo.

Hasta ahora, la experiencia de Israel es una ilustración de toda su historia y de la historia espiritual de muchos cristianos.

1. Obediencia seguida de Victoria.

2. Victoria seguida de Bendición.

3. Bendición seguida de orgullo y desobediencia.

4. Desobediencia seguida de derrota.

5. Derrota seguida de juicio.

6. Juicio seguido de Arrepentimiento.

7. Arrepentimiento seguido de obediencia.

8. Obediencia seguida de Victoria y el ciclo continúa.

Versos del 30 al 31

Esto es un cumplimiento de Deuteronomio capítulos 27 y 28 YEHOVAH DIOS le dijo a Israel, cuando llegaron a la Tierra Prometida, que fueran a esos montes, construyeran un altar, hacer sacrificios a ÉL y leer la Ley.

YEHOVAH DIOS siempre debe recibir la Gloria.

Aún cuando los hombres vieron el altar, ellos no veían talladas elaboradas, sino belleza, captando la atención por encima del trabajo del hombre, piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro.

Versos del 32 al 35

También escribió allí sobre las piedras una copia de la Ley de Moisés, la cual escribió, en este acto de “obediencia”, Josué como un hombre del libro, obedeciendo el mandato de Josué 1, 8.

También vemos a Israel como un pueblo del libro, ordenando sus vidas tras la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Lo cual tenía un costo o inconveniencia, la distancia de Aí a Ebal y Garizim era un camino largo para mover a todas las tribus de Israel, son de 32 a 40 kilómetros.

Un hermoso lugar para hacer esto y la nación entera podía oír su lectura de la Ley. El área tiene un efecto de anfiteatro natural, por causa del contorno de las colinas.

De acuerdo con el Deuteronomio capítulos 27 y 28, el altar fue construido en el monte de maldición, el Monte Ebal.

Necesitamos el sacrificio expiatorio exactamente en el punto donde nuestro pecado y nuestras fallas son revelados y la maldición de YEHOVAH DIOS es pronunciada sobre nuestro pecado.

Este evento, en este lugar, muestra que Israel controla el medio de Canaán y las tierras altas. El resto es cuestión de tomar ventaja de esta posición estratégica.

Deja un comentario