Mosqueteros de Yehovah

Génesis Capítulo 7

Versos 1 al 16

Solo el comienzo de este capítulo reviste gran importancia, ya que YEHOVAH DIOS nos habla del criterio de escogencia que dejó por fuera a toda la Raza Humana, siendo solo Noé como décimo de la línea Sacerdotal, con todos los que estaban bajo su cobertura, los autorizados para ser puestos a Salvo en medio del juicio que se suscitó sobre la tierra.

Por increíble que parezca, el requisito es uno solo, Noé era Justo delante del Altísimo, es decir, era Obediente a todos los mandamientos, preceptos y normas del Padre de la Gloria. Lo que le abrió la Salvación a toda su descendencia, recordamos con esto, que el libro del Deuteronomio indica que quien escoge la vida de Obediencia delante de YEHOVAH alcanza Salvación hasta para su descendencia.

Primeramente, se le ordenó entrar en el arca, y esto es lo mismo que el Todopoderoso nos indica cuando declara, «Sean Santos porque Yo Soy Santo», Levítico 19, 1. Entrar al arca es estar apartado para el uso exclusivo de nuestro Dueño, es salir de la influencia del mundo, la carne, y el demonio para penetrar al Lugar Santísimo de su Presencia.

Indica tomar siete (7) pares de animales puros por especie y solo un par de impuro por especie, recordemos que los animales puros, sirven para ofrecer sacrificios y como alimento mientras que los impuros, eran solo para conservación del sistema biótico natural al salir del arca.

Los siete (7) días en el arca son atribuidos a la Misericordia de YEHOVAH Dios, quien con este gesto visible, aguardaba el arrepentimiento de muchos, que de igual forma no se dio. Ahora bien, cuando Noé nació, Matusalén tenía trescientos sesenta y nueve (369) años y su nombre, literalmente significa «cuando muera va a pasar algo».

Noé, entró en el arca cuando tenía seiscientos (600) años, y efectivamente Matusalén vivió novecientos sesenta y nueve (969) años, por otra parte, el nombre Noé significa «alivio» como variante del término reposo.

Versos  del 17 al 24

Cuando YEHOVAH DIOS cerró la puerta, comenzó la purificación de la tierra por agua, absolutamente todo ser vivo, animales, plantas y todo ser humano, gigantes y ángeles caídos fueron eliminados, fuera del arca nadie se Salva , por causa de la depravación inicua, la tierra fue depurada, purificada, por el efecto físico de la Palabra de YEHOVAH DIOS.

1 comentario en «Génesis Capítulo 7»

  1. La obediencia a los mandamientos es lo que nos garantiza estar en la cobertura de Yehovah y permanecer en el camino de la bendición para nosotros y nuestra descendencia tal como lo hizo Noé. Éste comentario sobre el capítulo 7 también nos trae a memoria lo importante que es la santidad con la que debemos vivir y vemos además que a Yehovah no se le escapa ningún detalle al ordenar a Noé emparejar a los animales por especies para preservarlos hasta el momento de repoblar la tierra. Excelente!!!!

    Responder

Deja un comentario