Mosqueteros de Yehovah

Génesis Capítulo 8

Versos 1 al 19

Terminado el juicio que arrasó toda la tierra, la misericordia de YEHOVAH DIOS, retoma la Comunión con Noé haciendo descender las aguas, permitiendo con ello, que el arca reposara en el Monte Ararat, sacó primero para un vuelo de inspección, a un cuervo que no regresó, claro está, es un animal impuro carroñero y había banquete de cuerpos que no podía desperdiciar.

Luego envió una paloma, un ave pura, en el segundo vuelo trajo un ramo de olivo, indicando que ya la tierra seca había sido despejada y la vegetación recuperada, ya en el tercer vuelo, de inspección no volvió entonces.

Noé sumamente atento a la voz del Altísimo, aunque podía percibir el suelo seco, no salió del arca hasta recibir su instrucción, que recibió casi dos (2) meses después, porque el justo, no vive por Vista, sino por Obediencia a la Palabra del Creador.

Versos 20 al 22

Lo primero que hizo Noé como Sacerdote, fue presentar una Ofrenda de Primicia a YEHOVAH DIOS, tomando un animal de cada especie de los puros, incluyendo las aves y las ofreció al Padre Creador.

El Padre al recibir esta Ofrenda se dio por satisfecho y decidió nunca más maldecir a la tierra, por causa de la desobediencia del hombre, porque es irremediablemente imperfecto y sus pensamientos, es decir, en el hablar de su mente están inclinados a retar desafiantemente sus mandamientos.

Estamos en presencia del emplazamiento de la Ley de la Siembra y de la Cosecha, y la consecución del Patrón de las Estaciones del Año, en este Pacto Unidimensional, YEHOVAH DIOS ha sido al igual que en todo lo que promete invariablemente Fiel.

Deja un comentario