Mosqueteros de Yehovah

Ester Capítulo 9

Versos del 1 al 5

Los judíos definitivamente tenían sus enemigos, aquellos que deseaban destruirlos.

Sin embargo, ellos tenían a alguien grande de su lado, el rey, con todos sus recursos. Con el rey de su lado, no importaba quién estuviera en su contra.

Nosotros tenemos nuestros propios enemigos con quien lidiar, pero con el Rey de reyes de nuestro lado, no tenemos razón para temer.

“¿Qué pues diremos a esto? “Si YEHOVAH DIOS es por nosotros, ¿Quién contra nosotros?” (Romanos 8, 31).

Versos del 6 al 10

Ciudades en las que pelearon contra sus enemigos. En Susa capital del reino mataron y destruyeron los judíos a quinientos hombres.

Matando entonces a Parsandata, Dalfón, Aspata, Porata, Adalía, Aridata, Parmasta, Arisai, Aridai y Vaizata, diez hijos de Amán hijo de Hamedata, enemigo de los judíos,  pero no tocaron sus bienes.

Versos del 11 al 17

Por iniciativa del rey, Ester solicita la completa derrota de los enemigos judíos.

Muchos han criticado a Ester por esto, diciendo que no tenía amor por sus enemigos.

Sin embargo, ella muestra el mismo principio que en repetidas ocasiones aparece en Josué, ella no se iba a conformar con menos que la victoria total.

Amán y sus hijos eran descendientes de los amalecitas, comparando Ester 3, 1 y 1 Samuel 15, 8-33.

YEHOVAH DIOS ordenó a Saúl, el hijo de Quis, que llevara a cabo en su totalidad el juicio de YEHOVAH DIOS contra los amalecitas (1 Samuel 15, 2-3).

Saúl fracasó, pero más tarde este descendiente de la tribu de Benjamín y un hijo de Quis, llamado Mardoqueo (Ester 2, 5-6) completó el juicio de YEHOVAH DIOS contra los amalecitas.

Versos del 18 al 19

Una gran celebración entre los judíos del Imperio Persa, los judíos que estaban en Susa se juntaron el día trece y el catorce del mismo mes, el quince del mismo reposaron y lo hicieron día de banquete y de regocijo.

Por tanto, los judíos aldeanos que habitan en las villas sin muro hacen a los catorce del mes de Adar el día de alegría y de banquete, un día de regocijo y para enviar porciones cada uno a su vecino.

Versos del 20 al 32

La institución de la fiesta de Purim, fue con el principio de recordar la gran liberación de YEHOVAH DIOS es bueno, con demasiada frecuencia olvidamos Sus grandes obras.

En estos tiempos, Purim es una de las celebraciones judías más populares, con atuendos, juegos y algarabía.

Deja un comentario