Mosqueteros de Yehovah

El Tabernáculo de Moisés

Éxodo 25, 1 al 9

Vs 1 Dios ordenó a Moisés diciendo hazme un tabernáculo (tienda, habitación, pesebre, casa, morada, choza, enramada) donde yo moraré (habitare), y la Gloria de Dios descendió e Israel vio la nube de día y la columna de fuego de noche.

Vs 2 “Di a los Israelitas que me Ofrezcan tributos, ustedes los recogerán de todo aquel que los entregue de todo Corazón”,

Entonces Dios comienza a indicar en medio de un Pueblo Obediente, la solicitud de la Ofrenda por medio de la cual se edificaría el tabernáculo, tienda física o recinto, también conocido como cuerpo físico donde tuvo habitación permanente su Espíritu Santo.

El Señor comienza a indicar los materiales que quiere para su morada Vs 3-7. Destacando la importancia de la ofrenda porque allí es que comenzamos a tener identidad en las cosas cuando nuestro aporte está allí, la gente que no ofrenda es porque no está involucrada espiritualmente con el ministerio, no echa raíces y se ve de paso, en el tabernáculo donde iba a morar la presencia de Dios, era necesario que la ofrenda saliera de todas las tribus.

Recordemos que en la Tienda de las Citas todo lo que se representa es una sombra de lo que vendría a ser Jesucristo y la Nueva Jerusalén. Hebreos 8, 5 el A.T. es la sombra mientras que el N.T. es la sustancia (lo que se ve).

Vs 3 Oro: signo de divinidad. Plata: significa redención. Bronce: símbolo de sacrificio. Mientras vemos estas listas que Dios dio a Moisés de los materiales requeridos todos tienen un significancia en la persona de Jesucristo. Oro: su divinidad. Plata: su redención. Bronce: su sacrificio.

Vs 4 en cuanto a los colores. Azul (Jacinto, purpura): simboliza a Jesús el Hijo de Dios. Purpura (morado): Jesús como Rey. Escarlata (rojo, carmesí): Jesús es el Salvador. Lino fino (blanco): Jesús el Hombre Perfecto (doulos). Estos últimos cuatro colores van de la mano del propósito en que cada evangelio presenta a Jesucristo, los cuatro evangelio y son los cuatro colores que Dios ordenó a Moisés en la construcción del Tabernáculo, por lo que es una revelación del mismo Señor Jesús.

El azul: Jesús Hijo de Dios declarado a sí mismo como tal en el Evangelio de Juan.

El purpura: Jesús el Rey declarado por sí mismo en el Evangelio de Mateo.

El Rojo: Jesús se declara a sí mismo como el Salvador en el Evangelio de Lucas.

El Blanco: Jesús declarado a sí mismo como el hombre Siervo Perfecto en el Evangelio de Marcos.

Pelo de cabra: significa profetas y el pecado.

Vs 5 Pieles de carnero teñidas de rojo: el carnero es el animal de ofrenda real, allí lo vemos con el Rey teñido de rojo quien dio su sangre. Piel de tejones (pieles moradas): simbolizaba algo sin belleza, Isaías dice que cuando Jesús colgaba en la cruz no había hermosura que se pudiera apreciar en Él.

Madera de acacia: madera siempre representa a la carne y acacia tiene la particularidad de ser la única madera en el mundo que no se pudre, ni se corrompe por nada. Apreciamos a Jesús teniendo un cuerpo perfecto, es decir, carne perfecta incorruptible, el Salmista declara, tú no dejaras que tu santo vea la corrupción. Jesús murió pero resucitó de los muertos, su carne no vio la corrupción.

Vs 6 Aceite (para el lucero o alumbrado): Jesús es el ungido. Especies para el aceite de la unción y para el incienso aromático: habla de la continua adoración que se hace en su presencia, es impresionante como todo lo que Dios le muestra a Moisés esta referido al Señor Jesús y su ministerio.

Vs 7 Dios comienza a indicar materiales que simbolizan o representan a la Ekklesía. Piedra de ónice y engaste: van desde el oro, la plata y el bronce, hasta el final que simboliza todas las cosas que el Señor hizo en la tierra.

Las piedras representan a la EKKLESIA VIVA, ellas graban y declaran constantemente lo que han escuchado, donde todo lo que piensa, habla y hace es para dar honor y gloria a Dios y según el Vs 8 es el lugar donde Jesucristo habita en este momento, todo el ser de los adoradores verdaderos en espíritu y verdad, nosotros somos el santuario de piedras vivas donde habita Dios.

Vs 8 al 9 “8 Me harás un santuario y habitaré en medio de ellos. 9 Todo lo harán conforme al modelo del tabernáculo y de sus utensilios que yo les mostraré”, a continuación vamos a estudiar el Tabernáculo o la tienda de las citas divinas desde afuera hacia adentro para que tengamos una comprensión gráfica, vamos de lo general a lo específico a diferencia de lo presentado en el libro de Éxodo.

Exterior del Tabernáculo

1. Cerca o Muro que rodea todo el lugar

Es la tela de lino blanco fino, la cerca es el muro o el centinela que guarda con celo lo que hay dentro que es de excelentísimo valor, esa tela de Lino blanco representa la HOMBRE PERFECTO DOULOS. Éxodo 27, 9-19.

2. Columnas, Postes o Pilares que sostienen el Muro de Lino

Las columnas, postes o pilares que sostienen el muro de lino están constituidas por Madera de Acacia que es Cuerpo de Carne incorruptible, postes (Jesús) de acacia (incorruptible) forrados hasta el tope con plata (símbolo de la redención) y bases de bronce (simbolizan el sufrimiento), en cada poste hay una Cuerda de Pelo de Cabra (símbolo del pecado) atada tirante hasta el piso donde se fija con unas Estacas de Bronce clavada en la tierra hasta la mitad. Levítico 9, 3 macho cabrío es una ofrenda de pecado.

Son sesenta (60) postes, columnas o pilares, demandado por Dios a Moisés, donde seis (6) es el número del hombre, mientras que diez (10) es el número de la consumación o responsabilidad, dicho de otra manera, el Responsable que paga lo consumido, donde Jesús es quien paga por todo pecado ejecutado por el hombre, tomando el lugar de la esposa infiel.

El poste es Jesús Rey incorruptible en su carne, que a su vez es redentor (por la plata en el poste), siendo quien sufrió para salvarnos (simbolizado en el bronce en la base), además, se hizo pecado por la Ekklesía (simbolizado en la cuerda de pelo de cabra). Jesús es quien sufrió y murió sujeto a estacas donde la mitad esta sepultada porque fue enterrado y la otra mitad está afuera porque resucitó portando sus heridas abiertas, con victoria sobre ley de la muerte del pecado.

Todo esto es una sombra del verdadero Tabernáculo en su vida, en los días de su carne y ahora en el tiempo de la dispensación de la gracia, el tabernáculo son todos y cada uno de los miembros de la Ekklesía, donde habita en cada uno Jesucristo por medio del Espíritu Santo.

Interior del Tabernáculo

1.Puerta de Entrada «El Camino»

Todas Las puertas son tan elevadas que no se puede percibir lo que está dentro, en esta primera puerta, vemos presente los cuatros colores que simbolizan al Señor Jesús ya señalados anteriormente (Azul: Jesús hijo de Dios evangelio de Juan, Purpura: Jesús Rey evangelio de Mateo, Rojo: Jesús el Salvador evangelio de Lucas, y Blanco: Jesús Hombre Siervo Perfecto evangelio de Marcos).

Esta puerta se llamaba «EL CAMINO», así era conocida por los israelitas en tiempo de Moisés y Josué, por esta puerta se entraba a la Tienda de las Citas Divinas, cuando Jesucristo decía Yo Soy el Camino, los maestros de la ley, escribas, ellos entendían que literalmente Jesús estaba diciendo “Yo soy la única puerta que da acceso al Padre”, Jesús daba testimonio que Él era el tabernáculo viviente. Al entrar por la puerta “El Camino”, lo primero que encontramos es:

A. Altar del Sacrificio

Desde allí se puede ver toda la cerca que guarda los límites del tabernáculo con sus sesenta (60) postes, descritos anteriormente y lo primero al cruzar la puerta que se consigue es El Altar del Sacrificio donde se da muerte a todos los animales de la ofrenda drenando toda su sangre.

Lo primero para poder entrar en el Lugar Santísimo por la puerta de la Vida es Desarrollar la convicción que fuimos purificados por la Sangre de Jesucristo, el efecto de Poder redentor de la sangre tiene efecto en el pasado, presente y futuro de la Ekklesía.

Efesios 1, 7 (verbo en pasado, sangre limpió), 1 Juan 1, 7 (verbo en presente, la sangre que limpia), Romanos 5, 9 (verbo en futuro, seremos salvados).

El Perdón tiene que ver con el pasado, nos hace Limpio en el presente y nos Justifica involucrando el futuro, por ello, lo primero para vivir en Jesús es atravesar la muerte carnal por el bautismo donde el cambio de estado testifica que por su sangre fuimos constituido en su esposa (Ekklesía). Éxodo 27, 1-8.

B. Fuente de Bronce

Éxodo 30, 17-21, simboliza el bautismo en el agua o saturación de la Palabra Escrita (Logos de Dios) en la mente del sacerdote, la Palabra de Dios (logos), ahoga toda doctrina o enseñanza de la cultura de la muerte (Mateo 15, 1-3) que se había establecido en nuestra alma (voluntad, mente y emociones), y en las aguas muere la inclinación a los pecados de muerte porque el Espíritu Santo entró en nosotros, y ya no tenemos nada que le pertenezca al diablo, Juan 13, 10 en el lavacro los sacerdotes solamente deben lavarse las manos y los pies, porque se supone que ellos viven de santidad.

A los sacerdotes Judíos no les estaba permitido usar zapatos cerrados porque al llenarse sus pies de polvo la necesidad de lavarlos era un recordatorio que implicaba la continua necesidad de sumergirse en el Agua de la Palabra examinando con ella su conciencia delante de Dios pidiendo perdón por los pecados cotidianos que son los pecados no planeados, Juan 15, 3 (Los pecados de muerte se planifican, adulterio, muerte).

La puerta de entrada es Jesús el camino a la Redención, que es la Salvación obtenida con su Sacrificio y Muerte (Lugar de Sacrificio) y Resucita para Reconciliación, dándonos comunión con Dios con plena Victoria (Lavatorio).

l lavacro es la fuente de agua donde al entrar en contacto con la Palabra nos capacita para entrar en el Lugar santo, por medio de la fuente de Agua comienza la Santificación que se genera después de haber Resucitado de la Muerte.

2. Puerta al Lugar Santo «La Verdad»

La Puerta al Lugar Santo se llamaba la puerta de la Verdad porque en este lugar la Palabra de Dios era revelada en su totalidad a los sacerdotes que entraban, en todos los muebles que contenían el Lugar Santo, a ella se accede luego de haber sido lavado por la sangre y el agua.

Mateo 28, 19 el que Crea: Sangre, Bautice: Agua, nos da acceso a penetrar en la verdad, al entrar por la puerta “La Verdad”, lo primero que encontramos es:

A. El Candelero

El candelero que nos habla de iluminación o revelación allí se hace patente o tangible la rema de Dios, en este Lugar Santo, la oración se convierte en la capacidad adquirida para hablarle a Dios con su propia Palabra, cuando se traspasa la cortina de la verdad sales del logos y entras en el rema, para que la palabra conocida en lo teórico, recobre vida en la verdad. Éxodo 25, 31-40; 27, 30-31.

La oración contiene siete aspectos que están representados en las siete luces del candelero:

1. Confesión: quienes somos en Jesucristo

2. Suplica: tú eres quien puede resolver y eres mi único Dios

3. Adoración: cortejo, serenata

4. Intimidad: comunicación verbal

5. Intercesión

6. Gratitud y

7. Alabanza

B. Mesa de los Panes de la Proposición

La Mesa de los Panes es el producto de la santificación propia del trigo que ha sido triturado en la molienda que ha pasado por el horno convirtiéndose en el alimento de vida. Éxodo 25, 23-30.

C. El altar del incienso

Representa el lugar donde Dios es exaltado por una adoración continua que llega hasta su trono como aroma de fragancia aceptable a su dignidad.

Éxodo 30, 1-10, altar del perfume, la Mesa de los Panes de la satisfacción o de comunión estaba empapada de incienso Éxodo 30, 34-38 Incienso puro de rico aroma que es fragancia de Cristo que al ser comido por los santos trae la persecución por la cual somos habilitados para la adoración propia del que es perseguido, generándose una alabanza continua.

Salmo 96, 9, por la adoración propia de comer el pan de vida, nosotros los santos nos convertimos en incienso agradable en su presencia.

3. La Puerta que es el Velo o Cortina del Lugar Santísimo «La Vida» 

El velo o cortina que daba acceso al Lugar Santísimo, se llamaba LA VIDA, porque allí se percibía el Espíritu de Dios en toda su Gloria, Éxodo 26, 31-33. Tras la cortina o velo que se llama Puerta a “La Vida” es la que da acceso al Lugar Santísimo.

A. Arca de Testimonio 

Recibe el nombre de arca de testimonio, arca de pacto, arca de Dios, en el Lugar santísimo es el LUGAR DEL PACTO, allí se encuentra el arca de testimonio, Éxodo 25, 10-16, el arca contenía las tablas de piedra con los diez mandamientos “testimonio” dados por Dios, justicia que Dios demanda del hombre, recordando al pueblo que Dios los protegía si ellos obedecían, una urna con el maná recordando a la gente que Dios siempre proveía para ellos y la vara de Aarón que reverdeció como demostración que Dios tiene poder de dar vida a lo que está muerto.

B. Propiciatorio 

El propiciatorio trono de la presencia divina, Éxodo 25 17-22, era de oro puro, formando parte integral de una sola pieza con esta cubierta, había un querubín en cada uno de sus extremos, ambos querubines estaban frente a frente, con las alas extendidas inclinados hacia el propiciatorio, una de sus alas descendía hacia el propiciatorio, en tanto que la ora se una con la del otro querubín, punto de encuentro de Dios con su pueblo y desde allí habla con él.

Este lugar santísimo donde se encuentra el arca del testimonio y el propiciatorio es representado por la dimensión de la Gloria donde sus hijos son elevados a la dignidad de permanecer con total santidad en su presencia.

Efesios 4, 11-13 referente a los cinco (5) pilares que tiene la puerta para la entrada al Lugar Santo, Éxodo 26, 37, es necesario pasar por los cinco (5) ministerios para llegar hacer el hombre perfecto y así entrar en el Lugar Santo Efesios 4, 11-13.

Los dedos de la mano para identificar los cinco ministerios son:

Pulgar: Apóstol ha pasado por los cuatro (4) anteriores, habilitado para moverse en las otras funciones.

Índice: Profeta señala la Palabra dada por Dios.

Medio: Evangelista llega a todos la Buena Nueva, es el sembrador.

Anular: Pastor es quien cuida y edifica a la vez.

Meñique: Maestro entra en las profundidades donde nadie más llega para sacar el error y establecer la doctrina correcta.

Los resultados obtenidos por la Ekklesía que vive por los cinco (5) ministerios son:

1. Madurez

2. Establecidos en la FE

3. Arraigados y Afianzados

4. Libertad de sentirse Engañados

5. Capacidad para hablar la Verdad

6. Crecimiento Constante, y

7. Armonía y Unidad.

Una vez experimentado la reforma por haber muerto a la falsa doctrina en la mente, entonces la Palabra de Dios viene a capacitarnos para atravesar el Lugar Santo (Salmo 63, 1-2), en el Lugar Santo la revelación es patente por la lámpara encendida con el aceite de la unción, allí la Palabra tiene vida (rema), es una puerta que permite ver por adelantado la cosecha que viene por el tipo de semilla que estamos sembrando en las palabras que pronunciamos, pero, a este nivel se está familiarizado con la persecución por causa de la tribulación del trigo convertido en Pan. 1 Pedro 4, 14. El espíritu de Dios reposa sobre los perseguidos.

Es por nuestra Perfecta Adoración, que se nos abra la cortina o la Puerta de la Vida, teniendo acceso al Lugar Santísimo, Salmo 91, 1-3.10-11. 14-16.

Es Protección, es como el lugar del refugio del águila donde ningún depredador llega, Isaías 26, 9 mientras más unidos estamos a Dios en el Lugar Santísimo mayor efecto tiene nuestra palabra en la tierra, debemos anhelar su divina presencia en nuestras vidas.

1. En la ENTRADA fuimos RECONCILIADOS.

2. En el ALTAR fuimos REDIMIDOS.

3. En la FUENTE fuimos SANTIFICADOS POR EL LOGOS.

4. En el CANDELERO fuimos ILUMINADOS POR EL REMA DE DIOS.

5. En la MESA DE LOS PANES fuimos COLMADOS DE SATISFACCIÓN.

6. En el ALTAR DEL INCIENSO exaltados PROMOVIDOS AL LUGAR DE LA GLORIA.

7. En el LUGAR SANTÍSIMO LO TOCAMOS experimentando la PLENA CONSUMACIÓN DE SU AMOR EN NOSOTROS.

Salmo 42, 7, se acabó la influencia del cronos, estamos en el eterno presente donde todo es regido por la Palabra, alfa y omega, totalidad que mantiene constituida toda la creación, abismos de sus conocimientos están a disposición para nosotros.

Deja un comentario