Mosqueteros de Yehovah

Deuteronomio Capítulo 18

Versos del 1 al 2

Los levitas, los de la tribu de Leví, quienes eran ministros con sueldo por la nación de Israel, no tendrán heredad entre sus hermanos.

En otras palabras, no debían de tener porciones de tierra asignadas para su posesión personal.

En lugar de eso, los levitas tenían que ser apoyados por las ofrendas y regalos del pueblo de YEHOVAH DIOS.

Los levitas tenían permitido recibir por lo menos una porción de los sacrificios hechos al Altísimo y así se les proveía la carne para comer.

Versos del 3 al 5

De un sacrificio típico, los Sacerdotes recibían los hombros, las mejillas y el estómago.

El resto del animal era quemado delante de YEHOVAH DIOS o se regresaba al que había traído el sacrificio para que pudiera disfrutar de su propia comida ceremonial con el Altísimo.

Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite y las primicias de la lana de tus ovejas, los Sacerdotes también recibían estas ofrendas de las primicias del pueblo.

Versos del 6 al 8

Todos los levitas tenían el mismo derecho a las ofrendas.

Versos del 9 al 11

YEHOVAH DIOS sabe que muchas personas tienen la curiosidad natural hacia lo oculto y que la curiosidad los lleva a obtener conocimiento que el Altísimo desaprueba, manda a suprimir, para que tengamos una paz verdadera.

Quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, se refiere a que no deben participar de la adoración degradada de los cananeos hacia el dios Moloc, a quien se le sacrificaban niños por medio del fuego.

Que no haya entre ustedes hechicero, la palabra hechicero describe una variedad de prácticas ocultistas. Cualquier cosa que hace una conexión con lo demoníaco o el mundo espiritual oscuro.

La palabra en Ezequiel 21, 21 se refiere a la práctica de girar flechas en un “carca” es una aljaba, bolsa o caja tubular y decidir en la respuesta a la pregunta por la primera flecha que saliera.

Agorero, hace referencia a un adivino astrológico, prediciendo el futuro o guiándose por las estrellas, planetas, nubes o clima.

Entonces, ¿de dónde viene realmente el “poder” de la astrología? De lo que la mayoría de los astrólogos llaman “intuición”, pero en realidad es conocimiento psíquico y habilidad.

La astrología es idolatría, es una rama de lo demoníaco. Guía a la gente a no confiar en YEHOVAH DIOS y los anima a confiar en la creación, omitiendo al creador.

¿Acaso no es esa la meta de Satanás, reemplazar nuestra confianza en YEHOVAH DIOS, poniendo la confianza en cualquier otra cosa?

Por lo tanto, la Biblia claramente nos prohíbe participar en la astrología, lo cual incluye leer el horóscopo, estudiar tu signo y calcular una carta natal.

Es un arte oculta, significando que involucra “conocimiento de cosas ocultas”, buscar conocimiento espiritual apartado de la revelación de YEHOVAH DIOS, arte fundamental, lo cual significa que es el cimiento para todos los ocultistas.

Es estudiado igualmente por brujas y magos. ¡Todo cristiano debe de renunciar a involucrarse con la astrología!

Ni sortilegio, viene de la raíz de “silbar” o “susurra”, se refiere a psíquicos o adivinadores quienes usan “ayuda” en lugar de herramientas naturales, para predecir el futuro y hacer hechizos.

Hoy en día, son los que leen las cartas y tarot, videntes de bolas de cristal, hojas y lectores de palmas, los que utilizan las ouijas y demás.

Un cristiano no tiene que andar practicando o probando estas actividades, porque son fraudes que buscan dinero ¡por lo menos! o peor, obtienen su conocimiento de fuentes espirituales satánicas y demoníacas.

Por eso, que es peligroso para las personas, especialmente niños, sacar tablas de ouija, hacer una escena o trucos de magia “negra”.

Están tocando una fuente de poder espiritual que es real, no obstante, es maligno e inefablemente peligroso.

Muchas, personas han sido arruinadas por juegos ocultos o predicciones “inocentes”, el hecho de que hay poder real detrás de esas cosas que deberían de alertarnos más.

Si ni Satanás, ni sus demonios pueden conocer absolutamente el futuro, peor pueden razonablemente predecir el futuro, basándose en su conocimiento superior de las personas y circunstancias o predecir eventos, en los cuales pueden moldearse por medio de su propia influencia demoníaca.

El hechicero, se refiere a quienes usan drogas o pociones para hacer hechizos, adquirir conocimiento espiritual o entrar a estados alterados de la conciencia.

El abuso moderno de las drogas fácilmente cae en esta categoría y el uso de drogas definitivamente tiene conexión con lo oculto, que el consumidor tal vez no desee, sin embargo, aún así, es expuesto a ello.

Encantador se refiere literalmente a “un encantador que encanta” quienes hacen hechizos y encantos para el bien o el mal de una persona, con poderes espirituales aparte de YEHOVAH DIOS.

Es algo glorioso bendecir a otra persona en el Nombre de YEHOVAH DIOS o incluso orar a YEHOVAH DIOS contra el mal de otra persona.

Sin embargo, es y siempre será malo usar poderes demoníacos, oscuros, paganos u ocultos para hacer encantos o hechizos.

El mago da la idea de alguien que “está en medio” del mundo físico y el mundo psíquico, son como un canal de conocimiento entre el mundo psíquico y el mundo físico.

Espiritista, literalmente se refiere a “los que saben”, aquellos que afirman tener conocimiento psíquico u ocultista y poderes, muchos de ellos son los que están en líneas telefónicas a los que puedes llamar si pagas.

Uno que es hijo de YEHOVAH DIOS no tiene nada porque hacer o probar estas prácticas, son fraudes para conseguir dinero u obtener conocimiento por medio de recursos satánicos o demoníacos.

Tampoco que consulte a los muertos, se refiere a la práctica de “nigromancia”, la cual es la invocación y consulta con la muerte.

“Alguien que investiga, explora o busca información de la muerte”, va en aumento en la cultura de la muerte.

Una porción de los adultos que dicen haber estado en contacto con la muerte se ha elevado de un 27% a un 42% durante los últimos 11 años, cerca de 20 millones de americanos reportan experiencias místicas (McDowell, 1989).

Versos del 12 al 14

YEHOVAH DIOS no se tomaba estas acciones ocultistas a la ligera en ese entonces y ahora tampoco.

Es confraternizar con el poder de la oscuridad y esto siempre debe ser rechazado por los que Obedecen la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Nuestra cultura está aceptando cada vez más y más estas prácticas, combinadas con el ocultismo, mientras se está volviendo más y más intolerante con los cristianos.

En nuestro tiempo, cuando se practican ampliamente el espiritismo, astrología, lectura de tazas de té y demás, estos mandatos dados a la antigua Israel tienen una relevancia particular.

No solamente es imposible encontrar el futuro por medio de tales prácticas, sino que las prácticas mismas están prohibidas por YEHOVAH DIOS, para el hombre que se hace llamar miembro de la familia de Pacto.

El juicio de YEHOVAH DIOS estaba sobre los cananeos por estas prácticas ocultistas y si Israel tomaba estas mismas prácticas ocultistas, de igual manera se esperaría juicio de parte del creador sobre ellos.

Los cananeos eran adoradores del sexo (en su servicio a la diosa Astarot) y adoradores del dinero del éxito (en su servicio al dios Baal), no habían sido juzgadas tan severamente.

Lo que los hizo listos para el juicio, eran sus prácticas ocultistas, prácticas que para el pueblo estaba estrictamente prohibidas.

Nos dice la Palabra, “Perfecto serás”, es más que ser llamado a un caminar Santo, es una advertencia solemne, para mantenerse alejados de cualquier prácticas detestables de lo oculto. ¡A ti no te ha permitido esto YEHOVAH DIOS!.

Así como los cristianos de Éfeso, quienes destruyeron todo lo que amara lo oculto de sus vidas (Hechos 19, 19-20).

Por ello, es peligroso que las personas acepten o se involucren en las cosas ocultas.

Versos del 15 al 19

Moisés, por inspiración del Espíritu Santo, prometió la venida de un profeta, un profeta que sería primeramente como yo, eso es, como Moisés.

Este profeta saldría de en medio de Israel, no solo significaba que sería un israelita, sino que sería un “hombre del pueblo”, Él sería uno de ellos.

Como Moisés, este Profeta ordenaría la atención de la nación. Esto significa que Israel debería escuchar y escucharía a este profeta.

Conforme a todo lo que pediste a YEHOVAH DIOS en Horeb, sería un mediador como Moisés, representando al Padre ante el pueblo y representando al pueblo ante YEHOVAH DIOS.

Hablaría la Palabra de YEHOVAH DIOS, como Moisés, el mensaje de este Profeta sólo sería rechazado en una gran pena.

La gente buscaba a este Profeta en los tiempos de Jesús (Juan 6, 14; 7, 40) y algunos pensaban que Juan el Bautista podría ser este Profeta (Juan 1, 19-21).

Sin embargo, el nuevo testamento claramente nos dice que YESHÚA HA MASHIAJ es este profeta (Hechos 3, 19-26; 7, 37).

Versos del 20 al 22

Existían aquellos que presumían de hablar Palabra en el Nombre de YEHOVAH DIOS.

Por eso que debemos estar siempre, siempre alertas y en contra de la presunción cuando decimos, “El Señor me dijo”.

La diferencia era que, así como el profeta verdadero hablaba de parte de YEHOVAH DIOS, el falso profeta hablaba presuntuosamente, hablando opiniones personales para los cuales, no había respaldo de YEHOVAH DIOS.

Algunas personas pueden genuinamente escuchar algo de parte del Altísimo, pero no es una Palabra que ÉL ha mandado hablar.

Solo porque YEHOVAH DIOS nos dice algo, no significa que tenemos que contárselo a otros.

Obviamente, aquellos que presumían de “profecía” en el nombre de Baal, Astoret o cualquiera de estos dioses ajenos de los cananeos eran falsos profetas.

El castigo para los falsos profetas era la muerte, hablando presuntuosamente en el Nombre de YEHOVAH DIOS.

Hablando desobediencia en el nombre de YEHOVAH DIOS y hablando en el nombre de dioses falsos, simplemente no debería ser tolerado por Israel.

Es fácil saber si un profeta habla en el nombre de Baal o Astoret; pero ¿cómo podemos saber si un falso profeta habla en el nombre de YEHOVAH DIOS de una manera presuntuosa o desobediente? Simplemente por su precisión.

Si un profeta dice “Así dice el Señor”, afirmando que algo pasará, y no pasa, entonces ese profeta debe de rendir cuentas por su falsa profecía y ya no debemos de referirnos a esta persona como profeta.

Siempre debemos cuidarnos de que un énfasis en lo “profético” cubra con su sombra simple el énfasis sólido en la Palabra de YEHOVAH DIOS que la profecía más segura.

El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño y aquel a quien fuere mi Palabra, cuente mi Palabra verdadera.

¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice YEHOVAH DIOS (Jeremías 23, 28)

Deja un comentario