Mosqueteros de Yehovah

Josué Capítulo 23

Versos del 1 al 3

Josué en su vejez, reúne al liderazgo de Israel para darles un discurso de despedida, para comunicarles las cosas que en su corazón son las más importantes que escuchen.

Josué no puede de forma práctica hablar a toda la nación, así que habla a los líderes ancianos, príncipes, jueces y oficiales. Él puede alcanzar a la nación entera a través de comunicarles bien a los líderes.

Josué comienza su discurso dándole la gloria a YEHOVAH DIOS.

Pudo haber sido fácil para Josué enfocarse, en lo que él había hecho como líder militar, especialmente porque fue impresionante.

Pero él está mucho más interesado en glorificar a YEHOVAH DIOS, que en hablar de sí mismo.

Versos del 4 al 5

Bajo el liderazgo de Josué, el ejército de Israel terminó con la ocupación militar de los cananeos.

Ahora solo queda, que cada tribu posea completamente lo que YEHOVAH DIOS les ha dado.

De la misma manera, YEHOVAH DIOS le da a cada creyente una herencia.

Hemos sido bendecidos con toda Bendición espiritual en Cristo (Efesios 1, 3) y YEHOVAH DIOS tiene un rol definido para desempeñar para nosotros en poseer esa herencia.

Verso 6

Ellos necesitan esforzarse para poder ser Obedientes. Seguir a YEHOVAH DIOS y Su palabra no es algo para los débiles de corazón.

Deben hacer todo lo que está escrito en el Libro de la Ley de Moisés. Tendemos a enfocarnos en los aspectos de Obediencia que nos gustan y pasamos por alto los que son poco atractivos.

No deben apartarse de ello, ni a derecha ni a izquierda, porque a satanás no le importa a cuál extremo nos lleva. Ya sea legalismo o libertinaje le agradan ambos.

Versos del 7 al 8

Josué le dice a Israel. que ni siquiera hagan mención de esos dioses falsos de los cananeos. En lugar de aprender acerca de ellos, ellos deben seguir a YEHOVAH DIOS.

Un antiguo dicho de la mafia decía “Mantener a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca” pero esto es exactamente lo que los hijos espirituales no deben hacer.

El que es hijo de YEHOVAH DIOS, no es llamado a convertirse en un experto en cultos o herejías, sino a convertirse en un experto en Yeshúa Ha Mashiaj, en seguirlo a Él.

Versos del 9 al 13

Mientras Israel habitaba en YEHOVAH DIOS, ellos vieron a ÉL hacer grandes cosas a través de ellos.

Mientras siguieran habitando en su presencia, continuarían viendo grandes cosas, YEHOVAH DIOS peleando por ellos.

Es lo único que deben tener cuidado en hacer, como dice Judas, conservados en el Amor de YEHOVAH DIOS (Judas 21).

Amar a YEHOVAH DIOS continuamente requiere Diligencia. Hay muchas cosas, tanto dentro como fuera de nosotros que nos pueden apartar de ese Amor.

Este llamado al Amor es apelando a la “Voluntad”. Primero, decidimos Amar a YEHOVAH DIOS, aún si los sentimientos no vienen antes.

Perseverar en el Amor de YEHOVAH DIOS significaría, que ellos se mantengan separados de las influencias impías a su alrededor, mantenerse sin mancha del mundo (Santiago 1, 27).

Si no se separan de las influencias impías a su alrededor, esas influencias se convertirán en instrumentos de tortura para ellos, llevándolos a la destrucción.

Lo que hoy es un “cananeo inocente”, en nuestras vidas puede convertirse mañana en una tortura y una trampa.

Esas influencias impías nunca se anuncian como instrumentos de tortura, se presentan como cosas maravillosas, pero debemos ver más allá de esto.

Verso 14

Josué necesita que cada hombre se pruebe profundamente. Y analice si hay alguna vez en su vida ha acusado con certeza a YEHOVAH DIOS de infidelidad hacia nosotros.

Si nosotros pensamos que puede haber alguna acusación así de legítima, eso muestra que sabemos poco del YEHOVAH DIOS que decimos conocer.

Versos del 15 al 16

Josué repite el principio de la Bendición por Obediencia y maldición por desobediencia, que es una parte específica fundamental del Antiguo Pacto de Israel con YEHOVAH DIOS (Levítico 26 y Deuteronomio 28) y ratificado por Yeshúa Ha Mashiaj en la Nueva Alianza.

Josué enfatiza que YEHOVAH DIOS será tan fiel para juzgar como lo ha sido para Bendecir.

Deja un comentario