Mosqueteros de Yehovah

1 Reyes Capítulo 6

Versos del 1 al 6

Este punto de referencia muestra cuanto tiempo había vivido Israel en la Tierra Prometida sin un Templo.

El Tabernáculo sirvió para la nación por más de cuatrocientos (400) años. El templo, fue construido y movido por la dirección y voluntad de YEHOVAH DIOS, no por una necesidad absoluta.

Según la fecha proveída en 1 reyes 6, 1, que también nos da una fecha para el Éxodo. Muchos suponen, el reino de Salomón comenzó en el 971 a.C. y terminó en 913 a.C.

El Templo comenzó a construirse en 967 a.C., lo que significa que el Éxodo se llevó a cabo en el año 1447 a.C. Fecha en la cual comenzó la construcción. Salomón comenzó a organizar la obra rápidamente.

Hay evidencia que tomó tres años, para preparar la madera del Líbano para el uso en el edificio. Si Salomón comenzó la construcción del templo, en el cuarto año de su reinado, probablemente comenzó a organizar la construcción en el primer año de su reinado.

Pero esta obra fue cuidadosamente organizada y planeada, aún antes de que Salomón fuera rey, 1 Crónicas 28, 11-12 nos dice:

“Y David dio a Salomón su hijo el plano del pórtico del templo y sus casas, sus tesorerías, sus aposentos, sus cámaras y la casa del propiciatorio. Asimismo, el plano de todas las cosas que tenía en mente para los atrios de la casa de YEHOVAH DIOS, para todas las cámaras alrededor, para las tesorerías de la casa de YEHOVAH DIOS, y para las tesorerías de las cosas santificadas”.

En 1 Reyes, nunca se nos dice exactamente donde fue construido el templo, pero el escritor de 2 Crónicas, nos dice que fue construido en el monte Moriah (2 Crónicas 3, 1), el mismo lugar donde Abraham fue a sacrificar a Isaac y en otra parte de la colina, Yeshúa Ha Mashiaj sería sacrificado.

Este capítulo describirá la construcción del templo y sus áreas circundantes.

Hay cuatro estructuras principales que se describen.

1. El propio Templo, la casa que el rey Salomón edificó, dividida en dos cuartos, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo.

2. El pórtico o la entrada en la parte este de la propiedad del Templo, es el pórtico delante del Templo que tenía 10 metros de ancho, 30 metros de largo y 15 metros de altura.

3. Las cámaras laterales de tres pisos, “cámaras laterales alrededor”, las cuales rodeaban la propiedad del templo al norte, al sur y al oeste.

4. Un gran patio que rodeaba toda la estructura, el atrio interior mencionado en 1 Reyes 6, 36.

Se construyeron las cámaras laterales adyacentes al Templo, pero sin ser estructuras aparte del Templo.

La Nueva Versión Internacional traduce 1 Reyes 6, 5 “Alrededor del edificio, y contra las paredes de la nave central y del santuario interior, construyó un anexo con celdas laterales”.

Versos del 7 al 10

Las piedras utilizadas para edificar el templo, fueron todas cortadas y preparadas en otro sitio, fueron solamente ensambladas en el sitio de construcción del templo.

Esto habla, de la manera que YEHOVAH DIOS quiere que su obra sea hecha, el Templo debía ser construido con mano de obra humana.

YEHOVAH DIOS, no enviaría un equipo de ángeles para construir el Templo, pero Salomón no quería que el sonido de los hombres trabajando dominara el sitio del Templo.

Salomón quería comunicar en mayor medida de lo posible, que el templo era de YEHOVAH DIOS y no del hombre. Observándose, la manera que YEHOVAH DIOS trabaja con Su pueblo.

A menudo Su obra más grande ocurre silenciosamente. En el sitio de la construcción del templo se trabajaba en silencio, en contraste con el mucho ruido del trabajo diligente en las minas de las piedras.

“La cubrió con artesonados de cedro”, eran algunos de los materiales más finos disponibles para la construcción. La impresión es la de un magnífico edificio.

“Edificó asimismo el aposento alrededor de toda la casa”, describe los cuartos adjuntos al templo, los cuales rodeaban los lados al norte, oeste y sur, estos aposentos fueron edificaciones de tres pisos.

Verso del 11 al 13

Promesa condicional para Salomón y sus descendientes, que dependía de la obediencia de Salomón y sus descendientes.

YEHOVAH DIOS, le prometía a un obediente Salomón, que reinaría y sería bendecido, cumpliendo las promesas que le hizo a David, en cuanto a su reinado (2 Samuel 7, 5-16).

YEHOVAH DIOS, también le prometió que su presencia especial, estaría en medio de Israel como nación, esencia de las mismas promesas del Antiguo Pacto, hechas con Israel en el Sinaí, aquí era un importante recordatorio de anteriores promesas.

YEHOVAH DIOS, fue cuidadoso en no decir que ÉL moraría en el templo, de la manera que los paganos pensaban que sus dioses vivían, en los Templos.

YEHOVAH DIOS, moraría en medio de los hijos de Israel.

El Templo era un lugar especial, para que el hombre expresare el culto de devoción con YEHOVAH DIOS.

Versos del 14 al 38

“El Lugar Santísimo estaba en la parte de adentro, tenía veinte codos de largo, veinte de ancho y veinte de altura”, se le dio una especial atención al Lugar Santísimo.

Era un cubo de 30 pies (10 metros), completamente cubierto con oro, también, tenía dos grandes esculturas de querubines (15 pies o 5 metros de alto), los cuales estaban cubiertos con oro.

Habían cadenas de oro a través del velo, que separaban al Lugar Santo del Lugar Santísimo. “Las cadenas de oro, estiradas frente al santuario interior”.

Servían para fortalecer el concepto de “inaccesibilidad” del Lugar Santísimo.

“Dos querubines de madera de olivo”, dos grandes esculturas dentro del Lugar Santísimo, daban la cara hacia la entrada del cuarto interior y mientras el Sumo Sacerdote entraba, él miraba a estos gigantes guardianes de la presencia de YEHOVAH DIOS, volteados hacia él.

“Había oro por todas partes en el templo”, las paredes estaban cubiertas con oro (1 Reyes 6, 20-22), el piso estaba cubierto con oro (1 Reyes 6, 30) y el oro fue martillado en los tallados de las puertas (1 Reyes 6, 32).

“Y esculpió todas las paredes de la casa alrededor de diversas figuras, de querubines, de palmeras y de botones de flores, por dentro y por fuera”, todo fue según el modelo del Tabernáculo, la cual tenía diseños tejidos de querubines, en la cubierta interior.

Este Atrio Interior, era el atrio de los sacerdotes, en donde el altar y el lavado fueron puestos y donde el sacrificio era realizado.

Afuera estaba el gran Atrio, donde las personas iban a orar.

Afuera de esto, estaba el Atrio de las mujeres y el de los Gentiles.

Siempre se debe recordar que, bajo el Antiguo Pacto el Templo no era para el pueblo de Israel.

Era solamente para que los sacerdotes pudieran encontrarse con YEHOVAH DIOS por parte del pueblo.

“El pueblo se reunía y adoraba en el Atrio externo”.

“La edificó, pues, en siete años”, cuando el templo fue terminado, fue un edificio espectacular, fácil para Israel enfocarse en el Templo de YEHOVAH DIOS, en lugar del YEHOVAH DIOS del templo.

Pero sin una fidelidad continua hacia YEHOVAH DIOS, la gloria del templo pronto se desvaneció.

Este glorioso templo fue saqueado justo cinco años después de la muerte de Salomón (1 Reyes 14, 25-27).

1 comentario en «1 Reyes Capítulo 6»

  1. Es interesante la acotación de que YEHOVAH no iba a morar en el templo; sino que el templo era para expresar la adoración a YEHOVAH. Tal y como lo expresa Levitico 26 Estableceré mi morada en medio de ustedes, y no los aborreceré. 12 Caminaré entre ustedes. Yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo.

    Responder

Deja un comentario