Mosqueteros de Yehovah

1 Reyes Capítulo 3

Verso 1

El casamiento con compañeros de la realeza, era una común estrategia política en el antiguo mundo y aún continua en la era moderna.

No solamente, porque la realeza se quisiera casar con otros de la realeza, sino también, porque el conflicto entre naciones era evitado, por el bien de los lazos familiares.

Este no era el primer matrimonio de Salomón. 1 Reyes 14, 21 nos dice que su hijo Roboam llegó al trono, cuando él tenía 41 años de edad y 1 Reyes 11, 42 nos dice que Salomón reinó por 40 años.

Esto significa que Roboam nació de su madre, una esposa de Salomón llamada Naama, amonita, antes de que él llegara al trono y antes de que él se casara con la hija de Faraón.

Los múltiples matrimonios de Salomón y matrimonios con mujeres extranjeras, causarán un gran desastre en su vida.

Después, en el Libro de Nehemías, Nehemías estaba enojado y frustrado debido a que el pueblo de Israel, contraía matrimonio con las naciones paganas alrededor de ellos (Nehemías 13, 25-27).

Las esposas extranjeras, hicieron que Salomón fuera más que un mal ejemplo, ellas arruinaron su vida espiritual (1 Reyes 11, 1-4).

1 Reyes 11, 4 dice, que esto únicamente sucedió cuando Salomón era ya viejo, pero el patrón fue puesto con este primer matrimonio hacia la princesa Egipcia, tenía sentido político, pero no sentido espiritual.

El arreglo de matrimonios, era común para la confirmación de tratados internacionales, pero este era el comienzo de la caída espiritual de Salomón.

2 Samuel 3, 3 nos dice, que David se casó con la hija de un rey extranjero “Maaca, hija de Talmai rey de Guesur”.

El contraer matrimonio con una mujer extranjera, no estaba en contra de la Ley de Moisés, si ella se convertía a YEHOVAH DIOS de Israel. Lo que no arruinó a David sí arruinó a Salomón.

Aunque estaba permitido bajo la Ley de Moisés, no era sabio o bueno, que Salomón lo hiciera. Después, en su vida, sus esposas extranjeras fueron la razón de que su corazón se desviara de YEHOVAH DIOS (1 Reyes 11, 4).

Versos del 2 al 4

En ese momento, los altares estaban permitidos en Israel en varios lugares altos, siempre cuando fueran para YEHOVAH DIOS y no estuvieran corrompidos con idolatría (como fue ordenado en Deuteronomio 16, 21).

Cuando el Templo fue construido, el sacrificio fue centralizado en el Templo.

Hay bondad y maldad en estas apreciaciones de Salomón, bondad en los estatutos de su padre David, maldad en la palabra.

Salomón amaba a YEHOVAH DIOS, pero también amaba a las esposas extranjeras, quienes eventualmente ayudaron a desviar el corazón de Salomón lejos de YEHOVAH DIOS (1 Reyes 11, 4-10).

Un Corazón mezclado y dividido en si, es terrible.

Esta casi grotesca cantidad de sacrificio, demostró la gran riqueza de Salomón y su corazón, al utilizarlos para Glorificar a YEHOVAH DIOS.

Era un evento importante, marcando el inicio “ceremonial” del reinado de Salomón. De acuerdo con 2 Crónicas 1, 2-3 “todo el liderazgo de la nación fue con Salomón a Gabaón”.

Salomón hizo estos sacrificios especiales en Gabaón, porque era el Lugar Alto principal. Lo que le hacía diferente, era que el Tabernáculo estaba allí, aún cuando el Arca del Pacto estaba en Jerusalén.

Siguiendo el Tabernáculo y el Arca del Pacto en la Tierra Prometida:

1. Josué trajo tanto el Arca como el Tabernáculo a Silo (Josué 18).

2. En los días de Elí el Arca fue capturada y el Tabernáculo destruido (1 Samuel 4, Salmos 78, 60-64, Jeremías 7, 12 y 26, 9).

3. El Arca regresó a Quiriat-Jearim (1 Samuel 7, 1-2).

4. Saúl restauró el Tabernáculo en Nob (1 Samuel 21).

5. Saúl movió el tabernáculo a Gabaón (1 Crónicas 16, 39-40).

6. David trajo el Arca a Jerusalén y construyó una tienda provisional para éste (2 Samuel 6, 17; 2 Crónicas 1, 4).

Versos del 5 al 9

Esta notable visitación de parte de YEHOVAH DIOS ocurrió en sueños, es uno de los sueños más significativos en la Biblia.

YEHOVAH DIOS, le ofreció a Salomón lo que fuera que quisiera, no fue solamente porque Salomón sacrificó 1.000 animales.

Fue porque su corazón estaba rendido a YEHOVAH DIOS y YEHOVAH DIOS, quería obrar algo en Salomón, a través de esta oferta y su respuesta.

Antes de responder a la oferta de YEHOVAH DIOS y pedir por lo que sea, Salomón recordó la fidelidad de YEHOVAH DIOS tanto para David, como para Salomón mismo.

Salomón viene a YEHOVAH DIOS con gran humildad, la declaración es la manera poética de expresar sus insuficiencias, mientras enfrentaba las asombrosas tareas del liderazgo.

Salomón pidió más que un gran conocimiento, quería entendimiento en su corazón, no solamente en su cabeza.

La palabra Hebrea traducida a “entendido” es literalmente, “escuchar”. Salomón quería un corazón que “escuchara” a YEHOVAH DIOS.

En Efesios 1, 18 el Apóstol Pablo oró por los Cristianos, pidiendo los ojos de su entendimiento fueran “alumbrados”.

Salomón ya había entendido, que una clave del liderazgo era un “discernimiento sabio y justo”. Muchos líderes no tienen este discernimiento o el coraje para solicitarlo al Altísimo.

Versos del 10 al 15

YEHOVAH DIOS estaba agradado por lo que Salomón pidió, en tanto, que él sabía su gran necesidad por sabiduría, discernimiento y entendimiento.

Además le agradó porque Salomón no pidió, riquezas, fama o poder para sí mismo.

YEHOVAH DIOS no solamente contestó la oración de Salomón, la contestó más allá de toda expectativa. Salomón no pidió riquezas y gloria o una larga vida, pero YEHOVAH DIOS también le dio eso.

En Efesios 3, 20 Pablo honró a YEHOVAH DIOS diciendo “y a aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos”.

Salomón experimentó la habilidad de YEHOVAH DIOS, de hacer más allá de lo que pedimos o entendemos.

Era un sueño, pero al mismo tiempo era un mensaje de YEHOVAH DIOS.

YEHOVAH DIOS contestó la oración de Salomón y le hizo sabio, poderoso, rico e influyente, su reinado fue glorioso para Israel.

Versos del 16 al 22

Esto en si mismo, en su notable testimonio de la bondad y generosidad de Salomón.

No muchos reyes, se tomarían el tiempo para resolver una disputa entre dos extranjeras, recordemos no pueden ser “prostitutas”, ya que de por sí quien se dedicara a esto en Israel se le daba muerte, por cometer abominación.

Para nada eran unas rameras, el Hebreo “zonot” se podía asimismo referir a “mesoneras, hosteleras, comerciante que ofrecía alojamiento, comida y vestimenta a viajeros”.

Esto parecía un problema imposible de resolver. Seguramente, es la palabra de una extranjera contra la otra y no hay testigos independientes de este evento, “ninguno de fuera estaba en casa”.

Versos del 23 al 28

La solución de Salomón hacia el problema, al inicio pareció necia y hasta peligrosa. La sabiduría de su enfoque fue únicamente entendida, cuando el asunto fue resuelto.

Dicha decisión tan sabia no podía ser ocultada. El asunto fue rápidamente conocido a través del reino.

El pueblo de Israel, vio que Salomón tenía tanto la sabiduría como el coraje, para hacer lo correcto como líder. Esto les hacía que no vacilaran en obedecer la Ley del rey.

1 comentario en «1 Reyes Capítulo 3»

  1. Me encanta como este capítulo refleja que YEHOVAH Dios no se movió completamente a aparecerse a Salomón y darle lo que pidiera porque hubiese sacrificado 1000 víctimas; sino porque en su corazón rendido, el sacrificio no era más que el fruto que evidenciaba su amor y su rendición.

    Responder

Deja un comentario