Mosqueteros de Yehovah

1 Reyes Capítulo 13

Versos del 1 al 2

Aparentemente no había mensajeros capacitados, dentro del reino del norte de Israel. Este es un triste comentario, sobre el estado espiritual del reino de Jeroboam.

Esta es una profecía notable, que precisamente sería cumplida 340 años después. 2 Reyes 23, 15 documenta el cumplimiento de esta profecía en los días de Josías, Rey de Judá.

Igualmente, el altar que estaba en Betel y el lugar alto que había hecho Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel. Aquel altar que estaba en el lugar alto fue destruido, quemado, hecho polvo y aparte, fue quemada la imagen de Asera.

Sabemos que esto, no sucedió por algunos trescientos cincuenta (350) años, pero Jeroboam no lo sabía, se fue a la tumba preocupado sobre el cumplimiento de esta profecía, la cual era un tipo de un juicio inmediato sobre Jeroboam.

Versos del 3 al 5

La profecía del hombre de YEHOVAH DIOS, no sería cumplida por cientos de años, así que una señal inmediata, fue dada para confirmar la Palabra a los oyentes de esos días.

Esta sería una señal convincente y una reprensión directas, hacia la adoración idólatra en ese altar.

La reacción de Jeroboam fue inmediata, buscaba silenciar al mensajero, en lugar de responder a este mensaje.

La profecía del varón de YEHOVAH DIOS, era como la mayoría un mensaje de juicio venidero, una invitación implícita hacia el arrepentimiento. Jeroboam obviamente no aceptó esta invitación.

YEHOVAH DIOS, confirmó Su Palabra de juicio de dos maneras.

Primero, juzgó al rey desobediente en el preciso punto de su pecado más evidente, la mano extendida en contra del varón de YEHOVAH DIOS.

Segundo, cumplió su inmediata Palabra en contra del altar y el altar se rompió.

Verso 6

Bajo el evidente juicio de YEHOVAH DIOS, Jeroboam no tenía utilidad para becerros de oros o sus altares, sabía que su única esperanza estaba en YEHOVAH DIOS y en Su representante.

Para su beneficio, el varón de YEHOVAH DIOS mostró una gran gracia hacia Jeroboam, rápidamente cambió su posición, de estar bajo arresto, a ser el intercesor de su perseguidor.

Versos del 7 al 10

Jeroboam rápida y naturalmente dadas las circunstancias, abrazó al varón de YEHOVAH DIOS como un amigo, quería darle un refrigerio y un presente, sin ningún arrepentimiento del pecado que el varón de YEHOVAH DIOS denunció.

El hombre de YEHOVAH DIOS rechaza la invitación, basado en una advertencia anterior de parte del Altísimo.

El aceptar la invitación de Jeroboam, demostraría compañerismo con su idolatría.

Versos del 11 al 17

Al parecer, era un profeta fiel a YEHOVAH DIOS, esto demuestra que no todas las personas piadosas dejaron a Israel para ir a Judá, algunos quedaron atrás.

El profeta de Betel, invitó al hombre de YEHOVAH DIOS sin nombre, para que fuera a su casa, de la misma manera que Jeroboam le invitó.

El hombre de YEHOVAH DIOS se rehusó, bajo la misma razón por la cual, él rechazó a Jeroboam, YEHOVAH DIOS le había específicamente dicho que regresara a Judá, sin aceptar hospitalidad y que regresara por un camino diferente (Reyes 13, 10).

Versos del 18 al 19

El profeta de Betel, le dio una falsa palabra de YEHOVAH DIOS, intentando persuadir al hombre de YEHOVAH DIOS de Judá, que cambiara su curso de hacer exactamente lo que YEHOVAH DIOS le dijo.

El hombre de YEHOVAH DIOS de Judá escuchó a la mentira del profeta de Betel, hizo esto por varias razones:

1. El profeta de Betel, era probablemente mayor, un viejo profeta Vs 11 y tenía el respeto del hombre de YEHOVAH DIOS.

2. El profeta de Betel, se identificaba como el hombre de YEHOVAH DIOS, “Yo también soy profeta como tú”.

3. El profeta de Betel, reclamó una experiencia espectacular,“un ángel me ha hablado”.

4. El profeta de Betel, reclamó haber hablado con YEHOVAH DIOS, “por Palabra de YEHOVAH DIOS”.

5. El profeta de Betel, no parecía ser un idólatra que debía ser rechazado, “tráele contigo a tu casa”.

6. El profeta de Betel, no ofreció recompensa, simplemente comida, “para que coma pan y beba agua”.

Versos del 20 al 22

Este profeta de Betel, habló una mentira en el nombre de YEHOVAH DIOS Vs 18, ahora recibió una verdadera profecía, mientras el hombre de YEHOVAH DIOS de Judá comía en su mesa.

Altísimo, prometió un gran juicio en contra del hombre de YEHOVAH DIOS de Judá, por su desobediencia, era una difícil prueba, pero él fracasó.

YEHOVAH DIOS, juzgó al profeta de Judá, de una manera más estricta de lo que juzgó, a Jeroboam o al profeta de Betel.

Versos del 23 al 25a

La segunda palabra del profeta de Betel, fue cumplida, no dijo que el hombre de YEHOVAH DIOS perecería por un león, sino que no sería enterrado en la tumba de sus padres.

Demuestra que no era un accidente, era algo único de YEHOVAH DIOS.

El león no atacó al burro, ni atacó a los hombres que pasaban.

Este león, estaba en una misión especial de juicio de parte de YEHOVAH DIOS y al parecer era más obediente, de lo que fue el profeta de Judá.

Versos del 25b al 32

El profeta viejo de Betel, simpatizó con el profeta de Judá, aún en su desobediencia y en su juicio resultante.

El profeta de Betel, no era en particular un hombre justo o un buen profeta, al utilizar una profecía falaz para conducir a pecar y a juicio al hombre de YEHOVAH DIOS. Él reconoció la debilidad en común, de estos compañeros mensajeros del Altísimo.

“Y puso el cuerpo en su sepulcro”, no en la tumba de los padres del profeta de YEHOVAH DIOS de Judá, en cumplimiento a la profecía anterior.

Versos del 33 al 34

El trato de YEHOVAH DIOS con el profeta de Judá, fue una suficiente advertencia para Jeroboam, pero fue una advertencia que él ignoró.

En la antigua Israel, YEHOVAH DIOS ordenó una estricta separación entre el cargo del rey y sacerdote.

Jeroboam empañó esta separación, esto fue causa de pecado a la casa de Jeroboam.

1 comentario en «1 Reyes Capítulo 13»

  1. La Palabra de juicio de YEHOVAH Dios sobre el hombre de Judá me recordó la Palabra dada a Moisés de que no entraría en la tierra prometida. El hombre de Dios venía de condenar la desobediencia del reino del norte en los altares, y él mismo como líder fue desobediente a la instrucción de YEHOVAH. Para otros es bastante radical el juicio de Dios sobre este hombre que estaba trabajando para Yehovah, pero es claro; es un Dios de instrucciones. Si no seguimos la instrucción ya sabemos lo que nos espera.

    Responder

Deja un comentario