Mosqueteros de Yehovah

1 Reyes Capítulo 12

Versos del 1 al 5

Esta era una continuación lógica, de la dinastía de David. David fue sucedido por su hijo Salomón y ahora Roboam, el hijo de Salomón, se asumía que sería el siguiente rey.

Roboam, fue el único hijo de Salomón que conocemos por nombre. Salomón tuvo 1.000 mujeres y concubinas, pero solamente leemos de un hijo que llevaría su nombre y éste era un necio.

Esto demuestra, que el pecado es una mala manera para formar una familia.

Siquem, era una ciudad con una rica historia. Abraham adoraba allí (Génesis 12, 6). Jacob edificó un altar y compró tierra allí (Génesis 33, 18-20).

José fue enterrado allí (Josué 24, 32), también era el centro geográfico de las tribus del norte.

Mostraba que Roboam, estaba en una posición de debilidad, al tener que irse a encontrar, con las diez tribus del norte en su territorio, en lugar de demandar que representantes vinieran a Jerusalén.

Jeroboam, fue mencionado anteriormente en 1 Reyes 11, 26-40. YEHOVAH DIOS, le dijo a través de un profeta, que él gobernaría sobre una porción de un Israel dividido.

Naturalmente, Jeroboam estaba interesado en el sucesor de Salomón, era específicamente parte del grupo de los ancianos, que se dirigieron a Roboam.

Salomón, era un gran rey, pero tomó mucho del pueblo.

El pueblo de Israel, quería alivio de los altos tributos y del servicio forzado del reinado de Salomón. Ellos ofrecieron lealtad a Roboam si él estaba de acuerdo con esto.

YEHOVAH DIOS, advirtió a Israel acerca de esto en 1 Samuel 8, 10-19, cuando, a través de Samuel, hablaría sobre lo que un rey tomaría de Israel.

Después de la advertencia, el pueblo aún quería un rey y ahora, ya sabían lo que era ser gobernados por un rey que toma de ellos.

Tristemente, los ancianos de Israel no hicieron demandas o peticiones espirituales a Roboam. Al parecer, la asquerosa idolatría y apostasía de Salomón, no les molestaba en lo absoluto.

Versos del 6 al 7

Sabiamente, Roboam pidió el consejo de estos hombres ancianos y experimentados. Al parecer ellos aconsejaban bien a Salomón, así que era adecuado, que Roboam les pidiera su consejo.

Los ancianos sabían, que Roboam no era Salomón y no podían esperar lo mismo del pueblo como lo hizo Salomón.

Roboam, se tenía que relacionar con el pueblo, en base a lo que él era, no en cuanto a quien fue su padre.

Si él mostraba amabilidad y un corazón de siervo para su pueblo, ellos le amarían y le servirían para siempre. Este era un buen consejo.

Versos del 8 al 11

Antes de que Roboam fuera a pedir consejo de los jóvenes, dejó el consejo de los ancianos.

Estos hombres, más bien le dirían a Roboam, lo que él ya había pensado. Al ir con aquellas personas que pensaban casi igual que él, mostraba que Roboam solamente pidió consejo, por el bien de las apariencias.

Los jóvenes, ofrecieron un consejo opuesto a los ancianos. Ellos sugirieron un enfoque adverso, uno que haría que Roboam, fuera más temido que Salomón.

Versos del 12 al 15

En este caso, Roboam claramente debió de haber escuchado al pueblo.

Esto no para decir que un líder siempre debe dirigir por medio del voto popular, pero un líder necesita la sabiduría, para saber cuándo lo que las personas quieren es mejor para ellos.

YEHOVAH DIOS, manejó toda esta serie de eventos, pero no hizo que Roboam tomara una acción imprudente y pecaminosa.

Además, simplemente dejó solo a Roboam y le permitió tomar los errores críticos que su corazón pecaminoso quería ejecutar.

Versos del 16 al 19

La necedad de Roboam, hizo que Israel no solamente rechazara a Roboam, sino a toda la dinastía de David. Ellos rechazaron a los descendientes del rey más grande de Israel.

Aparentemente Roboam, no tomó con seriedad la rebelión, hasta que esto sucedió. Cuando su jefe de impuestos fue asesinado, sabía que las diez tribus estaban en serio, en cuanto a su rebelión.

Desde este punto en la historia de Israel, el nombre de “Israel” se refería a las diez (10) tribus del norte, el nombre de “Judá” se refiere a las tribus del sur de Benjamín y Judá.

Versos del 20 al 24

Así la profecía de Ajías, en 1 Reyes 11, 29-39 fue cumplida. En el momento que la profecía fue hecha, parecía poco probable, pero la Palabra de YEHOVAH DIOS por medio de Su profeta, fue cumplida.

Roboam, tenía la intención de hacer guerra, en contra de las tribus de Israel que se separaron, YEHOVAH DIOS habló por medio de un profeta para detenerle.

Para su crédito o por la falta de valentía, Roboam escuchó la Palabra de YEHOVAH DIOS, por medio Semaías varón de Dios.

Verso 25

Jeroboam, necesitaba una ciudad capital porque Jerusalén estaba en el territorio de Judá y Benjamín. La ciudad de Siquem, se convirtió en la ciudad capital del reino norte de Israel.

Al parecer el reinado de Jeroboam, comenzó con energía y oportunismo. Él tenía una promesa significativa de parte de YEHOVAH DIOS, por medio del profeta Ajías (1 Reyes 11, 38)

Versos del 26 al 29

El hecho del reino dividido, no significaba que las tribus del norte estaban exentas de sus obligaciones del Pacto.

Ellos estaban bajo la Ley de Moisés, al igual que las tribus del sur, pero Jeroboam temía las implicaciones políticas de viajes anuales, hacia la ciudad capital del reino sur de Judá.

Jeroboam, parece olvidar o ignorar la promesa que YEHOVAH DIOS le hizo, por medio del profeta Ajías, como está registrado en 1 Reyes 11.

Jeroboam, pudiera haber asegurado su trono por medio de una obediencia radical hacia YEHOVAH DIOS, no al dirigir a las diez tribus a la idolatría.

No tenía sentido, el pedir consejo para su propósito inicuo. Jeroboam, quería consejo en cómo hacer una cosa mala de la mejor manera.

Jeroboam, apeló a su deseo natural de la conveniencia. Los hombres por lo regular tomarán el camino fácil cuando puedan, por lo tanto, es bueno si un ídolo en Betel o Dan pueden reemplazar un viaje largo hacia Jerusalén.

Jeroboam repite las mismas palabras de Aarón, cerca de 500 años antes de su tiempo (Éxodo 32, 4).

Versos del 30 al 33

Fue un pecado, cuando Jeroboam lo sugirió, pero fue más pecado cuando el pueblo lo siguió. El pueblo estaba tan atraído por la religión de Jeroboam que fueron hasta Dan, al extremo norte de Israel, para adorar en el altar del becerro de oro.

Él hizo más lugares de adoración, que los principales centros en Betel y Dan. Estos lugares altos, eran aún más convenientes para el pueblo.

Jeroboam rechazó los mandamientos de YEHOVAH DIOS, en cuanto al sacerdocio de Israel y estableció un sacerdocio de su propio gusto.

A los Sacerdotes legítimos y Levitas, que vivían en las diez tribus del norte no les agradó esto.

Estos sacerdotes junto con otros, que fijaron sus corazones en buscar a YEHOVAH DIOS de Israel, se movieron del reino del norte de Israel, hacia el reino del sur de Judá durante este periodo (2 Crónicas 11, 13-16).

Espiritualmente hablando, Israel fue golpeado dos veces, por la religión impía de Jeroboam y por la partida de los piadosos y fieles. Habían pocas personas piadosas, que quedaron en el reino del norte.

Este es un buen resumen de la religión de Jeroboam, fue inventado de su propio corazón.

Es un ejemplo de aquellos, que crean su propia religión, de acuerdo a su propio gusto.

Para la mayor parte, el mundo abraza la religión de Jeroboam. No necesariamente su expresión particular de los becerros de oro en los lugares altos, sino una religión creada a su propio gusto.

Por lo tanto, era natural que Jeroboam sirviera como su propio sacerdote y subió al altar para quemar incienso.

Jeroboam, llevaba a cabo las funciones de Sumo Sacerdote él mismo, en su propia persona, concentraba, el poder civil y eclesiástico.

1 comentario en «1 Reyes Capítulo 12»

  1. WAO! Gloria a YEHOVAH ! Ahora entiendo el contexto, tras haber leído muchas veces estas citas aisladamente y no entender el por qué de los acontecimientos que narra el capítulo.

    Es tremendo como YEHOVAH entrega una promesa al hombre, pero todo está condicionado a la obediencia. Y cómo el no obedecer de Jeroboam acarreó maldición para todo el pueblo del reino del norte.

    Responder

Deja un comentario