Mosqueteros de Yehovah

1 Reyes Capítulo 14

Versos del 1 al 3

Jeroboam era un rey, pero como rey tiene problemas comunes a los hombres. Su hijo enfermo, esto le afligió y le impulsó a buscar la ayuda de un profeta.

Era un patrón familiar de Jeroboam, en tiempo de necesidad, volvía al verdadero YEHOVAH DIOS y a sus profetas.

Sabía que los ídolos, no le podían ayudar en una crisis verdadera y por haber rechazado a YEHOVAH DIOS y a sus profetas le dijo a su mujer que usara un disfraz.

Jeroboam, no le dijo a su mujer que orara por su hijo o que le pidiera al profeta que orara. Él quería usar al profeta Ajías, como un adivinador, en lugar de buscarle como a un profeta de YEHOVAH DIOS.

Versos del 4 al 6

El disfraz de la mujer y la ceguera por la vejez de Ajías, hicieron que no tuviera la capacidad de ver, pero eso no importaba, porque YEHOVAH DIOS le dijo a Ajías, la verdad del asunto.

De esto, la mujer de Jeroboam aprendió dos cosas. Primero, que las noticias eran malas y segundo, aunque pensaba que era enviada a Ajías por su marido, fue mas bien Ajías, enviado por YEHOVHA DIOS, con un mensaje para ella y Jeroboam.

Versos del 7 al 11

Saúl fue un hombre malo y un rey malo. Salomón fue un buen rey, pero un hombre malo. Aunque ambos fueron malos, Jeroboam fue peor, se convirtió en la medida, para los reyes malos de Israel, que vendrían.

Esta fue una poderosa descripción, de intensa lucha hacia YEHOVAH DIOS, como en Ezequiel 23, 35 “Por cuánto te has olvidado de mí, y me has echado tras tus espaldas, por eso, lleva tú también tu lujuria y tus fornicaciones”.

Jeroboam, pudo haber tenido una dinastía duradera, pero desperdició la promesa de YEHOVAH DIOS con su incredulidad, idolatría y total rechazo al Altísimo.

Versos del 12 al 16

Jeroboam, envió a su mujer para descubrir el destino del hijo. Las malas noticias fueron, que el niño moriría, pero saber de su muerte, sería una demostración de misericordia, porque al menos podría ser enterrado en honor y ser honrado apropiadamente.

Un gran juicio estaba llegando sobre la casa de Jeroboam, que todos mirarían en este hijo, quien fue bendecido en su muerte.

Finalmente, la deportación de Israel del norte, sería cumplido unos trescientos (300) años después.

YEHOVAH DIOS, sabía que la raíz de la apostasía de Jeroboam, resultaría en el fruto amargo del exilio nacional.

Versos del 17 al 18

La profecía en cuanto al exilio nacional de Israel, no sería cumplida sino después de tres siglos, lo que fue demostrado con la muerte del hijo de Jeroboam, que fue cumplida exactamente.

Versos del 19 al 20

“Habiendo dormido con sus padres”, en 2 Crónicas 13, 20 nos dice que YEHOVAH DIOS le hirió y murió.

No murió de una muerte natural, como todos los hombres, sino por un notable golpe, además de la perdida de quinientos mil de sus hombres en una batalla con Abías, rey de Judá (2 Crónicas 13, 17).

Versos del 21 al 24

Estos pecados provocaron el celo de YEHOVAH DIOS, porque esencialmente eran pecados de idolatría.

Israel, dio la espalda a YEHOVAH DIOS, que les amaba y había redimido, como una mujer infiel, siguieron un adulterio espiritual con los ídolos.

Específicamente, describe a prostitutas asociadas con la adoración de los ídolos, es posible que el termino de “sodomitas”, se refiere tanto a “hombres y mujeres prostitutas de culto”.

Sin embargo, el término fue utilizado en Deuteronomio 23,17-18 en distinción a “mujeres prostitutas de cultos”.

Considerando la profundidad y depravación entre las naciones Cananeas, esta es una fuerte declaración.

Versos del 25 al 26

Esto no estaba tan lejos del tiempo de David y Salomón, años de fuerza y seguridad en Israel.

Ningún enemigo extranjero, hizo mucho en contra del pueblo de YEHOVAH DIOS, durante el tiempo de David y Salomón, de la manera que sucedió en esta ocasión, durante el reinado de Roboam.

Tanto 2 Crónicas y la arqueología confirman este hecho. El registro en 2 Crónicas 12, nos da mucho detalle de lo que el escritor 1 Reyes resumió.

De 2 Crónicas 12 aprendemos:

1. Exactamente como sucedió este ataque, cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la Ley de YEHOVAH DIOS y todo Israel con él (2 Crónicas 12,1).

2. Sosaq, trajo un ejército aliado de naciones en contra de Judá (2 Crónicas 12, 3).

3. Sosaq, tomó las ciudades fortificadas de Judá, de camino hacia Jerusalén (2 Crónicas 12, 4)

4. Mientras el enemigo se acercaba a Jerusalén, el Profeta Semaías dirigió a los líderes de Judá hacia un arrepentimiento genuino (2 Crónicas 12, 65).

5. En respuesta a su arrepentimiento, YEHOVAH DIOS permitió que Jerusalén permaneciera, pero como siervos de Sosaq, rey de Egipto (2 Crónicas 12, 7-8).

Salomón, le dejó una gran riqueza a su hijo Roboam, tanto en el templo y en el palacio. Después de tan solo cinco años, la mayor parte de la riqueza se había ido.

1 Reyes 10, 16-17 menciona estos quinientos (500) escudos, doscientos (200) grandes y trescientos (300) pequeños. Estos escudos, eran hermosas demostraciones en la casa del Bosque del Líbano, pero no tenían utilidad en la batalla.

El oro era muy pesado y muy suave, para ser utilizado como un metal para escudos efectivos.

Este fue un ejemplo, del énfasis de la “imagen sobre la substancia” que comenzó en los días de Salomón y empeoró en los días de Roboam.

Recordemos que cada escudo grande tenía un valor aproximado de $120,000. Los escudos pequeños valían $30,000. $33 millones fueron invertido en los escudos ceremoniales de oro y ahora estaban en las manos de los Egipcios.

Versos del 27 al 28

El reemplazo del oro con el bronce, es una ilustración perfecta de la decadencia bajo los días de Roboam. La dinastía de David se fue del oro al bronce en cinco años.

En los días de Salomón, los escudos de oro, estaban colgados como exhibiciones en la Casa del Bosque del Líbano (1 Reyes 10, 16-17).

Bajo Roboam, los reemplazos de escudo de bronce, eran guardados en un cuarto protegido por guardias, hasta que fueran específicamente necesitados para ocasiones del estado.

Versos del 29 al 31

2 Crónicas resumió los hechos de Roboam como sigue, “hizo lo malo, porque no dispuso su corazón para buscar a YEHOVAH DIOS” (2 Crónicas 12, 14).

Habla de la “falta de su relación personal con YEHOVAH DIOS”.

Roboam nació de una mujer pagana y engendrado, a través de un padre apóstata. ¿De tal fuente tan impura podría brotar acaso agua dulce?.

Los hechos terminan con la nota de quien era la madre de Roboam, Naama, una amonita.

¿No es esta la forma que el escritor nos recuerda, que fueron los matrimonios de Salomón con mujeres extranjeras, las que dieron comienzo a la gran decadencia en primer lugar?.

Roboam gobernó como un tirano, comenzó mal y se humilló a si mismo a YEHOVAH DIOS hacia el final de su vida (2 Crónicas 12:6-7).

Jeroboam, por su parte gobernó como un populista, comenzó con una gran promesa y terminó terriblemente.

1 comentario en «1 Reyes Capítulo 14»

  1. Yehovah Dios nos dejo su Palabra de Vida para hacer lo que es correcto ante sus ojos, nos enseña que es lo bueno y lo malo, las consecuencias de tomar la decisión de si vivir en la bendición o en la maldición para que nosotros mismos escojamos sabiamente por medio de su Espíritu hacer lo que le agrada apartándonos de todo mal camino de idolatría y pecado, caminando guiados por su Palabra donde trae bendición a nuestras vidas y no maldición. 💖💖

    Responder

Deja un comentario