Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 29

Versos del 1 al 5

Aquí vemos los regalos de David para la construcción del Templo.

Una razón por la que David hizo tanto para los preparativos para la construcción del Templo era que él sabía que la obra era grande y requería de grandes recursos.

Todo lo entregado era más de lo que un rey joven y tierno de edad como Salomón podía esperar reunir por su cuenta.

Cuando consideramos todo lo que David hizo para proveer seguridad, una locación, la tierra, el dinero, los materiales, el personal de supervisión, los trabajadores, los planos y un equipo organizado para dirigir el Templo, es evidente que David le dio a este trabajo todas sus fuerzas.

Él dio todo porque amaba la casa de YEHOVAH DIOS. Naturalmente damos y apoyamos a aquello que amamos. Porque donde esté nuestro tesoro, allí estará también nuestro corazón. (Mateo 6, 21).

David llevó su ofrenda, especialmente la ofrenda adicional, él la utilizó como una ocasión para desafiar a sus hermanos israelitas a también consagrase al Altísimo.

Dada la masiva cantidad que David recolectó para la construcción del Templo, se puede argumentar que las ofrendas del pueblo eran innecesarias.

Sus ofrendas eran una manera legítima e importante de consagrase a YEHOVAH DIOS.

Versos del 6 al 9

Están presentes la ofrenda de otros Israelitas, el pueblo encontró fácil dar cuando vieron la grandeza y el valor del proyecto y cuando tuvieron buenos ejemplos de dar aún más como el rey David.

El pueblo encontró que era algo gozoso dar generosamente a YEHOVAH DIOS.

Ellos cumplieron la idea posterior del Nuevo Testamento de dar alegremente (2 de Corintios 9, 7).

Versos del 10 al 12

David exalta a YEHOVAH DIOS, la ofrenda generosa hizo que David se regocijara y alabara a YEHOVAH DIOS.

No fue por la riqueza en sí, sino porque esto demostró que los corazones del pueblo realmente estaban interesados en YEHOVAH DIOS y en su casa.

Esta es la primera vez en la Biblia en la que se menciona a YEHOVAH DIOS directamente como un padre sobre su pueblo.

David podía decir esto como un hombre que había tenido una vida de riquezas y gloria, sabía que esas cosas llegaron de YEHOVAH DIOS y no de él mismo.

Versos del 13 al 15

David expresa agradecimiento por el privilegio de dar, sabía que tanto la capacidad como el corazón para dar eran también regalos de YEHOVAH DIOS.

Estaba agradecido de tener semejante corazón para dar, tanto él mismo como el pueblo de Israel como grupo.

Al hacer hincapié en la debilidad del hombre, David reconoce la grandeza de YEHOVAH DIOS.

ÉL puede tomar a peregrinos extranjeros y sombras y utilizarlos para construir una gran Casa para exaltar la dignidad de un único gran YEHOVAH DIOS.

Versos del 16 al 19

David consagra la ofrenda ofrecida por el pueblo de YEHOVAH DIOS, sabía que era importante hacer hincapié en que su ofrenda había sido hecha voluntariamente.

David dio porque quiso, no solamente como una demostración para inducir al pueblo a dar.

Por lo tanto, David sabía que el pueblo había hecho su ofrenda voluntariamente a YEHOVAH DIOS.

David sabía que el pueblo de Israel estaba un lugar consagrado y maravilloso en este día de ofrenda al templo.

Asimismo, David sabía que Salomón tendría que implorar por un corazón perfecto, porque guardar los mandamientos de YEHOVAH DIOS es la clave para una salud duradera del reino de Israel y de la seguridad de su dinastía.

Verso 20

David dirige a la nación en alabanza a YEHOVAH DIOS. Cuando llegó el tiempo de bendecir a YEHOVAH DIOS, no era suficiente para el pueblo con sentir emociones en su corazón.

Tenían que hacer algo para demostrar total devoción en sus corazones hacia YEHOVAH DIOS, así que inclinándose adoraron delante de YEHOVAH DIOS.

Versos del 21 al 25

La nación se goza cuando Salomón es coronado. Este fue un día especial, probablemente celebrado después de la muerte de David, cuando Salomón tomó el trono.

Estos sacrificios fueron utilizados para alimentar al pueblo de Israel, comieron y bebieron delante de YEHOVAH DIOS en un gran banquete de comunión con el TODOPODEROSO y unos con otros.

Esta sin duda fue la coronación que se llevó a cabo después de que la rebelión de Adonías había sido derrotada (1 de Reyes 1-2).

La primera vez (1 de Reyes 1, 38-39) se hizo apresurada y repentinamente, y de una manera tumultuosa, debido a la sedición de Adonías, pero esta fue hecha con un buen respiro y gran solemnidad.

La majestad de Salomón en realidad fue heredada por el trabajo, sabiduría, consagración y oraciones de su padre.

Versos del 26 al 30

Aquí vemos el final del reinado de David, hubo otros reyes en Israel y Judá que tuvieron reinos más largos, seguros o prósperos, pero ninguno fue más glorioso o consagrado.

David sigue siendo rey modelo de Judá.

David fue un gran rey y su grandeza es especialmente vista en su conexión con el Mesías. Uno de los grandes títulos de Yeshúa Ha Mashiaj es, Hijo de David.

3 comentarios en «1 Crónicas Capítulo 29»

  1. YEHOVAH DIOS PADRE como dueño de la creación es quien nos provee de todo lo que alcanzamos a poseer por eso debemos ser buenos administradores de sus bienes aquí en la tierra y tener un corazón y una disposición alegre en darle de lo mejor que tenemos ya que todo todo le pertenece e Él, no por que el necesite algo de nosotros ya que es el dueño de todo, es más bien para que desarrollemos la capacidad de amar (dar) sacrificialmente y ponerlo a Él como Dios Padre por encima de todo dándole cumplimiento al primer mandamiento de la Ley.

    Responder
  2. GLORIA A YEHOVAH!!!! Es tan grande el deleite del Padre cuando vamos ante él a entregarle sobreabundantemente el fruto de nuestro esfuerzo con manos limpias!! Porque al igual que David, reconocemos que todo lo que tenemos ha venido de su mano!!

    Responder

Deja un comentario