Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 22

Versos del 1 al 4

1 de Reyes 5, 15-18 describe como fueron puestos a trabajar en la construcción del Templo en el tiempo de Salomón, alrededor de 70.000 esclavos.

Los árboles de Cedro de Líbano eran legendarios por su excelente madera. Esto significa que David y Salomón después de él, querían construir el Templo con los mejores materiales posibles.

También significa que estaban dispuestos a construir este gran Templo de YEHOVAH DIOS con madera “gentil” y utilizando obreros “gentiles”.

Este era un templo para el YEHOVAH DIOS de Israel, pero no solo era para Israel.

Solo judíos construyeron el Tabernáculo, pero el Templo para YEHOVAH DIOS de Israel no fue construido sin la ayuda de los gentiles tirios.

Ellos junto con nosotros, conformamos la Iglesia de YEHOVAH DIOS.

Verso 5

Incluso después de la muerte de David, Salomón sabía que era un muchacho y de tierna edad (1 de Reyes 3, 7), así que cuando se le ofreció cualquier cosa el deseó sabiduría para dirigir al pueblo de YEHOVAH DIOS.

Salomón tuvo la misma visión para la gloria del Templo y la construyó según la visión de David de una construcción con excelencia, para renombre y honra.

Versos del 6 al 10

Esta no fue una sugerencia ni idea ofrecida a Salomón. Fue una orden sagrada que tenía que cumplir.

David sabía que no podría cumplir esta última gran obra de su vida él mismo, solo podía hacerla a través de Salomón, si Salomón fallaba, David también fallaría.

Esta explicación no fue registrada anteriormente, ni en 2 de Samuel ni en 1 de Crónicas.

Aquí encontramos las razones por las que YEHOVAH DIOS no quiso que David construyera el Templo y por qué escogió a Salomón en su lugar.

YEHOVAH DIOS quería que un varón de paz y reposo le construyera su casa.

No fue que las guerras de David fueran malas o impías, o que la sangre que derramó fuera injusta.

Fue que YEHOVAH DIOS quería que su casa se construyera en el contexto de la paz, el reposo y la victoria, quería que fuera construido después de la victoria, no de en medio de la batalla.

Versos del 11 al 13

El cronista hizo hincapié en el legado de David y en la misión de Salomón de construir el Templo. Este se convertiría en el logro más importante de Salomón.

David sabía que Salomón no podía ser fuerte ni valiente sin una obediente comunión con YEHOVAH DIOS. En este lugar de obediente compañerismo, Salomón prosperaría en todo lo que hiciera.

Salomón podía cobrar ánimo y rechazar el miedo porque YEHOVAH DIOS le prometió a David que mientras sus hijos caminaran en obediencia, conservarían el trono de Israel (1 de Reyes).

Esta es una promesa increíble. No importaba que hicieran los asirios, egipcios o babilonios, mientras los hijos de David fueran obedientes y siguieran a YEHOVAH DIOS con su corazón, ÉL establecería su reino y se encargaría del resto.

Versos del 14 al 16

David tomó muy en serio su misión de preparar el camino trayendo seguridad y tesoros a Israel y a su sucesor Salomón. Con estos dos recursos él podría construir la casa de YEHOVAH DIOS.

Esta es una enorme cantidad de oro. Algunos comentaristas de la Biblia creen que este gran número es exacto y otros creen que fue un error del escriba, David claramente acumuló significantes recursos para un Templo que él nunca construiría.

David hizo todas las preparaciones, pero serían en vano si Salomón no ponía las manos a la obra. Él tendría que hacer el trabajo y hacerlo con la confianza de que el Altísimo estaba con él.

David es un ejemplo de alguien que trabaja tras el escenario, que recibe nada o poco crédito por su trabajo, pero que el trabajo no se puede realizar sin él.

· David reunió los materiales para el Templo.

· David preparó algunos de esos materiales.

· David ganó la paz con las naciones vecinas que Israel necesitaba para construir el templo.

· David encontró y compró el sitio para construir el Templo.

· David estableció los planos para el Templo.

· David organizó y ordenó la administración y siervos en el Templo.

Nadie lo llama el “templo de David”. Parece que todo el crédito, todo el Nombre, toda la Gloria va a Salomón.

Esto no parece haber molestado a David, porque él era un hombre conforme al corazón de YEHOVAH DIOS.

Versos del 17 al 19

David sabía que un líder, incluso un gran líder, no era suficiente para realizar una gran obra.

Cuando YEHOVAH DIOS llama a un líder, también llama a otros líderes a que ayuden a materializar el propósito.

Esta orden de David es interesante en su contexto. David dio esta orden en el contexto de trabajo, no en el contexto de reposo tranquilo delante de YEHOVAH DIOS.

David sabía que era posible mantener un corazón buscando a YEHOVAH DIOS incluso en medio de la realización de una gran obra delante del Altísimo.

Así llegó Salomón al trono judío con toda ventaja posible. Si hubiera hecho uso adecuado de su estado y sus talentos, hubiera sido el mayor y el más sabio de los soberanos.

¡Pero Ay! Qué pronto se oscureció este oro puro. Comenzó con una conexión matrimonial prohibida.

Lo que lo llevó a lo que estaba prohibido por la Ley de YEHOVAH DIOS, multiplicó sus conexiones matrimoniales con mujeres paganas, ellas alejaron su corazón de YEHOVAH DIOS y el que alguna vez fue el Sabio y Santo Salomón, murió como un necio y un idólatra.

La obra de YEHOVAH DIOS es eterna, aunque el obrero muera.

Nosotros perecemos, como estrella por estrella se oscurece, pero la luz eterna nunca se apaga. YEHOVAH DIOS consolida la victoria.

1 comentario en «1 Crónicas Capítulo 22»

  1. Gloria a YEHOVAH. En este capitulo recordamos que YEHOVAH esta mas interesado en bendecirnos, que nosotros en ser bendecidos. Pero las bendiciones siempre estan supeditadas a un compañerismo obediente. Tenemos que congraciarnos en obediencia con el que nos bendice.

    Responder

Deja un comentario