Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 2

Versos del 1 al 2

La línea de los patriarcas comenzó con Abraham y luego pasó a Isaac (y no a Ismael) y luego a Jacob (Israel) y no a Esaú.

Sin embargo, con los hijos de Israel, todos los hijos fueron escogidos como herederos del pacto.

Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón, Dan, José, Benjamín, Neftalí, Gad y Aser. Estos doce hijos de Israel en realidad se volvieron trece tribus de Israel, porque dos tribus vinieron de José (Manasés y Efraín).

El orden de los nombres sigue a Génesis 35, 23-26, con una excepción. Dan se espera después de Benjamín y no se ha propuesto ninguna razón convincente para el cambio (Éxodo 1, 2-4).

Se utiliza un orden diferente en los siguientes capítulos.

Versos del 3 al 17

Los descendientes de Judá hasta la familia de Isaí, el padre de David.

Hubo doce hijos de Israel y trece tribus de esos doce hijos. Sin embargo, la tribu de Judá recibe la atención por parte del cronista.

Judá encabeza la genealogía de las tribus y recibe un tratamiento más extenso que cualquier otra tribu. La razón para esta prominencia especial se encuentra en la posición central del linaje de David (2, 10-17; 3, 1-24).

Este listado del linaje de Judá también incluye a los de un testimonio de vida más oscuro, incluyendo a Er, Onán, Tamar, y Acán (Josué 7, 24-26).

Acán también fue culpable de “infidelidad”, un término clave en Crónicas. Esta palabra tiene el matiz de privar a YEHOVAH DIOS de lo que le corresponde y es la explicación favorita de Crónicas para el desastre del exilio.

Esta sección de la genealogía trata con la línea de Judá hasta David, el fundador de la dinastía Davídica que gobernó sobre Israel y Judá.

Abisai, Joab y Asael, y Amasa, las genealogías de estos cuatro guerreros, hechos famosos bajo el reinado de su medio tío David cifrado de 2 de Samuel 2:18-19; 19,13.

No son sacadas de 2 de Samuel 2, 18 y 17, 25, sino que aparte de este pasaje posterior, nunca hubiéramos sabido que sus madres, Sarvia (Seruya) y Abigaíl, eran hijastras de Isaí, nacidas de la madre de David por su supuesto matrimonio anterior con Ir Najas.

Versos del 18 al 24

Esto traza una línea lateral en la tribu de Judá, aparte de la línea que culmina en David.

Jéser, Sobab y Ardón, siendo prácticamente estos nombres desconocidos conectados con la tribu de Judá, son enumerados por una importante razón general, son conectores con los descendientes de Judá para dar continuación a los registros públicos luego del exilio.

La tierra que fue ocupada por los judíos que regresaron del exilio en Babilonia consistía principalmente de territorios de la tribu de Judá y Benjamín.

También, el pueblo que conformaba la comunidad de Esdras era en su mayoría de estas mismas dos tribus (Esdras 1, 5; 10, 9).

Versos del 25 al 41

La familia de Jerameel, el bisnieto de Judá, son los hijos de Jerameel, se rastrea una línea lateral de la tribu de Judá, aparte de la línea que culmina en David.

Versos del 42 al 55

La familia de Caleb, el bisnieto de Judá, consiste en otro rastreo de una línea lateral de la tribu de Judá, aparte de la línea que culmina en David.

La “hija” de Caleb Acsa solo fue una descendiente distante de Caleb hijo de Hezrón, aunque fue una hija inmediata de Caleb, hijo de Jefoné, el espía fiel enumerado en el 4, 15.

Ella es recordada como la novia de Otoniel, el primero de los jueces (Jueces 3, 9-11), habiendo sido prometida a él por su conquista en Debir (Josué 15, 15-19; Jueces 1, 11-15).

Los ceneos eran originalmente un pueblo extranjero (Génesis 15, 19), algunos de los cuales, por matrimonio o adopción, se incorporaron a la tribu de Judá.

Deja un comentario