Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 1

Versos del 1 al 4

El verso introductorio a los Libros de Crónicas indica algo sobre su enfoque.

Sabemos que Adán y Eva en realidad tuvieron tres hijos que se mencionan por su nombre (Génesis, 4, 25), más muchos otros hijos e hijas anónimos (Génesis).

Sin embargo, en el primer verso no leemos nada sobre Caín o Abel, solo sobre Set.

Esto indica que el cronista fue inspirado por YEHOVAH DIOS, para hacer una genealogía selectiva para un propósito específico.

Los libros de 1 y 2 de Crónicas originalmente eran un solo libro y se enfocaban históricamente en el rey David y su dinastía después de él.

La historia real comienza con la muerte de Saúl, pero se establece el escenario con estas tablas genealógicas.

La historia continúa hasta el regreso de los exiliados de la cautividad babilónica, llevando a muchos a pensar que los libros fueron escritos por Esdras o por lo menos en su tiempo.

Como Crónicas parece ser la obra de un solo escritor, que era un líder levita, alguna identificación con Esdras, el sacerdote y escriba (Esdras 7, 1-6) parece posible desde el principio.

El diseño principal del escritor parece haber sido señalar desde los registros públicos, que aún eran preservados, cual había sido el estado de las diferentes familias antes de la cautividad, para que a su regreso pudieran entrar a volver a poseer sus respectivas herencias.

Él se adentra principalmente dentro de las funciones, genealogías, familias y órdenes de los sacerdotes y Levitas.

Esto era peculiarmente necesario después del regreso de la cautividad, con el fin, que la adoración a YEHOVAH DIOS pudiera ser conducida de la misma manera que antes y que fuera así por las personas legítimas.

Estos libros de las crónicas no son los mismos que también son llamados así en 1 de Reyes 14, 19 y en otras partes, porque algunos pasajes que se dice que son allí mencionados, no se encuentran aquí, sino que son otros libros, escritos por otras personas y para otros propósitos.

De hecho, no fue hasta el siglo IV D.C. que Gerónimo, el famoso traductor de la Biblia, aplicó primero el término “Crónica” a estos libros.

La influencia mediadora vino de Lutero, cuyo título alemán, Die Chronika, pasó al inglés con las traducciones de la Biblia que proliferaron durante el periodo de la Reforma.

Noé, Sem, Cam y Jafet, este padre y sus tres hijos, todos ellos sobrevivientes del diluvio, se volvieron la base para las naciones en el mundo post diluvio.

El periodo de Adán hasta Noé y sus hijos es común a toda la humanidad.

El primer capítulo es “Un resumen de las generaciones” de Génesis, desde Adán hasta Esaú Edom, muestra que todas las naciones fueron creación de YEHOVAH DIOS y por lo tanto parte de su propósito especial para Israel.

Versos del 5 al 7

Los siete hijos de Jafet fundaron el pueblo de Europa y el norte de Asia.

· De Javán vino la Grecia Jonia.

· De Gomer vinieron los antiguos cimerios de las llanuras rusas.

· De Madai vinieron los Medas y los Persas de Irán.

· De Tubal y Mesec vinieron los habitantes de la meseta turca.

· De Quitim y Dodanim, son respectivamente las islas de Chipre y Rodas.

Versos del 8 al 16

Los descendientes de Cam son los pueblos que fundaron África y el Lejano Oriente.

Cus, aparentemente se dividió en dos ramas temprano. Algunos fundaron Babilonia notablemente, Nimrod y otros fundaron Etiopía.

Nimrod, llegó a ser poderoso en la tierra. Comenzó a ser osado en pecado, un asesino de inocentes y un rebelde delante de YEHOVAH DIOS.

Misraim, es otra forma en la que la Biblia se refiere a Egipto.

Fut se refiere a Libia, la región África del Norte al oeste de Egipto.

Canaán se refiere a los pueblos que originalmente se establecieron en la tierra que hoy consideramos como Israel y sus regiones colindantes.

Los filisteos hamíticos eran “pueblos del mar” antes de establecerse en Palestina, procedentes de Casluhim, que eran de origen egipcio, pero estaban relacionados con la cultura minoica de Caftor (creta) y la costa sur de Asia Menor.

Versos del 17 al 27

De Sem vino Elam, quien fue el ancestro de los pueblos persas.

Asur, que fue el padre de los Asirios; Arfaxad fue el ancestro de Abraham y de los hebreos.

Lud fue el padre de los lidios, que vivieron por un tiempo en Asia Menor y Aram fue el padre de los arameos, a quienes también conocemos como los sirios.

Significativamente, estos incluyeron a las naciones bajo los cuales el pueblo de Israel estuvo exiliado en buena parte, los persas.

Como el cronista incluye listas de este amplio panorama de todas las naciones como parte del Plan de YEHOVAH DIOS, le aseguró a Israel que ellos seguían siendo parte de este Plan y también lo eran las naciones a donde habían sido exiliados.

Uz más adelante, una región en Arabia fue nombrada como este hijo de Aram. Job provenía de la tierra de Uz (Job 1,1),  patriarca de su tierra, que bien podría haber sido un descendiente edomita antiguo descendiente de Esaú.

El nombre Heber forma la raíz de “Hebreo”, pero este no solo fue ancestro de Abraham (Vs 27), sino también de otro número de pueblos sin colonizar conocidos en la historia antigua como Habiru o Apiru.

“Peleg, por cuanto en sus días fue dividida la tierra”, parece referirse a la división de las naciones en la torre de Babel descrita en Génesis 11, 1-9.

Verso 28

Isaac fue el hijo de la Promesa y el Pacto, cuyo nacimiento fue anunciado en Génesis 17 y 18 y cuya vida es registrada en Génesis capítulos 21 al 27.

Ismael este es el hijo nacido de Agar, bendecido como hijo de Abraham, pero no heredero de la promesa ni del pacto (Génesis 16 y 21).

Versos del 29 al 31a

YEHOVAH DIOS prometió formar una gran nación a través de Ismael (Génesis).

Estos descendientes fueron el comienzo del cumplimiento de esa promesa, finalmente cumplida en los pueblos arábicos.

Versos del 31b al 33

Todos éstos fueron hijos de Queturá la segunda esposa de Abraham, tomada después de la muerte de Sara (Génesis 25,1-4).

Versos del 34 al 42

Los hijos de Isaac fueron Esaú e Jacob (Israel), de estos dos hijos, solo Israel fue escogido como el hijo de la promesa y el heredero del Pacto de Abraham.

Sin embargo, los hijos de Esaú seguían siendo importantes para YEHOVAH DIOS y tenían un lugar en su Plan Eterno.

Versos del 43 al 54

Los reyes de Edom llegaron al poder antes que los reyes de Israel.

En esto, el cronista le recuerda al lector que los caminos de YEHOVAH DIOS tienen su propio tiempo y sabiduría, un tiempo y una sabiduría que a veces es evidente y otras no.

Esta lista de reyes de Edom, muestra que Esaú ciertamente fue un hombre bendecido (Génesis 36), aunque fue rechazado como el heredero del Pacto de Abraham.

La constante repetición de los nombres pudiera parecer ser un manchón irrelevante para el lector moderno, pero tienen un lugar importante en el Plan de YEHOVAH DIOS para las eras.

Demuestran la realidad de las generaciones anteriores, nuestra conexión a ambas y al Plan más amplio de YEHOVAH DIOS, así como una caminata por el cementerio puede decirnos las mismas cosas a nosotros.

Es una tumba antigua, los nombres de generaciones pasadas que nacieron y murieron, que amaron y sufrieron, que asaltaron y lucharon por el mundo, están grabados en estas sólidas placas.

Pero no hay inscripción para registrar su valor o demérito. Solo nombres y nada más.

El capítulo cierra sin una mención del nombre de YEHOVAH DIOS en todo el capítulo.

Sin embargo, como el cronista menciona a estos hombres como citando de la historia sagrada de Génesis, YEHOVAH DIOS, es el personaje principal no escrito en todo este gran drama.

Deja un comentario