Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 3

Versos del 1 al 3

David tuvo muchas esposas, aquí se enumeran seis: Ajinoam jizreelita, Abigail la de Carmelo, Maacá, Jaguit, Abital, Eglá. Además de sus esposas, estaban sus concubinas (1 de Reyes 3, 9).

Daniel hijo de Ajinoam, en 2 de Samuel 3, 3, es llamado Quileab, probablemente tenía dos nombres. El targúm dice “El segundo, Daniel, que también era llamado Quileab, porque en todos los aspectos se parecía a su padre”.

En lo que se refiere a su mujer Eglá, la mayoría suponen que era otro nombre para Mical, la hija de Saúl.

Versos del 4 al 9

El reino de David se puede dividir en dos partes, antes de hacer de Jerusalén la capital y después.

Bet-súa es probablemente una pronunciación alternativa de Betsabé (Suá), por 1 Crónicas 2, 3, aunque Salomón se describe inesperadamente como su cuarto hijo (2 de Samuel 12, 24-25).

Versos del 10 al 16

Esta sección sigue el linaje de David desde Salomón hasta el tiempo después del exilio, cuando parece que se escribió Crónicas.

Todos los reyes Davídicos están aquí, solo falta Atalía, la hija de Ajab (2 de Reyes 11).

El primogénito de Josías, Yohanán, no se menciona en ninguna otra parte y tal vez, murió joven.

Versos del 17 al 24

Estos fueron los descendientes del linaje de David nacidos después de la caída de Judá. Ellos continuaron con el linaje real de David.

Jeremías había dicho en 1 de Crónicas 22, 30 que “Jeconías” o “Conia” debió ser estéril, pero esto debió referirse a su posteridad después de haber sido privado del trono, el profeta lo interpreta así “Pues ningún hombre de su simiente prosperará, sentado en el trono de David, ya no gobernando en Judá”.

A lo largo de esta multitud de nombres en gran parte desconocidos, el cronista señala que la elección de los propósitos de YEHOVAH DIOS aún seguían trabajando a pesar de los problemas de la historia de Judá.

Deja un comentario