Mosqueteros de Yehovah

Tobías Capítulo 12

Versos del 1 al 5

“¿Cómo le devolveré a YEHOVAH DIOS todo el bien que me ha hecho?” Salmos 116, 12.

Tobías le dice a su papá, “el servicio de mi compañero consistió en enseñarme el camino mucho más allá de lo geográfico”.

En cada instante su concejo de sabiduría fue oportuno, hasta el punto de ser totalmente clave y decisivo para el éxito en las empresas encomendadas.

Indudablemente, como pagar el guardar en seguridad la vida misma, añade a eso la sanidad de la opresión espiritual de pesadas cadenas demoníacas, oprimían a esclavitud a la novia y ¿que decir de la sanidad de la vista del padre?, que por su consejo recobró.

El planteamiento de Tobías a Tobit se presenta como un enigma que requiere de sabiduría.

¿Cómo se paga a alguien que ha hecho por nosotros obras tan escasas que son imposibles humanamente y por ese hecho son consideradas invaluables?.

El Padre asiente diciendo “lo justo es que ya no sea considerado un asalariado, sino nuestro socio por todo el bien que nos ha hecho en el logro del propósito. El trato que le debemos y la honra que le adeudamos, pasa por colocar en la balanza el valor de nuestras propias vidas”.

Convinieron en que a razón de la justicia para calcular todo beneficio inestimable, entonces debían dar a Azarías el mismo valor, que todo lo acumulado materialmente, representando el valor de todas sus vidas en el clan familiar.

Definitivamente, Azarías es equivalente al valor de todos ellos juntos, por el bien que había hecho a toda la familia.

Por lo que la deducción de cuantificar lo intangible los llevo a concluir que la balanza de la justicia se nivela solo cuando determinan que el valor del compañero fiel, es igual a la suma de la tribu de Tobit.

En pocas palabras, ya no se trata de un sueldo, sino del valor de sus propias vidas, por lo que lo justo es compartir la fortuna.

Los 10 talentos de plata deben compartirse en partes iguales, por lo que resolvieron darle la mitad del dinero, lo equivalente a 155 mil dólares en la actualidad, para luego despedirlo en paz.

Versos del 6 al 10

“Bendigan a YEHOVAH DIOS todas sus obras, en todos los lugares de su dominio. ¡Bendice, alma mía, al Señor!” Salmos 103,1.

Es bueno bendecir al Altísimo en todo tiempo ya que sus oídos están prestos para atender la oración de los justos.

Azarías, apartando a Tobit y a su hijo les aconseja que no hay nada más favorable que declarar continuamente las maravillas que ha hecho YEHOVAH DIOS.

“Las cosas secretas pertenecen a YEHOVAH DIOS, nuestro Dios, pero las que nos dio a conocer nos comprometen, a nosotros y nuestros hijos para siempre, y tenemos que poner en práctica todas las disposiciones de esta Ley” Deuteronomio 29, 29.

Por lo consiguiente, Azarías continúa revelando Palabra de Sabiduría, afirmando que debemos ser fieles guardando los secretos, revelaciones privadas impartidas por el YEHOVAH DIOS a nuestra vida con total celo.

Igualmente, es conveniente publicar continuamente sus Leyes porque su anhelo es que sean difundidas.

Versos del 11 al 15

Les revela el poder de las oraciones de los justos, explicando que fue ÉL quien se encargó de llevar las peticiones de oración tanto de Tobit como de Sara ante el trono de YEHOVAH DIOS .

Todo esto era posible porque llevaban vidas piadosas guardando los mandamientos.

Salmos 34, 7-11 “7. Este pobre gritó y el Señor lo escuchó, y lo salvó de todas sus angustias. 8. El ángel del Señor hace sus rondas junto a los que le temen y los guarda. 9. Gusten y vean cuán bueno es el Señor ¡dichoso aquel que busca en ÉL asilo! 10. Teme al Señor, pueblo de los santos, pues nada les falta a los que le temen. 11. Los ricos se han quedado pobres y con hambre, pero a los que buscan al Señor nada les falta”.

Otra vez, les muestra que quienes practican la Ley son recompensados por YEHOVAH DIOS y reciben tanto favor y gracia del Altísimo.

Le explica que quien les asistió en el viaje y les ayudó a superar todos los desafíos que esto implicaba, fue el mismo ángel Rafael, uno de los siete de mayor rango que penetran hasta el secreto de YEHOVAH DIOS.

Versos del 16 al 21

Naturalmente, corresponde dar Acción de gracias a YEHOVAH DIOS, por toda intervención sobrenatural que permitió romper con toda maldición.

Además de recompensar con bendiciones, a quienes piadosamente dieron testimonio de permanecer en la Palabra de Vida, a pesar de las adversidades que les tocó confrontar.

Deja un comentario