Mosqueteros de Yehovah

Sirácides Capítulo 42

Versos del 1 al 8

Aquello por lo cual no vale la pena avergonzarse. Nótese que los motivos de vergüenza están en relación con el comportamiento ético y moral del individuo, los motivos que no deben producir vergüenza.

Están en relación con el cumplimiento de la Ley del Señor y con la práctica de la justicia.

Versos del 9 al 14

Los hijos son una flecha en el arco de los padres, de acuerdo a la disciplina en la virtud con la que los padres tensen la flecha al ser impulsada.

Los hijos obtendrán la mayor distancia de desplazamiento en Santidad, para dar en el blanco, proyectando así que la generación de los padres sea el piso de la bendición, desde donde los hijos se proyecten para obtener bendiciones de grandes altura.

Para el exegeta simple estas líneas no son mas que un trato inferior dado a la mujer, en virtud de la reputación del Padre.

Mas sin embargo, estos supuestos sabios, olvidan la premisa que debemos levantar generaciones santas para YEHOVAH DIOS.

Al Padre que adoramos es Santo y además contempla a nuestros Hijos como su propia Herencia.

Concretamente la educación en santidad de la hija garantiza la pureza del vientre, para levantar generaciones en su vientre sin oposición, ni rebeldía contra la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Versos del 15 al 25

El Creador. Comienza aquí un largo himno a la naturaleza y a la historia.

El tema introductorio es sobre el Creador, donde se resalta la gran sabiduría del Artífice de todo cuanto existe y su designio para que todo cumpla perfectamente su función.

Esta armonía y belleza de la creación son motivo para alabarlo y bendecirlo.

1 comentario en «Sirácides Capítulo 42»

  1. Somos bendecidos para bendecir viviendo bajo la cobertura espiritual del padre Yehovah quien nos enseña que nuestros hijos son su herencia por lo tanto debemos levantar generaciones santas de acuerdo a sus mandatos.

    Responder

Deja un comentario