Mosqueteros de Yehovah

Sirácides Capítulo 31

Verso del 1 al 11

Prosperidad y Escasez. Según esta unidad, hay algo que une al rico (autosuficiente) y al pobre (dependiente): la ausencia del sueño, en el rico por aumentar su riqueza y en el pobre por la preocupación sobre su subsistencia.

La pregunta es, ¿es esto humano? ¿Quiere Dios esto para el hombre? Es claro que no.

Tan deshumanizante es la riqueza que atrapa al hombre y lo reduce a un sediento del tener, como deshumanizante es la pobreza que reduce al hombre a un ser preocupado sólo por sobrevivir.

Ninguno de estos extremos es querido por YEHOVAH DIOS, ni forman parte de su proyecto con el hombre.

Ya es cuestión de la codicia humana que ha subvertido el plan armónico y de justicia querido por YEHOVAH DIOS, y ha traído como efecto estos dos extremos que podemos palpar en nuestra realidad actual.

Invitado, vino, banquetes. Otra de las formas de demostrar la calidad de una persona es manteniendo una actitud y un comportamiento digno y civilizado en la mesa.

Versos del 12 al 24

Hace referencia a lo que tiene que ver con el comportamiento o los modales respecto a la comida, la regla o el criterio de comportamiento es pensar siempre en lo que puede desagradar al vecino.

Versos del 25 al 32

Se refieren a la necesaria moderación en la bebida, ésta puede tener efectos muy benéficos y saludables, pero abusando de ella se puede caer en extremos, por los cuales nos pueden rechazar.

YEHOVAH DIOS a dotado al ser humano con un espíritu que tiene la capacidad para ejercer el dominio propio, quien se alcoholiza se ha deshonrado así mismo, a su esposa y descendencia, por cuanto se convierte en un esclavo del aguardiente.

El alcohol desinhibe a la persona que no tardará en hacerse acreedor de golpes, debido a la estupidez, que se ha establecido por su carencia de un carácter sabio.

Deja un comentario