Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 99

Este salmo, sin título en el texto hebreo, es una triple proclamación de la santidad de YEHOVAH DIOS, tal y como Isaías lo haría después (Isaías 6, 3).

Aquí, del libre deleite del Salmo , recolectamos que tan exaltado y Santo ÉL es y que tan profunda es la reverencia que le debemos.

Verso 1

YEHOVAH DIOS está en su Santuario.

Por tercera vez, un Salmo empieza con esta frase del Salmo 93, 1 y 97, 1.

El Salmo 99 habla de la Presencia de YEHOVAH DIOS “El Señor Reina, tiemblan los pueblos; monta en querubines”.

En la Presencia de un DIOS soberano, es apropiado el temblar, incluso la tierra puede conmoverse en su Presencia, mucho más aún los Pueblos.

La idea es que YEHOVAH DIOS está en Su trono en Su santuario.

Es difícil decir si el salmista tenía en mente el santuario celestial de DIOS o su representación en la tierra, el Tabernáculo o el Templo, ambos son ciertos y ambos encajan bien.

Versos del 2 al 3

YEHOVAH DIOS está presente en Sión.

YEHOVAH DIOS está presente en el cielo y en toda la tierra, pero tiene un cuidado especial por Sión, la ciudad de Jerusalén. En esa ciudad ubicada en las colinas, ÉL es exaltado sobre todos los Pueblos.

YEHOVAH DIOS justamente recibe alabanza debido a su grandeza y porque “ÉL es Santo”.

La “Santidad”, en su raíz representa “separación”, describe a alguien, o algo, que está separado de otras personas o cosas.

Un objeto puede ser Santo si es separado para el servicio sacro, una persona es santa si está separada para seguir la voluntad y los deseos de YEHOVAH DIOS.

La Santidad de DIOS es parte de todo lo que ÉL es y hace, el poder de DIOS es Santo.

El amor de DIOS es un DIOS Santo, la sabiduría de DIOS es una sabiduría santa.

La santidad no es una característica de su carácter, es la característica de todo su ser.

Verso 4

La Fuerte Justicia de DIOS.

La gran fuerza de YEHOVAH DIOS y su soberanía, en teoría, podría ser usada para el mal, aun así YEHOVAH el Rey ama el juicio y ha confirmado la rectitud.

Con YEHOVAH DIOS, la justicia y la rectitud no es un simple eslogan o promesas.

ÉL ha confirmado la rectitud entre su Pueblo y en este mundo y continuará haciendo eso.

Verso 5

La respuesta apropiada a su santa fuerza, al entender el poder, la santidad y la bondad de YEHOVAH DIOS debe guiarnos a exaltarlo y a humildemente postrarnos ante ÉL.

La mayoría de los comentaristas se refieren a esto como el Arca del Pacto, conectándolo con su entendimiento sobre los querubines del verso 1.

El “Arca del Pacto” es llamada el “estrado de sus pies” (1 Crónicas 28, 2), pero también lo es la “tierra” (Isaías 66, 1; Mateo 5, 35; Hechos 7, 49) y Jerusalén (Lamentaciones 2, 1).

La frase del verso 3 es repetida para dar énfasis, YEHOVAH DIOS es Santo en todo lo que ÉL es y hace.

Versos del 6 al 7

YEHOVAH DIOS se revela a sus Sacerdotes, el salmista menciona a tres notables de la historia de Israel, Moisés, Aarón, y Samuel.

Estos eran quienes oraban “Invocaban a YEHOVAH DIOS” y DIOS se revelaba a sí mismo “ÉL les respondía”.

Para motivar la fidelidad a la adoración de YEHOVAH DIOS, los ejemplos de Moisés, Aarón y de Samuel son colocados, hombres con las mismas debilidades que nosotros, cuyas oraciones fueron escuchadas, tanto para sí mismos como para otros.

Las funciones sacerdotales fueron ejercidas por Moisés, como el salpicar la sangre del pacto, (Éxodo 24, 1-18) y en la ceremonia de consagración de Aarón y sus hijos, (Levítico 8, 1-36) como también en la primera celebración de adoración en el Tabernáculo (Éxodo 40, 18).

“Sacerdotes”, el sustantivo se encuentra en forma de participio del verbo “servir” y aquí es muy ligeramente usada para “siervos” o “intercesores”, Moisés, Aarón y Samuel intercedieron por el bien de Israel.

“La columna de nube” era la “representación física de la Presencia de YEHOVAH DIOS” en Israel en el desierto y DIOS le hablaba a Moisés desde esa columna de nube (Éxodo 33, 9).

El salmista nota la obediencia general de Moisés, Aarón, y Samuel.

Versos del 8 al 9

YEHOVAH DIOS se revela en el Perdón y la Santidad, respondía a estos hombres y a otros quienes lo buscaban y se revelaba a ellos como un DIOS perdonador.

De forma significativa, Incluso estos hombres de los que se decía, que guardaban sus órdenes o testimonio verso 7, necesitan la revelación de un DIOS perdonador.

No está claro, si a las personas que se refiere es a los sacerdotes del verso 4 Moisés, Aarón y Samuel o a las personas por las que oraban, Israel como un todo.

La mayoría de los comentaristas creen que sus obras se refieren a Israel, pero también Moisés, Aarón y Samuel fueron cada uno disciplinados por YEHOVAH DIOS en su propia manera.

Una vez más la audiencia es llamada a exaltar a YEHOVAH DIOS, a postrarse ante ÉL y reconocer su Santidad.

Por tercera vez para dar énfasis la “Santidad de YEHOVAH DIOS” es proclamada.

Más tarde en visiones celestiales el profeta Isaías (Isaías 6, 3) y el apóstol Juan (Apocalipsis 4, 8) escucharía esta triple declaración de Santidad combinada en una sola oración.

Esta es la razón suprema para confiar en ÉL y también la suprema inspiración para la adoración.

Deja un comentario