Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 67

Este Salmo tiene el corazón para buscar el camino de YEHOVAH DIOS, acceder a su salvación y ser partícipes de su alabanza extendiéndose por toda la tierra.

Verso 2

Una instancia por la bendición, donde las palabras provienen de la Bendición de Aarón de Números 6, 24-26, Sumo Sacerdote de Israel, quien pronunciaría estas hermosas bendiciones sobre el pueblo.

El Salmista conocía de primera instancia su necesidad por misericordia, esto coloca nuestro corazón en el marco correcto en nuestra mente, pecadores que necesitan la misericordia de YEHOVAH DIOS.

Se podría necesitar más misericordia que otro, pero todos necesitamos misericordia.

Más allá de la misericordia del Justo Juez, la cual ÉL podría mostrar simplemente al dejarnos solos, sin que nos destruya, queremos que el Altísimo nos bendiga también.

Pueden imaginar a un culpable criminal delante del juez, rogando por misericordia y recibirla, ¡Y después pedir por una bendición! pero el Amor de YEHOVAH DIOS hacia nosotros es así de grande.

El tener el rostro glorioso y alegre de YEHOVAH DIOS resplandecer sobre el hombre, es el regalo más grande que uno pudiera tener.

El saber que mientras DIOS te ve, está complacido y no debido a lo que tú eres o lo que has hecho, sino por lo que eres en Yeshúa Ha Mashiaj, no hay una mayor fuente de Paz y poder en la vida.

Verso 3

Las razones para la Bendición por la cual el Salmista pide, no es una razón egoísta.

Él pide esta bendición por el bien de la gloria de YEHOVAH DIOS y por el bien de las multitudes que perecen.

No simplemente la verdad de YEHOVAH o la Palabra de DIOS para ser publicada lejos, sino por tu camino, el camino del Señor, para que sea conocido en la tierra.

Nos recuerda de la idea detrás del gran pasaje misionero de Mateo 28, 19-20, 18 Acercándose, Jesús les dijo: “Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. 19 Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”.

Yeshúa no les dijo que solamente evangelizaran y salvaran almas, sino que hicieran discípulos de todas las naciones y que les enseñaran que guardaran lo que les había mandado.

Por supuesto, necesitamos conocer la Palabra de YEHOVAH DIOS para andar en Su camino, pero caminar en Su camino es más que conocer Su Palabra.

El Salmista tiene un panorama hermoso en mente, no solamente Jerusalén, Judea, Israel, no únicamente todo el Medio Oriente, ni todo el mundo Mediterráneo, su continente o hemisferio, sino toda la tierra.

YEHOVAH DIOS quiere que tengamos el mismo sentir y la misma visión, para que en toda la tierra todas las personas se hagan sus discípulos.

De todos los caminos de YEHOVAH DIOS, este es el más precioso y necesario. Deberíamos ver a un mundo que perece y anhela la salvación de DIOS en todas las naciones.

Verso 4

Una oración hacia DIOS por todos los pueblos.

Notamos primeramente que esto es principalmente una oración hacia DIOS, está bien el hacer el llamado hacia los pueblos para que de gracias a DIOS, pero también está bien el pedirle a DIOS que traiga las naciones hacia Sí mismo.

Cuando oramos así, oramos de acuerdo al corazón de DIOS, quien desea que nadie perezca, sino que todos lleguen al arrepentimiento (2 Pedro 3, 9) quien ha ordenado una gran multitud de entre todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas para alabarle a ÉL delante de Su trono (Apocalipsis 7, 9).

El Salmista toma un paso más profundo al decir “Todos los pueblos te den gracias”.

No queremos solamente que la tierra conozca el camino de DIOS, ni siquiera queremos que se detenga con las naciones conociendo de Su Salvación.

Queremos que todos los pueblos le den gracias a ÉL, hay algo maravilloso, muchos pueblos alabando a DIOS y nuestro caminar con DIOS está incompleto sino hasta que le alabamos.

Versos del 5 al 6

Una alegre anticipación del Reino de DIOS, ¿Por qué? ¿Por qué debieran de estar las naciones tan alegres? Debido a que YEHOVAH DIOS viene a juzgar a los pueblos con equidad y pastoreará las naciones de la tierra.

Yeshúa volverá y esto nos debiera de emocionar aún más sobre traer a las naciones al camino de DIOS, la salvación de Dios y la alabanza a DIOS.

Es un hecho, va a suceder, Yeshúa Ha Mashiaj va a reinar sobre el planeta tierra como el Rey de reyes y Señor de señores. ¡Queremos que las naciones estén listas para ello!.

En el verso 4, es tan importante que el Salmista la repite, estas palabras no son vanas repeticiones, sino un coro digno de cantar una y otra vez.

Verso 7a

Bendición para la tierra, cuando la tierra conoce el camino de DIOS, la salvación de DIOS y la alabanza a DIOS, entonces esta da su fruto.

EL fruto saldrá adelante, el propósito señalado para la tierra será cumplido. ¡Alabado sea DIOS!.

Esto también nos dice que la tierra jamás dará su fruto, hallará su fructificación y cumplimiento, hasta que ella conozca el camino de DIOS, la salvación de DIOS y la alabanza a DIOS.

Versos del 7b al 8a

Bendición para aquellos que oran, cuando compartamos el corazón y la visión de DIOS para el mundo seremos bendecidos, debemos de ser bendecidos, para que veamos un glorioso círculo.

Somos bendecidos, utilizamos dicha bendición para orar y para alcanzar a un mundo dolido y mientras eso nos alinea con el corazón de DIOS, somos bendecidos aún más, así que utilizamos dicha bendición para toda la tierra y sigue dando y dando.

Verso 8b

La respuesta a la oración, YEHOVAH DIOS obtiene el respeto, el honor, la alabanza y la gloria, de la cual ÉL es digno.

Quizás nosotros jamás obtendremos respeto, solamente nos enfrentemos a dificultades, podríamos terminar pobres, quebrantados, perseguidos y aun el dejar ir nuestras vidas y ser más bendecidos que nunca, debido a que DIOS nos ha usado en una gran manera.

Deja un comentario