Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 56

El título de este Salmo es, “Al músico principal, sobre La paloma silenciosa en paraje muy distante. Mictam de David, cuando los filisteos le prendieron en Gat”.

Es probable, aunque no certero que la paloma silenciosa en paraje muy distante era el tono en el cual el Salmo era cantado, algunos lo conectan con el tema, pensando que representa a una paloma en problemas, así como David estaba en problemas.

Como el Salmo 16 y los siguientes cuatro Salmos, el Salmo 56 es llamado Mictam de David.

El título de “Mictam” se entiende de una mejor manera como “dorado”, aunque otros piensan que es una palabra que significa el “cubrir algo, implicando mantener el secreto durante el tiempo de crisis”.

El tiempo cuando los filisteos le prendieron en Gat está registrado en 1 Samuel 21, 10-15.

Trata con el periodo entre la visita en el tabernáculo en Nob y la llegada de David a Adulam. David estaba solo, desesperado con temor y no pensaba con claridad.

Versos del 2 al 3

Mirando al Altísimo por Misericordia, David estaba en un gran peligro y de manera constante de parte de muchos enemigos, tanto Filisteos como siervos de Saúl.

Él clamaba a YEHOVAH DIOS, sabiendo que la ayuda divina le rescataría de cualquier amenaza hecha por el hombre.

Apeló a la misericordia del Altísimo, no descansando en lo que pudiera o no merecer, así que buscó la ayuda de parte de YEHOVAH DIOS, quien tiene el trono en el cielo.

David conocía el valor estratégico de un lugar alto en la batalla, tenía sentido para que buscara la ayuda de parte del Altísimo.

Versos del 4 al 5

Con temor y sin temor, el muchacho que había matado al león, al oso, quien mató a Goliat y fue un exitoso capitán en el ejército de Israel, no negó la presencia del temor.

Había momentos en el que David temía, pero sabía qué hacer con ese temor, proclamar audazmente su confianza en YEHOVAH DIOS a pesar del temor.

En medio de la declaración de su confianza en YEHOVAH DIOS, David llama la atención hacia la alabanza de la Palabra del Creador.

Su esperanza no era una esperanza ciega o un deseo echado hacia el cielo, estaba basado en el carácter revelado de DIOS y en sus promesas reveladas.

Decimos que confiamos en YEHOVAH DIOS, pero ¿Cómo sabemos con seguridad algo acerca de DIOS?.

Lo conocemos a través de Su Palabra, por medio de Su revelación hacia nosotros.

La confianza en YEHOVAH DIOS le ha dado a David la dirección hacia una Fe mayor.

Él comenzó confiando en el Altísimo mientras tenía temor y con esa confianza recompensada él puede tomar otro paso: “no temeré”.

Nuestra respuesta instintiva a esta pregunta retórica es, “mucho daño”. Constantemente escuchamos o experimentamos gran dolor que se recibe de la humanidad.

Pero en el contexto de la confianza de David en el Altísimo, se da cuenta que, si el Todopoderoso está con él, no importa lo que el hombre o los hombres hagan en su contra.

Versos del 6 al 8

El peligro continuo, los ataques en contra de David no solamente eran violentos, también eran engañosos, con sus palabras e intenciones siendo torcidas o distorsionadas.

Sus múltiples enemigos constantemente maquinaban en contra de él el mal, los cuales le acechaban para matarle por medio de un ataque sorpresa.

David apeló a la justicia de YEHOVAH DIOS, no era correcto para estos enemigos impíos triunfar sobre él, no importa que fueran Filisteos de Gat o los siervos de Saúl, David le pidió al Altísimo que los derribara.

Versos del 9 al 10

DIOS nota la miseria de David.

En este periodo de la vida de David, antes de llegar a la Cueva de Adulam (1 Samuel 22), estaba completamente solo.

Esto le hizo valorar la simpatía y cuidado de YEHOVAH DIOS aún más y halló gran consuelo en el pensamiento que el Altísimo notaba su miseria.

Esta era la base de la seguridad de David, sus huidas y lágrimas no significaban que el Justo Juez estaba en contra de él. En lugar de eso, él sabía que DIOS estaba por él y que contestaría su oración por rescate.

Versos del 11 al 12

La seguridad en DIOS es declarada de nuevo.

Por segunda y tercera ocasión en este Salmo, David declara la grandeza de la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Esto era porque sabía que el Altísimo estaba a su favor, no era solamente un deseo, un sueño o una esperanza. Estaba bien fundamentada porque el Justo Juez lo dijo en Su Palabra.

David repitió esta frase de nuevo, predicando seguridad hacia sí mismo, ya que DIOS era por él confirmado por Su Palabra, David no necesitaba temer lo que el hombre pudiera hacerle.

Versos del 13 al 14

Cumpliendo el voto, David se refirió al sacrificio que ofrecería por la liberación que le daría YEHOVAH DIOS.

Él estaba a una gran distancia del Altar del Altísimo, así que el sacrificio no se podía aun realizar, pero en el corazón de David ya se había realizado, así como el rescate anticipado.

De camino a Gat y en Gat, la vida de David estaba en constante peligro. YEHOVAH DIOS y solo ÉL pudo haber librado su vida de sus enemigos y cuidar sus pies de caída.

David sabía que esta era la razón por la cual el Altísimo le salvó la vida, no era para que David pudiera hacer lo suyo o para vivir la vida para sí mismo.

Era para que él pudiera vivir rectamente delante de YEHOVAH DIOS.

Deja un comentario