Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 150

Cada uno de los cinco Salmos termina con una doxología (Salmo 41, 13; 72, 18-19; 89, 52; 106, 48).

La totalidad de este Salmo puede ser vista como una doxología que no solamente cierra el quinto y último volumen de la colección de Salmos, sino que también cierra todo el libro.

El Salmo 150 no contiene ningún argumento, enseñanza real o explicación real, es un elocuente y apasionado llamado a toda la creación para darle a YEHOVAH DIOS la Alabanza que se merece.

El Salmo es más que un cierre artístico del salterio, es una profecía de los resultados finales de la vida del devoto, en su luz sin interrupciones y también en su universalidad, proclama el final seguro de los difíciles años para el individuo y para el mundo.

Es la Alabanza de entrada al Reino Milenial.

Verso 1

Alabanza ilimitada para el DIOS de gracia en todo lugar, “Alaben a DIOS”.

Este es el último de los cinco Salmos finales que comparten la misma línea de inicio y de final junto con los cuatro anteriores.

YEHOVAH DIOS es alabado y su pueblo motivado y exhortado a alabarlo, no hay ninguna crisis ni enemigo a la vista, esto es pura Alabanza.

El Santuario de YEHOVAH DIOS es el lugar más apropiado para su Alabanza, es un lugar apartado para su honor y en especial reconocimiento de la Presencia de DIOS.

A la luz del Nuevo Pacto, nos damos cuenta que el Santuario no está en algún edificio fijo en Jerusalén.

· Yeshúa Ha Mashiaj sirve a Su Pueblo en un Santuario en el cielo (Hebreos 8, 1-2).

· Yeshúa Ha Mashiaj hace Su Santuario colectivamente entre Su Pueblo (2 Corintios 6, 16).

· Yeshúa Ha Mashiaj hace Su Santuario en el creyente individual (1 Corintios 3, 16).

· Ultimadamente Yeshúa Ha Mashiaj será el Santuario de DIOS entre su pueblo (Apocalipsis 21, 22).

El amplio firmamento, con todo su poder de tormentas y clima, es también un lugar adecuado para la Alabanza a YEHOVAH DIOS.

Dado que el firmamento se expande de horizonte a horizonte, nos dice que DIOS debe ser colocado en todo lugar bajo el cielo.

Verso 2

“Por sus hechos portentosos”, esta es la razón para alabar a YEHOVAH DIOS en cualquier lugar.

ÉL ha hecho cosas grandes y poderosas, ninguna mayor que la que Yeshúa Ha Mashiaj ha logrado en la cruz y en la tumba vacía.

El cantante del salmo 150 solamente tenía un conocimiento velado de ello, pero la demostración final del poder de DIOS vendría en la resurrección de Yeshúa (Efesios 1, 19-20), por esto y por todas sus proezas, debemos de alabarlo.

Es correcto Alabar a YEHOVAH DIOS por las cosas poderosas que hace, hay tal vez algo más grande en alabarlo por quién es ÉL, en toda la Excelencia de Su Grandeza.

Es una Grandeza que sobrepasa todas las demás en todo el universo, por encima de todas las demás.

Versos del 3 al 5

Con toda expresión, “Alábenlo”. El salmista mira una orquesta del pueblo de DIOS y dirige su música en Alabanza a DIOS.

No había ningún instrumento que debiera quedar fuera, trompeta, cuerdas y percusiones todos debían de unirse para alabar a DIOS.

· “Cuerno” verso 3a es Trompeta, “Sophar”, de su noble, alegre y majestuoso sonido.

· “Arpa” verso 3b es “Kinnor”, otro instrumento de cuerdas, tocado con las manos o con los dedos.

· “Citara” verso 3b es “Nebel”, la nabla, un instrumento de cuerdas, tal vez similar a la guitarra.

· “Danza” verso 4a es “Machol”, la flauta nunca significa danza, (ver nota del Salmo 149, 3).

· “Tamboriles” verso 4a es “Címbalos”, “Toph, tambores, tabret, tomtom o tímpano de los antiguos”, una piel extendida sobre una base.

· “Mandolinas” instrumentos de cuerda, verso 4b “Minnim”, literalmente significa “cuerdas puestas en orden”, tal vez en un tipo de guitarra triangular donde se colocaban regularmente las cuerdas, que se hacían cada vez más pequeñas hasta llegar a cierta medida.

· “Flautas” verso 4b “Ugab”, muy posiblemente el siringe u órgano de boca, la flauta dulce, tanto los antiguos como los modernos.

· “Platillos sonoros” verso 5a es “Tseltselim, dos platos vacíos de cobre, los cuales, estando unidos, producían un sonido agudo.

· “Platillos triunfales” verso 5b, emiten un mayor sonido.

Los instrumentos individuales deben de tocarse con fuerza y celebración, y la colección de ellos llena el cuarto de sonido.

Esta no era una Alabanza dudosa, debido a que el amor y la bondad de YEHOVAH DIOS no se detienen ni dudan de nosotros en ninguna manera.

Verso 6

“¡Alabe al Señor todo ser que respira!”, es una conclusión notablemente apropiada para el Salmo y para todo el libro de los Salmos.

Todo lo que respira debe de Alabar al que le dio aliento, cada aliento es un regalo de YEHOVAH DIOS y la Alabanza es el digna retribución que damos por ese regalo.

Apocalipsis 5,13 nos dice que esto pasará “Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la Alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”.

La última línea del salterio podrá no ser nada más que “¡Aleluya!”, YEHOVAH DIOS debe de ser Alabado y Honrado, y así lo será en medio de su pueblo y de la creación.

Deja un comentario