Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 145

Este salmo se titula, “Una Alabanza de David”.

Aunque el Salmo 86 fue llamado una oración de David, este es el único titulado una Alabanza de David y en la cima de la Alabanza.

El Salmo 145 es sin duda un monumental Salmo de Alabanza, un apropiado resumen de todo lo que David había aprendido acerca de YEHOVAH DIOS durante una larga vida de seguir con fuerza al Todopoderoso.

Es el último salmo atribuido a David en la colección de Salmos y el último de los nueve Salmos que usan un tipo de patrón acróstico (9, 10, 25, 34, 37, 111, 112, 119 y 145). Cinco de estos Salmos acrósticos son atribuidos a David.

En la práctica judía este Salmo era recitado dos veces en la mañana y una vez en el servicio de la tarde. El talmud considera a todos los que lo repitan tres veces al día como teniendo su porción en el mundo venidero (Ber 4b).

Versos del 1 al 3

Aprendiendo a alabar a YEHOVAH DIOS a ejemplo de David de un corazón lleno de alabanza, en este sentido, el “exaltar” es “alabar”, el “poner en alto”, es “exaltar”.

David honró y promovió el nombre de YEHOVAH DIOS en las maneras más personales.

· Él lo hizo hablándole directamente “te”.

· Él lo hizo con una referencia personal “mi DIOS”.

· Él lo hizo rindiendo su corazón “mi Rey”.

· Él lo hizo sin final “eternamente… para siempre”.

David colocó Alabanza sobre Alabanza, declarando la Grandeza y la Dignidad de YEHOVAH DIOS para dar Alabanza suprema.

Podemos entender que David sentía que estaría mal y que sería deshonroso el contener su Alabanza al Altísimo o darle un corazón de Alabanza a medias.

Versos del 4 al 7

Pasando la Alabanza a YEHOVAH DIOS de una generación a la otra. David buscaba que el pueblo de YEHOVAH DIOS se motivara el uno al otro a alabar al Justo Juez.

Una generación anterior podía inspirar a una generación joven a alabar y a recordar los poderosos hechos de DIOS en el pasado.

Una generación joven podía motivar la Alabanza de una generación mayor, al declarar las nuevas cosas que YEHOVAH DIOS estaba haciendo.

La Alabanza no solo viene de un lugar de emoción, sino de un pensamiento meticuloso, de una cuidadosa meditación.

Ciertamente David también meditó en las grandes cosas que YEHOVAH DIOS hizo, pero también puso atención a la hermosura de la Gloria del Todopoderoso, mostrando la Gloria y la Maravilla de quien DIOS realmente es.

Cuando pensamos en los aspectos de la hermosura de la Gloria de la magnificencia de YEHOVAH DIOS, Su Majestad, Su Sabiduría, Su Constante Presencia, Su Conocimiento Completo, Su Poder Ilimitado, Su Amoroso y Sabio Plan con Propósito, todo esto debería crear una Alabanza en nosotros.

Cuando pensamos en los hechos maravillosos, Sus Obras de Planeación, Sus Obras de Creación, Sus Obras de Providencia, Sus Obras de Rescate, Sus Obras de Salvación ahora y en la era venidera, todo esto debería de crear Alabanza en nosotros.

Para dar énfasis, David repite la idea de alabar a YEHOVAH DIOS por quién es ÉL y por lo que ha hecho.

Repitiendo la idea una tercera vez, recordamos la demostración de la Grandeza de DIOS en lo que hace y declaramos que está lleno de justicia en quién es ÉL.

Versos del 8 al 9

Declarando y alabando la grandeza de YEHOVAH DIOS, los recuerdos y la presente experiencia de la bondad de YEHOVAH DIOS.

David recuerda la auto descripción de YEHOVAH DIOS en Éxodo 34,6 “¡YEHOVAH! ¡YEHOVAH! fuerte, misericordioso y piadoso, tardo para la ira y grande en misericordia y verdad”.

Expresa la idea que a veces es llamada gracia común, que YEHOVAH DIOS reparte parte de su bondad a toda la humanidad.

Yeshúa dijo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y que hace llover sobre justos e injustos (Mateo 5, 45).

David vio el hermoso cuidado de YEHOVAH DIOS en todo lo que hacía, toda la creación y toda la providencia eran la demostración de la grandeza y la bondad del Altísimo.

La palabra original para “misericordias” significa “vientre”, las “misericordias” de YEHOVAH DIOS hacia los hombres son, por lo tanto, representadas por esta palabra, las de ser como la de una madre hacía la creatura de su “vientre” renovando su amor por sus hijos débiles bajo instrucción.

Versos del 10 al 13

Toda la creación declara la Alabanza a YEHOVAH DIOS y está obligada a hacerlo.

Sin embargo, aún más que las piedras y las colinas alabando a DIOS (Salmo 98, 8), el pueblo de DIOS “tus santos” tienen la obligación de Alabar y Bendecir al Señor.

Este es un maravilloso tema para el discurso del pueblo de DIOS, hay muchas cosas de las que hablamos, pero muy pocas veces nos referimos a la Gloria del reino de YEHOVAH DIOS y de su Gran Poder.

David una vez más sentía la responsabilidad del pueblo de DIOS de decirle a el amplio mundo la grandeza de lo que YEHOVAH DIOS había hecho, “tus proezas” y el quien es realmente el rey “la Gloria de Tu Reino”.

Una razón por la que la Alabanza debe de continuar para siempre, como en el verso 2, es porque el reino de YEHOVAH DIOS durará para siempre. Su Señorío es Eterno, durando en todas las generaciones.

Versos del 14 al 16

La bondad de YEHOVAH DIOS a los que están en necesidad, Su compasión es especialmente evidente a aquellos que caen y fallan.

ÉL no los desprecia o los rechaza, de manera especial los atrae hacia ÉL para sostenerlos, más evidente en aquellos quienes permiten que su caída los vuelva más humildes, de manera que YEHOVAH DIOS pueda levantar a aquellos que caen.

Los humildes ponen sus expectativas en YEHOVAH DIOS, mirándolo por sus necesidades, oran, “el pan nuestro de cada día dánoslo hoy” (Mateo 6, 11) y DIOS responde sus oraciones a su tiempo.

El cuidado de YEHOVAH DIOS por su creación se extiende más allá de su provisión para hombres y mujeres.

Como Yeshúa Ha Mashiaj explicaría después, YEHOVAH también se preocupa por las aves y por las flores de los campos (Mateo 6, 26-30).

DIOS hace esto con una maravillosa “mano abierta” y con un corazón por su creación.

Mientras vemos la increíble descripción del DIOS de David, podemos ver que tan diferente es YEHOVAH DIOS, el verdadero DIOS vivo, comparado con los ídolos de las naciones.

Aquellos supuestos dioses estaban constantemente enojados o eran petulantes, preocupándose muy poco ya sea por la humanidad y la creación.

Estamos sorprendidos y agradecidos por el Amor y el cuidado del DIOS que está realmente ahí.

Versos del 17 al 20

El amor y la justicia del Señor, a través del Salmo, David ha hablado mucho acerca de que debemos de alabar al Señor por quién es ÉL y por lo que ha hecho.

Aquí, una vez más David nos da una razón para alabar al Señor, reconociendo la incomparable combinación de ser Justo y Misericordioso.

Más tarde el apóstol Pablo escribiría acerca de esta idea, “con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que ÉL sea el justo y el que justifica al que es de la fe de Yeshúa Ha Mashiaj”, (Romanos 3, 26).

La combinación de ser tanto justo como el que justifica es igual que ser justo y misericordioso.

El deseo de YEHOVAH DIOS de responder a Su pueblo en oración es un ejemplo de la misericordia mencionada en las líneas anteriores, “cumplirá el deseo y oirá el clamor de Su pueblo”.

David dio un ejemplo mayor de la Misericordia de YEHOVAH DIOS en acción “guarda a todos los que le aman”, junto con su justicia en acción “y a todos los malvados exterminados”.

Habiendo escrito tan elocuentemente acerca de quién es YEHOVAH DIOS y que es lo que ÉL ha hecho por su pueblo, la firme decisión de David era la de usar su boca para alabar y bendecir a Altísimo Creador una y otra y otra vez.

Deja un comentario