Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 142

La palabra hebrea para contemplación “maskil” podría entenderse mejor como instrucción.

David llama a esta oración Maskil, “Un salmo de instrucción” debido a la buena lección que aprendió en la cueva, aprendida sobre sus rodillas y deseaba enseñárselas a otros.

La cueva era probablemente la cueva de Adulan, mencionada en 1 Samuel 22, 1, aunque las cuevas de En-Gadi (1 Samuel 24, 1) también son una posibilidad.

Adulan parece ser la más apropiada, por lo tanto, podemos decir que los Salmos 34 y 57 también están asociados con este periodo en la vida de David.

Verso 2

El prefacio a la oración de David, su clamor hacia el Señor.

Esto era más que la búsqueda de David por ayuda, también era su declaración de fidelidad a YEHOVAH, el DIOS de Israel.

David conocía bien los dioses paganos adorados por los gentiles, pero determinó que nunca clamaría a ellos, solo al Señor.

Como un hombre de profunda existencia espiritual, David sabía que había muchas maneras de clamar a YEHOVAH DIOS, en pensamiento, en emociones, con acciones.

Aquí David clama al Altísimo con su voz, sintiendo que los sentimientos en silencio no eran suficientes para su presente necesidad.

Verso 3

David se queja ante el Señor, mientras el Salmo se desarrolla, pide la ayuda del Altísimo frente a enemigos que buscaban atraparlo en sus trampas, así que esta queja es igual para sus enemigos.

Cualquiera que sea la fuente, David hizo lo correcto con su queja, la trajo delante del Señor.

Tenía el corazón que después fue expuesto por el apóstol Pablo en Filipenses 4, 6.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de DIOS en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

Versos del 4 al 5

La oración de David, el cuidado de YEHOVAH DIOS al santo solitario.

En cualquier momento que David se sentía angustiado, encontraba confianza al saber que YEHOVAH DIOS conocía su senda y su camino.

El Altísimo conoce nuestra jornada y nuestro camino en todos sus momentos buenos y malos.

David no sabía dónde estaban los lazos, pero sabía que estaban ahí afuera, que dependía de YEHOVAH DIOS quien podía preservarlo de los lazos escondidos.

Se sentía solo y abandonado, sin embargo, este mismo clamor a YEHOVAH DIOS muestra que David sabía que incluso si había sido olvidado por los hombres, el Creador no lo había olvidado.

Incluso si todos los demás refugios habían fallado, David encontró en DIOS un oído para la voz de su clamor.

Verso 6

David confía solo en YEHOVAH DIOS, entre los hombres no tenía ningún refugio (verso 5).

Aun así, él clamó a YEHOVAH DIOS, David podía clamar confiadamente en quien era realmente su refugio.

Las ciudades de refugio eran para la protección de un israelita en circunstancias especiales y David encontró su lugar de refugio no en una ciudad o en una circunstancia en particular, sino en el Señor mismo.

Muchas veces en las temporadas de David como fugitivo, tuvo razones para creer que toda su herencia en este mundo se había perdido.

En tales condiciones tenía la confianza que YEHOVAH DIOS mismo era su porción, su herencia.

David también sabía que se beneficiaría de esta porción en la tierra de los vivientes, en el aquí y ahora, no solamente en la era por venir.

Versos del 7 al 8

La oración de David por liberación, una vez más trae su clamor al Señor, en esta ocasión honestamente confesando sus circunstancias.

David no sentía la necesidad de pretender que todo estaba bien o que no era débil, podía venir a DIOS por ayuda incluso cuando su alma estaba en la cárcel y tenía perseguidores que eran más fuertes que él.

Esto quiere decir que David entendía bien su presente estado de debilidad, aquel que había matado a Goliat se sentía a sí mismo muy débil y, de hecho, este era un buen lugar para que estuviera.

La fuerza de YEHOVAH DIOS muy pronto llenaría su vida, era una figura de discurso, aun así David sentía su alma atrapada y encerrada, anhelaba sentirse libre de esta sensación, para que pudiera alabar el Nombre de DIOS.

Aunque su clamor vino de una sensación de humildad y debilidad, David tituló a este Salmo con una gran confianza.

· David empezó este salmo quejándose (verso 3), él lo cierra confiando en que la alabanza llegará.

· David empezó la canción con un gran sentido de aislamiento (verso 5), él lo cierra con confianza en la pronta compañía y apoyo de los justos.

· David empezó con la sensación de estar humillado y débil (verso 7), él termina estando lleno de confianza en las futuras bondades de YEHOVAH DIOS, sabiendo que el Altísimo va a serle propicio.

1 comentario en «Salmos Capítulo 142»

Deja un comentario