Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 14

Este Salmo simplemente se titula como, “Al músico principal, Salmo de David”.

Con este título tenemos al autor “David” y “la audiencia Al músico principal”, a quien podemos tomar que representa más que aun líder de coros, como Asaf, mira hacia el Músico definitivo del universo, a YEHOVAH DIOS mismo.

El pensamiento de todo el salmo es de la seguridad, la piedad y el peligro de la impiedad.

Verso 1

El análisis de David del hombre que rechaza a YEHOVAH DIOS, miró a aquellos que negaban la existencia del Altísimo y llegó a la conclusión de que eran necios.

La idea detrás de la antigua palabra hebrea traducida para “necio” es más moral que intelectual.

David no tenía en mente a aquellos que no fueran lo suficientemente inteligentes para descifrar a YEHOVAH DIOS, nadie es tan inteligente, tenía en mente a aquellos que simplemente «rechazaban a YEHOVAH DIOS».

Se puede decir que el necio habla de que “No hay DIOS”. Esto es, “No hay Dios para mí”, así que lo suyo es un ateísmo tanto práctico como teórico. No solamente no cree en DIOS, actúa conforme a su convicción.

David dice esto debido a la llana evidencia de que hay un DIOS, mostrado tanto en la creación como en la consciencia humana que Pablo describió en Romanos 1.

El hecho de que algunos hombres insisten en negar la existencia de YEHOVAH DIOS, no borra a YEHOVAH DIOS del universo, pero esto habla de su propia posición como necios.

Así como escribió Pablo en Romanos 1, 22 “Profesando ser sabios, se hicieron necios”.

La palabra Hebrea para “necio” en este salmo es “nabal”, una palabra que implica una perversidad agresiva, personificado por Nabal en 1 Samuel 25, 25.

El hombre que niega a YEHOVAH DIOS es un necio debido a que:

· Niega lo que es plenamente evidente.

· Cree en un tremendo efecto sin causa.

· Niega una autoridad moral en el universo.

· Cree únicamente en lo que se puede probar por el método científico.

· Toma una oportunidad dramática y perdedora, en su suposición de que no hay DIOS.

· Se rehúsa a ser persuadido por los múltiples argumentos poderosos de la existencia de YEHOVAH DIOS.

Hay muchos poderosos argumentos de la existencia de DIOS, entre estos:

· El Argumento Cosmológico: La existencia del universo significa que debe de haber un DIOS creador.

· El Argumento Teológico: La existencia en el diseño del universo significa que debe de haber un DIOS que lo diseñó.

· El Argumento Antropológico: La naturaleza y carácter único de la humanidad significa que debe de haber un DIOS de relaciones.

· El Argumento Moral: La existencia de la moralidad significa que debe de haber un DIOS que gobierna.

David aquí considera el resultado de negar a YEHOVAH DIOS, conduce a los hombres hacia la corrupción y hacia obras abominables.

Esto no es para decir que cualquier ateo vive una vida disoluta y que cada creyente en DIOS vive una buena vida, pero hay una marcada diferencia entre aquellos que toman a YEHOVAH DIOS en serio y aquellos que no.

Mientras David consideraba el pecado de aquel que niega a YEHOVAH DIOS, miró hacia el panorama de la humanidad y concluyó que no hay quien haga el bien.

No quiso decir que no hay bondad humana en este mundo, sino que el hombre caído está tan desviado que por instinto no hace el bien y aun el bien que pueda hacer está amarrado con maldad.

· Nacemos tanto con la voluntad y la capacidad de hacer el mal, nadie le debe de enseñar a un niño en hacer el mal.

· El camino de menor resistencia usualmente nos conduce hacia lo malo, no lo bueno.

· A menudo es más fácil el animar a otros a hacer el mal, en lugar del bien.

· Muchas de nuestras buenas obras están mezcladas con motivos egoístas e impíos.

Esto no es una exageración, ya que cada pecado implica el descaro de supuestamente saberse mejor que YEHOVAH DIOS y la corrupción de amar más a la maldad que al bien.

Versos del 2 al 3

El análisis del cielo en cuanto a la humanidad caída, mientras los hombres pudieran desear el olvidarse de YEHOVAH DIOS, YEHOVAH DIOS jamás se olvida del hombre.

Siempre está observando al hombre, viendo desde los cielos, sobre los hijos de los hombres.

En el rechazo de YEHOVAH DIOS por parte del hombre, a menudo está el deseo de que el Altísimo simplemente nos dejara en paz.

Este es un deseo imprudente, debido a que toda la vida humana depende de YEHOVAH DIOS (Hechos 17, 28; Mateo 5, 45), es un deseo imposible, debido a que YEHOVAH DIOS tiene derechos de un creador sobre Su creación.

Las palabras nos recuerdan a DIOS descendiendo del cielo para observar la necedad de aquellos edificando la torre de Babel (Génesis 11, 5) o mirando abajo sobre la maldad de la raza antes de su juicio por medio del diluvio(Génesis 6, 5).

Cuando YEHOVAH DIOS mira abajo desde el cielo, una cosa que busca es si hay algún entendido o alguien que busque entre la humanidad Su rostro, alguien que camine sobre Su plan y corazón, alguien que le busque por el bien de la justicia.

Versos del 4 al 6

YEHOVAH DIOS defiende la generación de los justos, David primero consideró la profunda caída del hombre, ahora lidia con el destino del pueblo de YEHOVAH DIOS en un mundo caído como tal.

El pueblo del Altísimo podría verse como los necios impíos, pero David entendió que son los que hacen iniquidad y que no tienen discernimiento.

Al parecer los que hacen iniquidad son fuertes y tienen las de ganar. David se preguntaba si el pueblo de YEHOVAH DIOS fue abandonado para los necios y corruptos de este mundo, para aquellos que a YEHOVAH DIOS no invocan.

Después de hacer la pregunta, David ahora lo contesta con gran sabiduría. Los que hacen iniquidad parecen fuertes y confiados, pero en realidad están temblando de espanto, debido a que no pueden borrar la consciencia de que YEHOVAH DIOS está con la generación de los justos.

Aquí lo anuncia a los que hacen iniquidad, previamente mencionados, que pueden obrar en contra del pobre, pero YEHOVAH DIOS tiene un refugio para él, el cual no puede ser infringido.

Estás peleando en contra de YEHOVAH DIOS y jamás tendrás éxito.

Verso 7

Deseando la salvación del Señor, David sabía que el Altísimo era el refugio de Su pueblo y que los que hacen iniquidad jamás ganarían.

Pero aún eso era difícil de ver en su momento, así que David expresó su gran anhelo de que YEHOVAH DIOS trajera la victoria y liberación que ÉL había prometido a Su pueblo.

Este no era el cautiverio de Babilonia, después de muchas generaciones del tiempo de David.

Aquí los cautivos son utilizados en un sentido general, hablando de cualquier tiempo o situación donde el pueblo de YEHOVAH DIOS fue oprimido y atado.

Se toma la frase “volver a los cautivos”’ en el sentido en el cual se menciona en Job 42, 10; Ezequiel 16,53; a saber, de la liberación de la desgracia.

David anticipa la liberación venidera y llama al pueblo de YEHOVAH DIOS a estar alegres en consideración al evento.

Deja un comentario