Mosqueteros de Yehovah

Proverbios Capítulo 6

El texto grita no se dejen arrastrar por las propuestas del mundo de una efímera felicidad, fuera del marco que reviste un Pacto legal.

Versos del 1 al 5

La Fianza, el israelita teme caer en manos de un extranjero, este dicho refleja el recelo que se empieza a sentir en las relaciones con personas no judías.

Al parecer, resultaba arriesgado celebrar contratos o servir de fiador a un extranjero, así que se aconseja no hacerlo y en caso de haberse comprometido con un extranjero, librarse cuanto antes.

En esta primera sección del capítulo se plantea el no aspirar a volverse prestamista de impíos con la ilusión de jugosas ganancias sin esfuerzo, el fin de todo esto es la pérdida de tu capital.

El ser fiador implica tomar responsabilidad por los créditos de otro y quien lo hace por simpatía con el impío, saboreará la amargura de la pérdida de sus propios bienes, por causa de la traición del extranjero.

Versos del 6 al 11

Pereza. A veces, la pobreza extrema o la carencia de bienes y medios de subsistencia no se deben necesariamente a unas relaciones económico-sociales injustas, aquí se advierte contra la persona que no sea diligente ni emprendedora.

Con la imagen de la hormiga, el autor invita al perezoso a trabajar para ganarse la vida dignamente, en este dicho, pereza, pobreza e indigencia se relacionan mutuamente.

Conviene analizar hasta qué punto nuestra pobreza es fruto de la injusticia y hasta dónde es falta de diligencia y empeño personal.

El flojo y el hipócrita anhelan vivir de cosechar una comodidad para la que no han trabajado, por ello están destinados a vivir plagados de carencia ya que desean alcanzar la prosperidad a costa del trabajo de otros y por el empleo del engaño.

Versos del 12 al 15

El perverso. La anormalidad en las relaciones ético-sociales se puede visualizar hasta en la apariencia física del individuo.

El ser humano malvado refleja exteriormente sus actitudes interiores.

Versos del 16 al 19

Siete cosas. La primera parte de este dicho (vs 16-19) es un ejemplo de lo que se conoce como “proverbio numérico”, su finalidad es mostrar de forma panorámica una serie de cosas afines entre sí y que causan impacto en el lector.

En este caso, seis comportamientos irregulares se presentan como abominación al Señor.

El resto del dicho invita a no abandonar los consejos de la madre, al tiempo que invita a meditar sobre las ventajas que tiene caminar según la instrucción del padre y de la madre.

Versos del 20 al 35

Para el lector simple, este capítulo es una crítica a pecados que distan unos de otros, cuando en realidad en su compendio global es una advertencia para el creyente, donde se hace énfasis en resistirse a una vida basada en el placer.

En lo que respecta al adultero, el dejarse seducir por la mujer de otro implica que la tuya también experimentará atracción por alguien distinto de ti.

Mientras codicias lo que no te pertenece, eres saqueado en tus propios bienes por tus propios amigos, a plena luz de día en tu propia cara.

Al que traiciona en el Pacto Matrimonial, tendrá que entregar cuentas no al cónyuge sino a YEHOVAH DIOS quien tomó su juramento como un Pacto firme, esta advertencia reviste gran importancia para toda la Ekklesia.

Porque la escritura nos enseña que cuando la Ekklesia traiciona a Yeshúa Ha Mashiaj es entregada para ser pisoteada, ultrajada, saqueada, abatida y destruida por sus enemigos, que en principio fueron sus amantes.

En el contexto del presente capítulo, se exponen las terribles consecuencias del que escoge la promesa de la felicidad ilusoria, transitando el camino de los malvados.

Deja un comentario