Mosqueteros de Yehovah

Proverbios Capítulo 15

Versos del 1 al 7

La lengua (vs 2.4) y los labios (vs 7), órganos que simbolizan la comunicación, son el motivo que da unidad a este pasaje.

Una persona que cultiva la sabiduría, el secreto del bien vivir sólo utiliza su lengua y sus labios para esparcir el saber, esto es, llevando una vida que se dedica a vivir y a practicar el bien.

El saber no hace referencia tanto al conocimiento de cosas, sino al arte de vivir rectamente.

Versos del 8 al 12

La auténtica práctica de la religión es garantía de agradar a YEHOVAH DIOS, ningún sacrificio y en definitiva, ninguna práctica religiosa agrada al Altísimo si no hay de por medio una sincera búsqueda de la justicia, si no hay amor y respeto por el prójimo.

El juicio que sobreviene a toda práctica religiosa proviene de las actitudes y de la disposición misma con que se realizan dichas prácticas.

Versos del 13 al 15

La persona sabia debe procurar mantener el corazón siempre alegre y contento, puesto que ésta es la vía de acceso a las sanas relaciones con los demás.

Versos del 16 al 19

Uno de los secretos para el buen vivir está en el tener, pero dignamente, las posesiones o riquezas adquiridas con injusticia y engaño son a la postre la ruina para el ser humano codicioso.

Tener lo necesario para vivir es permitir que los demás también obtengan lo que necesitan, eso es temor de Dios.

Versos del 20 al 24

Una vez más aparece el tema del hijo sabio y sensato, en contraposición al hijo necio y falto de juicio.

El que es sabio sabe juzgar prudentemente, sabe responder y transmitir palabras oportunas, porque en su mente y su corazón gravita la Bendita Palabra de YEHOVAH DIOS.

Por el contrario, el necio aborrece la Palabra de YEHOVAH DIOS, convirtiéndose en una un impío, injusto y soberbio, porque sus frutos son de maldad.

Versos del 25 al 27

La casa del soberbio simboliza al que rechaza al Señor y la senda que le conduce a ÉL, los linderos de la viuda, a los sujetos preferidos de Dios, los pobres.

Por encima de todo, el Señor ama al pobre, huérfano, viuda, débil y toma partido por ellos, porque viven conforma a Su Palabra.

Versos del 28 al 33

Otro de los secretos para el buen vivir es la honradez, hace al ser humano capaz de ser escuchado por Dios y respetado por los demás.

Se recuerda una vez más la necesidad de aceptar la corrección y se la coloca como señal del amor personal, quien se ama a sí mismo acepta que en cualquier momento puede estar en el error, una sana corrección ayuda a crecer y a madurar.

La antropología filosófica nos enseña que el ser humano es un proyecto en permanente proceso, nunca terminado, luego, otro secreto más para vivir bien es aceptar la corrección de nuestra autoridad legal.

Deja un comentario