Mosqueteros de Yehovah

Nehemías Capítulo 3

Versos del 1 al 2

Todo Nehemías 3 trata sobre trabajo, individuos cooperaron realizando el trabajo juntos, coordinados y dirigidos por Nehemías.

El trabajo es descrito en referencia a las puertas del muro. Las puertas eran la entrada crítica y los puntos de salida de la ciudad y los lugares con más probabilidades de ver un ataque enemigo.

Por lo tanto, el trabajo empezó en cada puerta, y avanzó a partir de ahí.

La puerta de las Ovejas fue llamada así porque era la puerta donde los pastores traían a sus rebaños a vender.

Hasta hace algunos años, esta misma puerta estuvo siendo usada para este mismo propósito en Jerusalén.

El sumo sacerdote Eliasib, es el primer trabajador mencionado, se levantó a hacer el trabajo junto con otros sacerdotes y trabajaron en reconstruir la puerta de las Ovejas y la sección del muro cercana a ella.

El sumo sacerdote Eliasib actuó como debe actuar un líder de YEHOVAH DIOS, estuvo afuera en frente del trabajo, dirigiendo con el ejemplo.

No actuó como si fuera demasiado “espiritual” para el trabajo duro de reconstruir los muros.

La idea detrás de consagración es reconocer algo como especial, como algo apartado únicamente para la gloria y el servicio de YEHOVAH DIOS.

Estas puertas de la ciudad fueron hechas especiales para YEHOVAH DIOS.

Nehemías y Eliasib sabían que el Altísimo quería que todo fuera apartado y especial para ÉL, incluyendo estos muros de la ciudad y sus puertas.

El trabajo de todo hombre es importante y aunque estos no trabajaron en una puerta, hicieron la importante labor de reconstruir los muros de protección y seguridad para Jerusalén.

Versos del 3 al 5

Constructores cerca de la puerta del Pescado, esta puerta obtuvo su nombre debido al mercado del pescado cercano. Los hijos de Ja-Sená hicieron la obra de reconstruir la puerta mientras otros ayudaban.

La palabra para “restauró” es la palabra Hebrea “chazaq” usada 35 veces solo en este capítulo.

Tiene la idea de “fortalecer, dar valor o hacer algo fuerte”, estos son principios que tienen aplicación para mucho más que solo puertas y muros materiales.

Los tecoítas hicieron su trabajo, las personas de la ciudad de Tecoa estuvieron más que dispuestos para trabajar, pero sus grandes no se prestaron para ayudar a la obra de YEHOVAH DIOS.

En su mayoría, el pueblo se unió, pero no todos. Estos grandes de la ciudad de Tecoa creyeron que estaban por encima del trabajo arduo, así que no se unieron.

Literalmente, la idea en el Hebreo es que no se someterían, no “inclinarían sus cuellos” a lo que YEHOVAH DIOS quería que hicieran. El verdadero problema era la sumisión.

Cualquier que sea su razón, pueden estar seguros de que después lo lamentaron, porque se quedaron en infamia como las únicas personas mencionadas en este capítulo que no se unieron a la obra.

Versos del 6 al 12

Constructores cerca de la puerta Vieja, entre los reparadores de la puerta Vieja y sus muros cercanos estuvo Uziel hijo de Harhaía, de los plateros. Junto a él estuvo Hananías, hijo de un perfumero.

Estos fueron hombres de diferentes profesiones, no constructores profesionales, no estaban entrenados para este tipo de trabajo.

Habría parecido que tenían una excusa sencilla para no hacer nada, pero se lanzaron e hicieron el trabajo. Dejaron reparada a Jerusalén, a pesar de que muchos no los hubieran considerado como calificados o capaces.

En la actualidad usted puede ver los restos del muro ancho en Jerusalén y su ancho es, más de 6 metros.

Críticos han negado la exactitud de historia Bíblica como esta, pero la pala del arqueólogo constantemente confirma la verdad de la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Refaías hijo de Hur, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén, trabajó en esta sección del muro.

Él era otro líder que sabía que el verdadero liderazgo es bajarse y hacerlo, siendo un siervo, en vez de esperar que otros lo hagan por ti.

Cinco veces en el Nehemías 3, habla de los que trabajaron en la sección justo frente a su casa.

A menudo, necesitamos poner atención a la obra de YEHOVAH DIOS justo en nuestras casas. Si la obra necesita llevarse a cabo en donde sea, necesita ser llevada a cabo en nuestras casas.

Los nombres de los hombres que se dice que restauraron junto a ellos y frente a su casa son interesantes:

· Verso 10 menciona a Yedaías y su nombre significa “El que invoca a YEHOVAH”. Nuestras casas deben ser casas de oración, donde la familia invoque a YEHOVAH DIOS.

· Verso 23 menciona a Dinyamin y Jasub, Dinypamin es Benjamín y su nombre significa “Hijo de mi mano derecha”, hablando de un protector. Nuestras casas deben ser lugares de protección y paz.

· Verso 29 menciona a Sadoc, su nombre significa “Justicia”. Nuestros clanes deben ser lugares de justicia e integridad, especialmente con integridad respecto a nuestros votos matrimoniales y promesas.

· Verso 30 menciona a Mesulam, y su nombre significa “Devoto”. Nuestros clanes deben ser lugares de devoción y separación para YEHOVAH DIOS.

Malaquías hijo de Jarim, este hombre es mencionado en Esdras 10, 31 como uno de los hombres confrontados por Esdras por el pecado de tomar una esposa pagana, eso fue muchos años antes de esto, por lo que arregló las cosas con YEHOVAH DIOS y ahora, años después, le sirvió.

Un creyente nunca debe dejar que un fracaso pasado estorbe para servir a YEHOVAH DIOS. Arrepiéntase, corríjalo, tome una postura de justicia y continúe sirviendo a YEHOVAH DIOS.

Verso 13

Constructores cerca de la puerta del Valle.

La restauró Janún con los moradores de Zanoaj, ellos la reedificaron y levantaron sus puertas, con sus cerraduras y sus cerrojos y quinientos metros del muro, hasta la puerta del Muladar.

Verso 14

Constructores cerca de la puerta del Muladar (Basural).

Malquías hijo de Recab, gobernador de la provincia de Bet-ha-Querem, él la reedificó y levantó sus puertas, sus cerraduras y sus cerrojos.

Versos del 15 al 25

Constructores cerca de la puerta de la Fuente.

“Hacia el huerto del rey” representa los seis huertos diferentes del Rey, Edén, Getsemaní, la tumba del huerto, el corazón humano, la iglesia como un todo y el huerto del paraíso en el cielo.

Versos del 26 al 27

Constructores cerca de la puerta de las Aguas, vio un servicio extraordinario.

Aparentemente, los Tecoítas no quedaron satisfechos con el significativo trabajo que habían hecho antes, continuaron trabajando más.

No iban a dejar que el mal ejemplo de sus jefes que no se dignaron para trabajar a YEHOVAH DIOS en el Vs 5, evitara que trabajaran ellos más allá de su deber.

Versos del 28 al 30

Constructores cerca de la puerta de los Caballos.

Semaías hijo de Secanías, quien era guardia de la puerta Oriental. Aparentemente la puerta frente a su casa estaba en buena condición, así que cooperó y ayudó en la puerta de los caballos, su actitud desinteresada fue un gran ejemplo.

Mesulam tenía solo una pequeña recámara, sin embargo, se comprometió con YEHOVAH DIOS y con el trabajo de reconstrucción de los muros.

Es mejor ser devoto a YEHOVAH DIOS en una pequeña recámara que tener una mansión y un corazón frío para YEHOVAH DIOS.

Versos del 31 al 32

Constructores cerca de la puerta del Juicio, asamblea o congregación.

Después de él restauró Malquías hijo del platero, hasta la casa de los sirvientes del templo y de los comerciantes, enfrente de la puerta del Juicio y hasta la sala de la esquina.

Entre la sala de la esquina y la puerta de las Ovejas, restauraron los plateros y los comerciantes.

Este capítulo muestra la necesidad de los creyentes de trabajar juntos para lograr un propósito, el trabajo realizado es una reflexión sobre los clanes familiares, casi todos los mencionados son hijos de alguien perteneciente algún clan.

Nehemías era un líder eficaz, porque era un hombre de Oración.

Nehemías era un líder eficaz porque hizo a cada hombre responsable por su trabajo, cada hombre tenía una sección del muro por la que era responsable y era sabido que era responsable de ella. Nadie quería ser visto como un trabajador mediocre en la causa de YEHOVAH DIOS.

Nehemías fue un líder eficaz porque notaba quién trabajaba y quién no, la lista demuestra esto.

Nehemías era un líder eficaz porque organizaba el trabajo para mayor eficiencia, todos tenían su sección y el trabajo estaba organizado alrededor de las puertas, los lugares más necesitados de trabajo.

Nehemías fue un líder eficaz porque sabía dónde empezar. Empezó con el aspecto espiritual de la obra, el trabajo del sumo sacerdote es mencionado primero y consagrando todo a YEHOVAH DIOS.

Nehemías era un líder eficaz porque logró que “grandes” y “bajos” se unieran juntos al trabajo. Los líderes y el sumo sacerdote trabajaron junto con el hombre que vivía en una sola recámara.

Nehemías fue un líder eficaz porque estuvo dispuesto a dejar a las personas intentar nuevas cosas, orfebres, sacerdotes y perfumeros todos se volvieron trabajadores de la construcción.

Nehemías fue un líder eficaz porque hizo que las personas se enfocaran primero en su propia casa.

Nehemías fue un líder eficaz porque no descalificó a la gente por su pasado de pecado y compromiso.

Versos del 33 al 35

Sambalat y Tobías primero se disgustaron en extremo cuando escucharon que un hombre quería ayudar al pueblo de Jerusalén (Nehemías 2, 10).

Luego usaron el escarnio y la intimidación para evitar que la obra iniciara (Nehemías 2, 19). Ahora que la obra había iniciado, estaban enojados y enfurecidos en gran manera.

Usaron un tono escarnecedor, sarcástico e hicieron escarnio de los judíos.

Tobías cometió un gran error, llamó al muro lo que ellos edifican del muro, no eran ellos los que edificaban el muro, era YEHOVAH DIOS, él estaba criticando el muro del TODOPODEROSO, la obra de YEHOVAH DIOS.

Como Nehemías y los trabajadores sí tenían protección legal por parte del rey, probada por las cartas mencionadas en Nehemías 2, 7, Sambalat y Tobías no tenían autoridad para detener el trabajo, lo único que podían hacer era desanimar a los Judíos para que se detuvieran.

El mismo ataque llega a la vida del creyente que es legalmente liberado por su Rey. Sin embargo, puede ser desanimado y retroceder de lo que YEHOVAH DIOS ha puesto delante de él.

Trabajamos diferente bajo la Fe o bajo el desánimo. Oramos diferente bajo la Fe o bajo el desánimo. Leemos y escuchamos la Palabra de YEHOVAH DIOS diferente bajo la Fe o bajo el desánimo. No es de sorprenderse que Satanás trabaje tan duro para alejarnos de la Fe y mantenernos en desánimo.

“Mas el justo vivirá por Fe y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma” (Hebreos 10, 38-39)

Versos del 36 al 37

Nehemías hace frente al ataque desalentador con oración, su respuesta  fue un gran ejemplo, no debatió, no formó un comité, ni siquiera lidió con ambos enemigos directamente. En vez de eso, lo llevó a YEHOVAH DIOS en oración.

En su oración, Nehemías le pidió primero a YEHOVAH DIOS por su atención y su misericordia.

YEHOVAH DIOS sí se interesaba por Nehemías y la obra de reconstrucción, pero él necesitaba que YEHOVAH DIOS mostrara su presencia y su cuidado.

Nehemías entonces le pidió a YEHOVAH DIOS que peleara contra sus enemigos por ellos. Dependió del Altísimo para pelear la batalla, porque tenia una tarea que hacer y no sería distraído de ella.

Finalmente, la oración de Nehemías le dio a YEHOVAH DIOS una razón para mostrar misericordia e ir contra sus enemigos.

Nehemías reconoció que esta era la causa de YEHOVAH DIOS, no la suya.

Verso 38

YEHOVAH DIOS contestó la oración dándole a todos ánimo para trabajar.

El ánimo para trabajar es un regalo de YEHOVAH DIOS y ningún trabajo importante será logrado nunca hasta que el pueblo se una con ánimo para trabajar.

La respuesta inmediata a la oración no hizo diferencia en los enemigos, la oración fue contestada en el pueblo de YEHOVAH DIOS realizando el trabajo.

En su oración Nehemías le pidió al creador que se encargara de sus enemigos y YEHOVAH DIOS respondió encargándose de su pueblo.

La obra estaba terminada hasta la mitad, era un tiempo emocionante pero peligroso, se había hecho mucho, pero aún faltaba mucho más, la fatiga y el desánimo estaban listos para entrar, si se les daba la oportunidad.

Deja un comentario