Mosqueteros de Yehovah

La Oración de Acuerdo para la Victoria Total

“En la oración de acuerdo Jesús viene y está contigo, no hay misión imposible cuando tienes a Cristo,  Orar hasta que se deshaga todo Amalecita”.

Más de dos en sinfonía con la Palabra

Mateo 18, 18-21 “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

Su promesa es que si dos se ponen de acuerdo con otro, por cualquier cosa establecida en la Palabra, Él estará en medio de ese pacto (compromiso, alianza) para hacer que se cumpla. Jesús desea que usted esté en acuerdo con su palabra y hará que reciba el resultado de mi oración.

La palabra acordar se traduce: “acordar y armonizar juntos, o hacer una sinfonía juntos”. Sinfonía “Todos los instrumentos disponibles en armonía”. Por tanto, tu espíritu, mente y acciones deben estar de acuerdo con la Palabra.

En el griego la palabra acuerdo es: “sumfoneo”, y se compone de dos vocablos: Sum: junto

Foneo: sonar. “Sonar al unisono”.

La aplicación de sinfonía es creer y hablar lo mismo. Cuando dos o más personas se ponen de acuerdo, tienen que sonar de igual manera; y esto se logra hablando y confesando lo mismo. Amós 3, 3  ¿Andan dos hombres juntos si no se han puesto de acuerdo?

Dios ama la unidad, pero el enemigo siempre busca los medios para que no estemos de acuerdo en lo que hacemos, Mateo 12, 25 “Conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie”.

Dios tiene guerra para siempre con el espíritu de Amalec (cuya función es cortar y dividir) Éxodo 17, 8-16. Acordar algo espiritualmente es alinearse primero con la Palabra de Dios, decidir que la Palabra es verdad y se cumplirá. Hechos 16, 16-30.

La armonía, es importante en la oración Mateo 6, 9-12 “…Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. Usted puede vivir la experiencia de estar de acuerdo con la Palabra, y esa armonía producirá poder, pero el mismo principio funciona a la inversa, si usted está en desacuerdo, la puerta se abre para que Satanás entre: “Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa” (Santiago 3,16).

Fe sin Dudar

Mateo 21, 18-21 “18 A la mañana temprano, mientras regresaba a la ciudad, tuvo hambre. 19 Al ver una higuera cerca del camino, se acercó a ella, pero no encontró más que hojas. Entonces le dijo: «Nunca volverás a dar fruto».

Y la higuera se secó de inmediato. 20 Cuando vieron esto, los discípulos dijeron llenos de asombro: «¿Cómo se ha secado la higuera tan repentinamente? Respondiendo Jesús, les dijo: En verdad os digo que si tenéisfe y no dudáis, no sólo haréis lo de la higuera, sino que aun si decís a este monte: “Quítate y échate al mar, así sucederá.”

Sabemos que si queremos obtener los resultados no debemos dudar.

El enemigo quiere desboronar esa confianza para que la fe comience a debilitarse, lo cual rompe el acuerdo. En el acuerdo se activa la fe y algo pasa, hablas y sucede, no puedes desenterrar la semilla porque desactivas el proceso que está activado, en la carrera lo importante es persistir para finalizar, el que se cansa pierde, el que se mantiene llega, cualquiera comienza pero no todos terminan, debes ser valiente.

Hebreos 10, 35 “No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa”. La recompensa es lo que esperas recibir, es necesaria la paciencia (constante) para no perder la confianza en lo que Dios ha dicho (si te impacientas pierdes la consulta).

Josué, te he dado la tierra ve y poséela (condición), si no vas nunca la vas a tener, Dios le dijo a los Israelita que había una tierra donde mana miel y leche, pero no lo dijo que no había gigantes (obstáculo que les hizo dudar, perder la confianza, neutralizar su efectividad, presión), no solo es creer e ir hacia allá, es creer y saltar los obstáculos, los gigantes, ser constantemente constante, la prueba (que es mayor los gigantes o la palabra??.

Lo que Dios dice eso se cumple, cada vez que hablas, el diablo te pone un obstáculo y si piensas que no puedes, no lo logras, si Dios lo dijo confío, lo alcanzo y celebro que el milagro ya está activado para la Gloria de Dios… 

Santiago 1, “6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor” “El que se cansa pierde, el que permanece unido a él persevera y gana” A Dios no se le cree por razonamiento o lógica humana, sino por revelación

Tener una meta

Mateo 20, 29-34 ”29 Al salir ellos de Jericó, le seguía una gran multitud. 30 Y dos ciegos que estaban sentados junto al camino, cuando oyeron que Jesús pasaba, clamaron, diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! 31 Y la gente les reprendió para que callasen; pero ellos clamaban más, diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! 32 Y deteniéndose Jesús, los llamó, y les dijo: ¿Qué queréis que os haga? 33 Ellos le dijeron: Señor, que sean abiertos nuestros ojos. 34 Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y en seguida recibieron la vista; y le siguieron.

Estos dos ciegos tenían un mismo propósito, estaban siguiendo una meta. Dios espera que tengamos una meta cuando oramos, si no sabemos lo que queremos, ¿Cómo podemos estar de acuerdo con otra persona?

Establecemos este convenio, en el nombre de Jesús. Amén

Juan 14, 13 “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto hare, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”Cuando oramos por fe en su nombre, todo el cielo, las fuerzas angelicales y nuestro Padre celestial responden. Jesús nos exhorta a «pedir, buscar y llamar» y nos dice que Dios oye nuestras oraciones si pedimos en su nombre. significa pedir mediante su autoridad, al pronunciar su nombre el diablo huye y no puede obrar.

1 Juan 5, 14-15 “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”. En su poder, en su autoridad, en su lugar, en su voluntad…

Años sabáticos y de jubileo: Dios opera en ciclos de tiempo, desde la creación, estableció que seis días fueran para trabajar y un día de reposo (Shabbat) para descansar y consagrarlo para Él (Génesis 2, 2-3).

Luego establece siete (7) semanas, que totalizan cuarenta y nueve días, comienza con la segunda noche de la Pascua hasta la noche anterior de Pentecostés (Savuot),  lo que se llama Fiesta de Pentecostés (Fiesta de las Semanas) Éxodo 34:22.

Cada siete (7) años Israel debía dejar descansar la tierra y no sembrarla ni cosecharla; sino que podrían consumir lo que en seis (6) años el pueblo hubiera podido almacenar.

El ciclo del año de jubileo, en el que el pueblo debía contar «siete semanas de (sietes) de años, siete veces siete años», es decir, 49 años; y en el año cincuenta (50), durante la Fiesta del Perdón (Yom kippur), sería declarado año de jubileo y se anunciará con el sonido del shofar (trompeta).

Al inicio del año de jubileo toda deuda y propiedad comprada (casa o terreno) era liberada, los esclavos también eran liberados y la tierra también debía descansar ((Lev. 25:1-13;Lev. 25:8-55).

Dios es primero y está sobre todos los ámbitos de mi vida. Se pone fin a desequilibrios y se equilibra todo. Año de Descanso Santo y Libertad. Siembra y Cosecha abundante de frutos. Mayores Conquista y Expansión a nuevos territorios. Frutos del Espíritu en nuestras vidas. Shalom de Dios. Hijos caminan seguros y son pilares inamovibles.

Abundan los negocios y proyectos. Bendición, Favor y Gracia. Las riquezas del impío son transferidas a las manos de los justos. Jesús llevó nuestras enfermedades por sus llagas somos sanos, llevó nuestra pobreza somos prosperados, cargó nuestras maldiciones somos libres.

Guardo con celo sus mandamientos y preceptos. Declaro sanidad, liberación, restauración y prosperidad sobre mi vida y la de mi familia. Declaro el poder de la resurrección a todo lo que el enemigo vino a matar. Reconstruyo lo que el enemigo vino a destruir.

Hoy el enemigo me devuelve multiplicado todo lo robado. Amo la justicia y aborrezco la maldad. El Señor me empodera para prosperar en este país que es tierra donde fluye leche y miel. La ciudad donde vivo es el territorio donde Tú me has plantado, y no me moveré de aquí sin dirección divina. Mi casa es el lugar donde Tú habitas, y donde mi familia y yo ofrecemos sacrificios de alabanza. Mi trabajo es el medio para bendecirme, y a través de él pones en mis manos semillas de prosperidad para que yo pueda sembrar en tu reino y ser de Bendición para mi prójimo. Recibo claridad, revelación y sabiduría divina.

Declaro Señor que Tú me das ideas creativas para prosperar, que multiplicas el fruto de mi trabajo y bendices las obras de mis manos. AMEN

Deja un comentario