Mosqueteros de Yehovah

Jueces Capítulo 7

Versos del 1 al 3

Esta era una gran prueba para la fe de Gedeón. Su ejército de treinta y dos mil (32.000) hombres, ya era sobrepasado por los ciento treinta y cinco mil (135.000) Madianitas.

Pero YEHOVAH DIOS pensaba que su ejército era muy grande y ÉL le ordenó a Gedeón, que invitara a todos aquellos que tenían miedo que se fueran a casa, quedándose únicamente con diez mil (10.000) hombres.

Gedeón probablemente estaba sorprendido, en el número de hombres que tenían miedo de pelear y esperaba que solamente unos cuantos se fueran.

Pero se dice, que ellos se reunieron en un lugar donde podían ver las ciento treinta y cinco mil (135.000) tropas de Madián Vs 8.

La vista de un gran ejército opositor, hizo que muchos soldados Israelitas tuvieran temor.

Esto explica por qué un ejército de treinta y dos mil (32.000) era muy grande. Israel aún podía tomar crédito por la victoria, si ellos tenían treinta y dos mil (32.000) tropas.

Podrían creer que desvalidos, triunfaron por medio de su gran valentía o estrategia.

YEHOVAH DIOS, quería que las probabilidades para obtener la Victoria estuvieran en contra de ellos, para que se viera claramente que la Victoria era únicamente de ÉL.

“Si en verdad creemos en el principio, no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho YEHOVAH DIOS de los ejércitos” (Zacarías 4, 7).

Entonces, nuestra insignificancia no importa. Si en verdad creemos en el principio, éstos confían en carros y aquéllos en caballos, más nosotros del Nombre de YEHOVAH DIOS tendremos memoria. (Salmos 20, 7), entonces la insignificancia no importa.

Versos del 4 al 8

YEHOVAH DIOS ya había reducido el ejército de Gedeón de treinta y dos mil (32.000) a diez mil (10.000).

Aquí ÉL lo redujo de diez mil (10.000) a trescientos (300). Él hizo esto porque diez mil (10.000) era aún mucho para Su propósito.

Esto parece una prueba peculiar y hay diferentes ideas del porque YEHOVAH DIOS utilizó esto para separar a los soldados.

Aquellos que podían tomar el agua en sus manos y llevarlas a su boca eran mejores soldados, porque mantenían sus ojos en sus alrededores aún cuando bebían agua.

Cuando se refiere a como “lame el perro”, está utilizando la antigua palabra Hebrea “lame”, que es “yalok”, utilizado para imitar el sonido que hace un perro cuando lame el agua.

La prueba fue peculiar militarmente, los hombres en la posición de rodillas, no estaban vigilantes en contra de una repentina sorpresa.

Podemos decir que YEHOVAH DIOS eliminó a los que tenían miedo y a aquellos que pensaban primero en la conveniencia, la manera fácil.

Debemos estar preparados como el ejército de YEHOVAH DIOS, para pelear contra las huestes de Satanás en todo momento.

YEHOVAH DIOS le aseguró a Gedeón que la victoria era certera, aunque sólo fueran trescientos (300) hombres.

Ahora el ejército del pueblo de Israel era menor a 1% de su tamaño original y la proporción era de cuatrocientos (400) soldados Madianitas, por cada soldado Israelí.

Gedeón únicamente podía confiar en YEHOVAH DIOS, porque no se debe confiar en el hombre.

Versos del 9 al 11

YEHOVAH DIOS quería que Gedeón encontrara ánimo, en esta visita al campamento enemigo.

Demostrando que cuando YEHOVAH DIOS nos pide que hagamos cosas difíciles para ÉL, no se cruza de manos, ni se sienta a esperar que nosotros lo hagamos por nuestra cuenta.

YEHOVAH DIOS, está presente, allí guiándonos, para guardarnos y animarnos por todo el camino.

Es la tierna misericordia de YEHOVAH DIOS, quien lidió con las dudas y temores de Gedeón y quería asegurarlo.

Versos del 12 al 15

Solamente los que eran muy pobres comían pan de cebada. La visión significaba que el campamento de los Madianitas, sería derribado por un humilde.

Una comida sencilla estaba destinada para los perros y ganado, en lugar y no para el hombre, por lo tanto, el pan de cebada sería el emblema de una cosa despreciada.

Una torta de pan de cebada, pudiera ser una cosa insignificante pero si YEHOVAH DIOS está detrás de ello, derribaría una tienda.

YEHOVAH DIOS permitió, que Gedeón viera una confirmación de su obra futura.

Lo cual, no era coincidencia o suerte, YEHOVAH DIOS utilizó esta situación para edificar la Fe de Gedeón y funcionó tan bien, que todo lo que Gedeón pudo hacer fue adorar a YEHOVAH DIOS.

No fue un accidente el sueño, ni que dijera a su amigo sobre el sueño o que llegara al lugar exacto donde escuchó al hombre contar el sueño.

YEHOVAH DIOS debió edificar la Fe de Gedeón, al saber que sus enemigos tenían temor de él.

Cuando somos débiles en la Fe, a menudo hacemos más fuertes a nuestros enemigos que lo que realmente son.

Podemos decir, de los hijos espirituales de YEHOVAH DIOS, que el mismo diablo tiene temor de ellos o al menos temor de lo que éstos pueden llegar a hacer.

El ánimo de Gedeón era contagioso, al recibir valor, esparció ese mismo ánimo hacia los demás y su valor edificó la Fe de ellos, también.

Versos del 16 al 18

No hay una mención en específico, de que YEHOVAH DIOS le diera a Gedeón, este plan por medio de una revelación sobrenatural.

Pero, debido a que Gedeón era un hombre lleno por el Espíritu (Jueces 6, 34), lo sobrenatural puede operar de una manera muy natural en su vida.

Versos del 19 al 23

Los soldados Madianitas se despertaron al estruendo del sonido, luz y movimiento, que descendía sobre ellos en todas direcciones.

No es de maravillarse, que ellos pensaran estaban siendo atacados por un ejército más grande que el de ellos.

Este grito no fue el resultado del orgullo por parte de Gedeón. Pero, mostró sabiduría en el ataque porque claramente los Madianitas, ya tenían temor de la espada de Gedeón (Vs 14) y los gritos ayudaron a enviarles pánico.

Los Madianitas no sabían quién era YEHOVAH DIOS, pero sabían que había un hombre de YEHOVAH DIOS llamado Gedeón, entonces era apropiado para Gedeón que tomara el liderazgo.

La primera fase de la batalla no fue entre Israel y Madián, sino en que los Madianitas pelearon entre ellos mismos.

Este es un buen ejemplo de cómo podemos ser más que vencedores, por medio de aquel que nos amó (Romanos 8, 37).

Nosotros tomamos los despojos de la Victoria, aunque Yeshúa Ha Mashiaj ganó la batalla por nosotros.

Y juntándose los de Israel, de Neftalí, de Aser y de todo Manasés, siguieron a los madianitas, si tienen el coraje de herir al enemigo, habrá otros que saldrán de su lugar de escondite para perseguir al enemigo abatido.

Cuando quieres ayuda, a menudo no puedes conseguirla, pero cuando quieres hacerlo sin apoyo, puedes salir avergonzado.

Versos del 24 al 25

Esto no fue incredulidad por parte de Gedeón, aunque YEHOVAH DIOS comenzó la obra con un pequeño número de soldados, cuando la obra comenzó, Gedeón quiso que muchos se involucraran en ella.

YEHOVAH DIOS bendijo el esfuerzo del pueblo de Efraín y ellos tuvieron un buen éxito en contra del enemigo y sus líderes.

Deja un comentario