Mosqueteros de Yehovah

Josué Capítulo 20

Versos del 1 al 3

Un lugar de refugio del vengador de la sangre.

YEHOVAH DIOS le dice ahora a Josué que cumpla, con lo que ÉL le había ordenado a través de Moisés en Números 35, el señalamiento de seis ciudades de refugio.

El propósito de las ciudades de refugio era proteger al homicida que matare a alguno por accidente y no a sabiendas.

Ellos debían proteger a alguien, en caso de homicidio involuntario en lugar de asesinato.

Tal tipo de persona necesitaba protección contra el vengador de la sangre. La palabra hebrea para esta frase es “goel” quien es el representante de la familia de la víctima, encargado de asegurar que la justicia se lleve a cabo, en contra del asesino del miembro de la familia.

YEHOVAH DIOS tenía una pasión por asegurarse que los asesinos fueran castigados en el antiguo Israel y en esa cultura la responsabilidad final de hacer justicia, quedaba sobre el “goel” designado, “vengador de la sangre” en la familia.

El principio para el castigo capital se remonta al Génesis 9, 6 “El que derramare sangre del hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de YEHOVAH DIOS es hecho el hombre”.

El derecho de estado de usar una espada para ejecución, también se establece en el Nuevo Testamento (Romanos 13, 3-4).

YEHOVAH DIOS dijo también que los asesinos impunes profanan o corrompen la tierra y no tomarán precio “fianzas” por la vida del homicida, porque está condenado a muerte, indefectiblemente morirá.

Y no contaminarán la tierra donde vivirán, porque esta sangre manchará la tierra y la tierra no será expiada de la sangre que fue derramada en ella, sino por la sangre del que la derramó.

No contaminen, pues, la tierra donde habitan, en medio de la cual yo habito; porque yo habito en medio de los hijos de Israel (Números 35, 31. 33-34).

¿Cuánto más estará contaminada nuestra nación por la mancha de asesinos impunes?.

El Observatorio Venezolano de Violencia contabilizó 11.891 fallecidos por causas violentas, mientras que las cifras oficiales aseguran que han muerto 1.018 personas por o con COVID-19 en el año 2020.

La sangre de los asesinados clama delante de YEHOVAH DIOS.

El vengador de la sangre seguía al asesino y si era necesario, lo llevaba a las autoridades para la ejecución.

Esto se hacía trayendo a dos o tres testigos oculares, que pudieran confirmar el asesinato de acuerdo con Deuteronomio 17, 6-7.

Puesto que el vengador de la sangre, podría levantarse contra una persona realmente culpable de homicidio involuntario, accidental o no intencional en lugar de asesinato, se establecieron las ciudades de refugio, para proteger a la persona inocente de asesinato.

Verso 4

Entrada a una ciudad de refugio.

De acuerdo con la costumbre, los ancianos de la ciudad pasaban mucho tiempo en las puertas de la ciudad.

Cuando alguien que estaba huyendo de un vengador de la sangre, venía a la ciudad de refugio, él exponía su caso a los ancianos a las puertas de la ciudad.

Después de explicar su caso. La persona huyendo podía esperar hallar protección dentro de los muros de la ciudad de refugio, aunque debe quedarse ahí y vivir en la ciudad, para disfrutar esa protección.

Verso 5

Protección contra el vengador de la sangre.

Los líderes de la ciudad de refugio, estaban obligados a proteger a aquel que huyó a la ciudad.

El vengador de la sangre no tenía la capacidad legal, para entregar al asesino a ejecución.

Porque mató a su prójimo sin querer, no sentía odio por él con anterioridad, Israel tenía un sistema legal sofisticado, con juicios basados a menudo en intento y premeditación.

Verso 6

Libertad para los homicidas.

Para ser protegido contra el vengador de la sangre, el homicida debía quedarse dentro de los muros de la ciudad de refugio, hasta que su caso fuera escuchado por completo por las autoridades adecuadas y hasta la muerte del Sumo Sacerdote de ese tiempo.

Tras ser declarado inocente de un homicidio por las autoridades apropiadas y después de la muerte del Sumo Sacerdote, el homicida podía regresar a casa y ser protegido contra la ira del vengador de la sangre.

Versos del 7 al 8

La selección de seis ciudades.

En un mapa, se puede apreciar que las ciudades de refugio tenían buen espacio a lo largo del país.

No importa donde estuvieras en Israel, no estabas muy lejos de una ciudad de refugio.

Deuteronomio 19, 2 nos dice que los caminos apropiados deberían ser construidos y mantenidos para las ciudades de refugio.

La ciudad no era muy buena para un asesino, si no podía llegar ahí pronto.

Verso 9

El propósito para las ciudades de refugio es establecido.

Las ciudades de refugio no solo eran para el beneficio del israelita, sino también para el extranjero que morase entre ellos.

La justicia de YEHOVAH DIOS aplicada para todos sin parcialidad.

Las ciudades de refugio como una ilustración de Yeshúa Ha Mashiaj.

La Biblia aplica esta ilustración de las ciudades de refugio, al creyente encontrando refugio en YEHOVAH DIOS en más de una ocasión:

Salmos 46, 2 “YEHOVAH DIOS es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”.

Más de quince (15) veces en otros lugares, los Salmos hablan de YEHOVAH DIOS como nuestro refugio.

Hebreos 6, 18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que YEHOVAH DIOS mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

Puntos de similitud entre las ciudades de refugio y nuestro refugio en Yeshúa Ha Mashiaj.

1. Tanto Yeshúa como las ciudades de refugio están al alcance de la persona necesitada, ellos no eran de utilidad a menos que la persona pudiera llegar al lugar de refugio.

2. Tanto Yeshúa como las ciudades de refugio están abiertas a todos, no solo al israelita, nadie debe temer el ser echados de su lugar de refugio en su tiempo de necesidad.

3. Tanto Yeshúa como las ciudades de refugio se convirtieron en un lugar donde aquel en necesidad viviría, tú no venías a la ciudad de refugio en tiempo de necesidad solo para echar un vistazo.

4. Tanto Yeshúa como las ciudades de refugio son la única alternativa para aquel en necesidad, sin esta protección en particular, serían destruidos.

5. Tanto Yeshúa como las ciudades de refugio proveen protección solamente dentro de sus límites, salir de ahí significa la muerte.

6. Como lo es en la Cruz con Yeshúa y con las ciudades de refugio, la libertad total viene con la muerte del Sumo Sacerdote.

Una distinción crucial entre las ciudades de refugio y nuestro refugio Jesús, lo podemos ver a continuación:

Es que las ciudades de refugio solamente ayudaban al inocente y Yeshúa Ha Mashiaj también otorga refugio, al que pecaba por ignorancia y ya ha hecho Teshuvá.

En esto hay que ser enfáticos, aunque los demás digan cosas que se escuchan bonitas, pero no son Bíblicas.

Quien comete pecado que lleva a la muerte, no es de YEHOVAH DIOS.

Todo el que está en Yeshúa Ha Mashiaj, se reconoce porque tiene sus sentidos carnales crucificados cada día.

1 comentario en «Josué Capítulo 20»

Deja un comentario