Mosqueteros de Yehovah

Job Capitulo 42

Versos del 1 al 3

Job confiesa su presunción y falta de conocimiento, esta maravillosa declaración de Job estaba evidentemente conectada con la impresionante demostración de poder y fuerza de YEHOVAH DIOS sobre la creación.

Pero también estaba conectada al consuelo que el sentido de la presencia de YEHOVAH DIOS le trajo a Job.

YEHOVAH DIOS ciertamente podía hacer todo, incluyendo llevarle consuelo y seguridad a Job, incluso cuando Job aún no entendía el origen o el significado de su crisis.

El DIOS que puede dominar al Behemot y al Leviatán (Job 40 y 41) también puede cumplir cada propósito en la vida de Job, incluyendo el misterioso significado detrás de los giros y las vueltas.

Job dijo muchas cosas tristes e imprudentes, ambas en su agonizante lamento en Job 3 y en el amargo y contencioso debate con sus amigos.

Hubo momentos en los que dudó de la bondad de YEHOVAH DIOS y de su juicio justo en el mundo, hubo momentos en los que dudó si había algún bien en esta vida o en la siguiente.

Ahora Job ha llegado a un círculo completo, de regreso a un estado de humilde contentamiento con no conocer las respuestas a las preguntas ocasionadas por su crisis y sus compañeros.

Versos del 4 al 6

Job se arrepiente delante de YEHOVAH DIOS, antes Job parecía querer desafiar a YEHOVAH DIOS (Job 31, 35-40) de una manera confrontadora.

Ahora, después de esta maravillosa revelación del Altísimo, respetuosamente le pide permiso para hablar.

Esto nos recuerda que el aspecto más poderoso del encuentro de Job con YEHOVAH DIOS no era principalmente lo que el Altísimo había dicho, sino la simple, amorosa y poderosa presencia del creador con Job lo que lo cambió tan profundamente.

Es importante entender cada frase de esta declaración de Job. Esta parecería ser la convicción normal de pecado que incluso un santo como Job siente en la presencia de YEHOVAH DIOS.

Sin embargo, hay buena evidencia de que Job, con esta declaración, en realidad se estaba retractando formalmente de sus declaraciones anteriores hechas en ignorancia.

Estuvo bien que Job se arrepintiera. No había hecho nada para invitar a la crisis que llegó a su vida, las razones de esa crisis estaban enraizadas en la contienda entre YEHOVAH DIOS y Satanás registrada en Job 1 y 2.

Sin embargo, sí tenía que arrepentirse por sus malas palabras y su mala actitud después de la crisis; ambas por rendirse excesivamente a la desesperanza en Job 3 y por su imprudente y desmedido discurso cuando contendía con sus compañeros.

¿De qué tenía que arrepentirse Job?.

· Job se arrepintió de la terrible maldición que había pronunciado sobre el día de su nacimiento.

· Job se arrepintió de su deseo de morir.

· Job se arrepintió de sus quejas y desafíos contra YEHOVAH DIOS.

· Job se arrepintió de su desesperanza.

· Job se arrepintió de que sus declaraciones habían “oscurecido la sabiduría con palabras sin conocimiento”, que habló sobrepasando su conocimiento y su capacidad de saber.

Versos del 7 al 9

Los amigos de Job son reprendidos, Job es vindicado. YEHOVAH DIOS reprendió a los tres amigos de Job, dirigiéndose a Elifaz como su líder, él fue el primero de los tres en hablar.

Curiosamente, YEHOVAH DIOS no se dirige a Elihú en este capítulo final. Algunas personas piensan que es porque Elihú estaba en lo correcto sobre lo que dijo, y que realmente era un mensajero de YEHOVAH DIOS para Job.

Tomando en cuenta exactamente lo que dijo Eliú, es mejor pensar que YEHOVAH DIOS no le respondió como una manera de desestimarlo totalmente.

Él es por lo tanto castigado, como solían serlo los embajadores cuando cometían indecencias, con silencio, la cual es la manera real de corregir un mal.

Los amigos de Job mencionaron muchos principios generales que, en su marco, tienen gran sabiduría. El problema fue que en las circunstancias de Job sus principios de sabiduría no aplicaban.

Ellos presentaron a YEHOVAH DIOS como enojado y crítico contra Job cuando en realidad no lo era, esto desagradó al Altísimo.

Le desagradaba tanto a DIOS  que específicamente repitió el cargo verso 8, les ordenó que ofrecieran un holocausto para la expiación por sus pecados y les ordenó que se humillaran y le pidieran a Job que orara por ellos.

La reprensión de YEHOVAH DIOS para Elifaz, Bildad y Sofar era al mismo tiempo una vindicación explícita de Job.

En su frustración, necedad y miseria Job dijo cosas de las que tenía que arrepentirse. Sin embargo, aún podía decir de él, “como mi siervo Job”, poniéndolo como ejemplo de que dijo lo recto.

Los amigos de Job fueron aceptados a petición de Job, porque YEHOVAH DIOS aceptó la oración de Job.

El Altísimo hizo a Job mediador por sus amigos. Esta debió ser una experiencia humillante e instructiva para los amigos, y una experiencia feliz y sanadora para Job.

Versos del 10 al 11

Job es bendecido y recibido por sus amigos otra vez. YEHOVAH DIOS fue lo suficientemente bueno para restaurar sus riquezas, a pesar de que Job nunca lo pidió.

La agonía de Job siempre estuvo más arraigada en los aspectos más espirituales de su crisis, mucho más que en los materiales.

Sin embargo, una vez que lo espiritual fue resuelto, YEHOVAH DIOS restauró lo material.

Job fue en algún momento un marginado incluso de su propia familia (como se describe en Job 19, 13-14). Ahora estas relaciones fueron restauradas.

Es interesante señalar que se condolieron de él y le consolaron de todo aquel mal que YEHOVAH DIOS había traído sobre él y esto fue incluso después de que sus pérdidas fueran restauradas, fue liberado de su cautividad.

Vale la pena detenerse por un momento en el hecho de que incluso cuando ya todo está bien, Job aun siente el dolor de sus pérdidas y necesita consuelo humano por ellas.

Versos del 12 al 17

El final feliz de la historia de Job. En el inicio de la historia de Job encontramos a un hombre piadoso y bendecido, al final del Libro de Job encontramos a un hombre más bendecido y más piadoso.

Al final, todo el ataque de Satanás sirvió para hacer de Job un hombre más piadoso y bendecido.

Nuestras penas tendrán un final cuando YEHOVAH DIOS haya cumplido su propósito en ellas.

Los propósitos en el caso de Job eran estos, que Satanás pudiera ser derrotado, sus planes desbaratados con sus propias armas, condenado en sus esperanzas cuando tuvo todo a su propia manera.

Job había duplicado sus posesiones bajo la bendición de YEHOVAH DIOS y también se habían duplicado sus hijos.

A Job se le duplicó el número de hijos; porque siguen siendo nuestros aquellos que han sido enviados al seno de Abraham antes que nosotros.

Nada podía reemplazar a los hijos que Job perdió tan trágicamente en Job 1, sin embargo, estos diez hijos fueron de verdadera consolación.

También es algo de evidencia de que la relación de Job con su esposa fue restaurada a la bondad como lo era antes.

Las hijas de Job también fueron bendecidas de una manera única, se les señala como que eran hermosas, y que tuvieron herencia entre sus hermanos.

Hubo, sin duda, una conexión entre la conducta piadosa de Job como hombre de familia (Job 31, 1-4; 31, 9-12) y esta bendición sobre sus hijas.

Los nombres de las hijas de Job son motivo de interés.

· Jemima: “Tórtola” o “Brillo de día.”

· Cesia: “Canela” o “Casia,” un aroma fragante.

· Keren hapuc: “Frasco de perfume”, “Una vasija de pintura de ojo” o “Cuerno de belleza”, la idea era que era tan hermosa que no necesitaba de cosmético alguno.

La vida de Job terminó larga y bendecida, fue bien recompensado como un guerrero que ganó una gran batalla por la gloria de YEHOVAH DIOS.

Con esta prueba se cumplieron los propósitos más grandes e importantes.

Job se volvió un hombre mucho mejor de lo que antes era, las exenciones de la providencia de YEHOVAH DIOS fueron ilustradas y justificadas.

Los propósitos más grandes e importantes fueron cumplidos, las estratagemas de Satanás fueron desenmascarados, la paciencia coronada y recompensada.

La iglesia de YEHOVAH DIOS grandemente enriquecida por haber recibido el gran tesoro de verdad divina que se encuentra en el Libro de Job.

En este gran libro no hay solución de problemas. Hay una gran revelación. Es que DIOS llama al hombre a una relación con ÉL a través del sufrimiento y que la fuerza del alma humana es siempre la del conocimiento de YEHOVAH DIOS.

1 comentario en «Job Capitulo 42»

  1. Gloria a YEHOVAH DIOS que nos da sabiduría y luz para comprender sus misterios, todo el que vive en piedad es acrisolado en medio del fuego para tener un caracter y corazon conforme a su voluntad siendo sustentado en toda prueba por Yehovah para alcanzar una mayor comunión y bendición del Altísimo Padre!!

    Responder

Deja un comentario